Reduciendo Su Riesgo de Trastorno de Estrés Postraumático (PTSD)
English Version

Debido a que el PTSD generalmente es una respuesta retrasada a eventos sobre los que usted no tuvo control, es casi imposible reducir su riesgo. Sin embargo, usted puede reducir su riesgo de consecuencias psicológicas negativas después de experimentar trauma con una variedad de técnicas del estilo de vida y psiquiátricas.

Indicaciones Generales
  • Únase a un grupo de apoyo
  • Manténgase en contacto con familiares y amigos
  • Trasládese a un vecindario más seguro, si es necesario
  • Únase a un programa de tratamiento para alcohol o drogas
  • Comience un programa regular de ejercicio
  • Involúcrese con su comunidad
  • Busque asesoría en salud mental
Únase a un Grupo de Apoyo
Muchas comunidades tienen grupos de apoyo para sobrevivientes de trauma. Los grupos pueden brindar apoyo y comprensión emocional para ayudarle a lidiar con sus sentimientos. Se podría sentir incómodo al conocer nuevas personas y hablar de usted mismo, pero con asistencia regular, la mayoría de las personas eventualmente se sentirán más confiadas y abiertas.

Manténgase en Contacto Con Familiares y Amigos
Trabaje para mejorar sus relaciones con su pareja o cónyuge, familia, y amigos. El apoyo mutuo ayudará en su recuperación. Usted se sentirá más "normal" a medida que incremente su apoyo social.

Para obtener más información acerca de cómo incrementar su apoyo social, pulse aquí .

Trasládese a un Vecindario Más Seguro, Si es Necesario
Después de sobrevivir a un trauma, es probable que usted sienta que el mundo es un lugar peligroso y que sus probabilidades de ser lastimado son altas. Si usted vive en un área alta en crímenes, sus creencias y temores serán incluso peores. Si es posible, múdese a un vecindario más tranquilo y más seguro.

Únase a un Programa para el Tratamiento de Alcohol y Drogas
Muchos sobrevivientes de trauma usan el alcohol o las drogas para ayudarles a enfrentar o a olvidar sus sentimientos acerca del trauma. Aunque esto parece tener algunos beneficios a corto plazo, siempre empeora las cosas a largo plazo. Si usted está consumiendo alcohol o drogas para lidiar con el trauma, consiga ayuda para que pueda dejarlos. Con frecuencia, un programa de tratamiento o programa grupal es la manera más efectiva para dejar de consumir alcohol o drogas. Pida a su médico canalizaciones para recibir tratamiento.

Comience un Programa Regular de Ejercicio
El ejercicio puede proporcionar una salida saludable para sus emociones, distraerlo de preocupaciones y recuerdos inquietantes, y ayudar a incrementar su auto-estima y sensaciones de control. El caminar, trotar, nadar, levantar peso, y otras formas de ejercicio pueden ayudar a reducir la tensión física. Hable con su profesional en el cuidado de la salud antes de comenzar un programa de ejercicio.

Para obtener más información acerca de cómo comenzar un programa regular de ejercicio, pulse aquí .

Involúcrese Con Su Comunidad
Involúcrese en una actividad comunitaria como el hacer voluntariado, especialmente si usted no está trabajando. Ya sea que usted elija trabajar con programas de jóvenes, personas de la tercera edad, programas de alfabetización, o servicios en hospitales, o formar parte en deportes comunitarios, es importante que sienta que está haciendo una contribución.

Busque Asesoría en Salud Mental
Cuando usted se esté enfrentando con las secuelas de una experiencia traumática, la asesoría le puede ayudar a entender y a lidiar con estos sentimientos. El lidiar con estos sentimientos le puede ayudar a reducir las probabilidades de desarrollar PTSD. Existe una variedad de estilos de asesoría disponibles. Hable con su médico acerca del mejor para usted.




Referencias:
National Center for Post-Traumatic Stress Disorder website. Disponible en: http://www.ncptsd.va.gov/ .

Anxiety Disorders Association of Americawebsite. Disponible en: http://www.adaa.org/ .

Last Reviewed noviembre 2012



Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

 

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

 

To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.