Diagnóstico de síndrome premenstrual (SPM)
English Version

Como el síndrome premenstrual (SPM) incluye una gran variedad de síntomas, puede resultar difícil establecer un diagnóstico específico. Por lo tanto, es necesario llevar un registro de sus síntomas físicos y emocionales mensualmente. Esto ayudará a su médico a establecer un diagnóstico preciso. Es muy probable que los síntomas aparezcan una o dos semanas antes de menstruar. Cuando los síntomas aparecen aproximadamente en el mismo momento cada mes, el SPM es la condición probable.

Valoración Inicial
El médico le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes clínicos. El ritmo de sus síntomas y su impacto en las actividades diarias son muy importantes de considerar. Usted podría recibir un cuestionario o una tabla para llevar el registro de sus malestares.

Evaluación física y pruebas
Una evaluación física completa brindará información importante. Aunque no existe un solo hallazgo que confirme el diagnóstico de SPM, su médico deseará buscar signos que puedan indicar otras condiciones. Algunos ejemplos incluyen trastornos tiroideos , diabetes , síndrome de fatiga crónica , endometriosis , perimenopausia (si es mayor de 40 años) o efectos secundarios por los medicamentos.

Evaluación psicológica
A veces, una condición de salud mental subyacente puede estar presente. Los síntomas pueden empeorar durante la fase premenstrual de su ciclo. También se podrían recomendar exámenes para detectar depresión , ansiedad u otras condiciones de salud mental.




References:
Premenstrual syndrome. ACOG Practice Bulletin Number 15. April 2000.

Premenstrual syndrome. EBSCO DynaMed website. Available at: http://www.ebscohost.com/dynamed/ . Updated June 14, 2012. Accessed August 24, 2012.

Last Reviewed marzo 2013



Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

 

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

 

To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.