Cambios en el Estilo de Vida para Controlar la Artritis Reumatoide
English Version

Los cambios en el estilo de vida pueden ayudar a desacelerar el avance de artritis reumatoide y a regresar su nivel normal de funcionamiento. Éstos incluyen:
  • Haga ejercicio
  • Descanse adecuadamente

Haga Ejercicio
El ejercicio cuidadoso y razonable puede ayudar a mejorar la movilidad y la flexibilidad. El ejercicio puede reforzar sus músculos, lo cual podría mantener a sus articulaciones más estables. Consulte a su médico antes de comenzar un programa de ejercicio. Usted necesitará adaptar su programa de ejercicio para que proteja las articulaciones que están afectadas por la artritis reumatoide. Se le puede aconsejar que consulte a un fisiólogo del ejercicio o a un terapeuta físico para que le ayude a diseñar un plan seguro de ejercicio.

Descanse Adecuadamente
Es importante que usted descanse adecuadamente. Aún es importante que usted permanezca lo más activo posible. Hable con su profesional en el cuidado de la salud acerca de cómo alcanzar un equilibrio para que usted descanse bien pero siga haciendo ejercicio adecuado.

Cuándo Contactar a Su Profesional en el Cuidado de la Salud
Siempre contacte a su médico si:
  • Sus síntomas no mejoran con los cambios recomendados
  • Sus síntomas empeoran
  • Usted desarrolla algún nuevo síntoma




Referencias:
Arthritis Foundation website. Disponible en: http://www.arthritis.org/ .

National Institute of Arthritis and Musculoskeletal and Skin Diseases website. Disponible en: http://www.niams.nih.gov/ .

Cecil Textbook of Medicine . 21st ed. W.B. Saunders Company; 2000.

Conn's Current Therapy . 54th ed. W.B. Saunders Company; 2002.

Last Reviewed septiembre 2010



Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

 

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

 

To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.