Factores de riesgo para escoliosis
English Version

Un factor de riesgo es aquello que incrementa las probabilidades de contraer una enfermedad o condición.

Es posible desarrollar escoliosis con los factores de riesgo listados a continuación o sin ellos. Sin embargo, mientras más factores de riesgo tenga, mayor será su probabilidad de desarrollar escoliosis. Si usted tiene varios factores de riesgo, pregunte a su médico qué puede hacer para reducir su riesgo.

Condiciones médicas
Numerosas condiciones médicas predisponen a los niños a escoliosis, incluso:

Edad
La forma adolescente de escoliosis es por mucho la forma más común. Esta forma ataca a niños mayores de 10 años de edad y, por lo general, avanza hasta que se detiene el crecimiento en la adolescencia.

Sexo
Las curvaturas leves afectan a niños y niñas por igual, pero las niñas son 10 veces más propensas a tener curvaturas que avancen lo suficiente para requerir tratamiento.

Factores genéticos
Usted tiene más probabilidades de padecer escoliosis si otros miembros de su familia la padecen. Sin embargo, si bien no puede predecir qué grado de escoliosis padecerá basándose en la gravedad de la escoliosis padecida por otros miembros de su familia, ciertas pruebas sugieren que las pruebas genéticas podrían ser útiles para predecir la gravedad futura de la escoliosis.




References:
American Academy of Orthopaedic Surgeons website. Available at: http://www.aaos.org/ .

Campbell’s Operative Orthopaedics . 9th edition. Mosby; 1999.

National Institute of Arthritis and Musculoskeletal and Skin Diseases website. Available at: http://www.niams.nih.gov/ .

Ogilvie JW. Update on prognostic genetic testing in adolescent idiopathic scoliosis (AIS). J Pediatr Orthop . 2011 Jan-Feb;31(1 Suppl):S46-48.

Scoliosis Research Society website. Available at: http://www.srs.org/ .

Last Reviewed septiembre 2012



Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

 

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

 

To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.