Reduciendo Su Riesgo de la Enfermedad de Lyme
English Version

Las claves para reducir el riesgo de la enfermedad de Lyme son el evitar la garrapatas en las áreas en las que usted vive o trabaja, y protegerse de adquirir alguna garrapata en su cuerpo.

Reduzca o Evite las Áreas con Garrapatas
Reducir o evitar las áreas donde haya garrapatas puede disminuir sus probabilidades de ser picado. Para hacer esto:
  • Evite áreas humedad, en la sombra, con árboles o arbustos.
  • Cuando camine en el exterior, manténgase en las veredas limpias y bien transitadas, y ande por el centro del camino para evitar el pasto y los arbustos crecidos.
  • Evite sentarse en el suelo o sobre piedras.
  • Remueva las hojas caídas, los arbustos y las pilas de madera de la proximidad de su casa y de las esquinas de su patio.
  • Pode el pasto con frecuencia.
  • Disuada a los animales que transportan a las garrapatas de entrar en su propiedad; construya cercas y elimine paredes de piedra.

Use Ropa Adecuada
La ropa adecuada puede ayudar a protegerlo de las picaduras de garrapatas. Cuando pase tiempo a la intemperie en áreas donde puedan existir garrapatas, deberá:
  • Utilizar pantalones largos y playeras de manga larga y de colores claros. Esto facilita el que usted vea a cualquier garrapata que se le pudiera pegar.
  • Meta la camisa dentro de sus pantalones y los pantalones dentro de sus calcetines. Utilice un gorro y zapatos cerrados. Esto dificulta el que las garrapatas entren en contacto con su piel.
  • Ponga sus ropas en la secadora por aproximadamente 20 minutos después de pasar tiempo a la intemperie. Esto aniquilará cualquier garrapata que haya perdido de vista.

Utilice Repelente contra Insectos
Aplique un repelente contra insectos que contenga DEET en ropa y en la piel expuestas. Siga cuidadosamente las instrucciones para su uso. Los repelentes para insectos que contienen permetrina pueden aplicarse en los pantalones, calcetines y en los zapatos. Cuando usted vuelva al interior, lávese el repelente de su piel.

Revise y Quite las Garrapatas
La garrapata usualmente debe adherirse a su piel por lo menos por 24-48 horas para que la bacteria llegue a su torrente sanguíneo. Para asegurar una remoción rápida de cualquier garrapata adherida usted debe:
  • Hacer revisiones frecuentes de garrapatas, incluyendo un examen desnudo y de cuerpo entero en cuanto regrese de haber estado a la intemperie.
  • Si usted encuentra alguna garrapata, haga lo siguiente:
    • Con unas pinzas de punta fina, agarre a la garrapata en el lugar de donde se adhirió, cerca de la piel.
    • Cuidadosamente jale la garrapata para quitarla.
    • Guarde la garrapata en un vaso pequeño y marque la fecha.
    • Lávese las manos y limpie las pinzas con alcohol.
    • Reporte la picadura a su médico.
    • Observe cuidadosamente cualquier señal de la enfermedad de Lyme, especialmente un sarpullido en el sitio de la picadura y/o fiebre; los síntomas generalmente aparecen dentro de un periodo de 30 días después de la picadura.

Antibióticos Preventivos
La mayoría de los doctores actualmente no recomiendan tomar antibióticos preventivos después de la picadura de una garrapata, pero un tratamiento antibiótico ha demostrado reducir significativamente la tendencia a desarrollar la enfermedad de Lyme. Si es picado por una garrapata, usted debe consultar con su médico para ver si tomar uno o más dosis de antibióticos es adecuado para usted.




Referencias:
American Lyme Disease Foundation website. Disponible en: http://www.aldf.com/ .

Infectious Diseases Society of America website. Disponible en: http://www.idsociety.org/ .

Lyme Disease Foundation website. Disponible en: http://www.lyme.org/ .

National Institute of Allergy and Infectious Diseases website. Disponible en: http://www3.niaid.nih.gov/ .

Last Reviewed octubre 2012



Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

 

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

 

To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.