Otros Tratamientos para la Sinusitis
English Version

Para Controlar la Congestión
Inhale Vapor
Aunque no se han realizado estudios para evaluar sus beneficios, algunas personas descubren que el inhalar vapor puede ser muy útil para controlar la sinusitis aguda. Estudios muestran un pequeño beneficio cuando se utiliza vapor en esta forma para tratar síntomas del resfriado común.

Una forma de utilizar el tratamiento de vapor es llenar un tazón con agua caliente y de la que salga vapor. Entonces colóquese sobre el tazón en una posición cómoda, y coloque una toalla sobre el tazón y sobre su cabeza para que el vapor quede adentro. Relájese y respire en el vapor por aproximadamente diez minutos cada vez. Usted puede repetir esto varias veces al día. Tenga cuidado de no quemar su rostro al tocar el agua caliente. Otra forma es utilizar compresas calientes sobre su rostro varias veces al día.

Aerosoles Salinos Nasales/Irrigación Nasal
Algunos médicos recomiendan un aparato de irrigación nasal y una solución salina tibia para lavar sus pasajes y senos nasales. Consulte con su médico para ver si le recomienda un aparato en particular. La irrigación nasal más frecuentemente se utiliza en el control de la sinusitis crónica. Existe evidencia de que esto puede ser útil y poca evidencia que sugiera que esto sea dañino.




Referencias:
American Academy of Otolaryngology, Head and Neck Surgery website. Disponible en: http://www.entnet.org/ .

Conn's Current Therapy. 54th ed. W.B. Saunders Company; 2002.

National Institute of Allergy and Infectious Diseases website. Disponible en: http://www3.niaid.nih.gov/ .

Last Reviewed octubre 2012



Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

 

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

 

To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.