Síntomas de Cáncer Pulmonar
English Version

Los síntomas son el resultado del daño al pulmón o a otras estructuras que están cerca del pulmón en el mediastino o en los tejidos circundantes. Éstos incluyen:
  • Tos persistente y que empeora
  • Ronquera o cualquier cambio en la calidad de la voz
  • Escupir sangre
  • Falta de aliento
  • Sibilancia
  • Neumonía o bronquitis frecuentes
  • Dolor pectoral

Síntomas que pueden afectar a todo su cuerpo incluyen:
  • Inflamación del cuello y del rostro
  • Pérdida del apetito
  • Pérdida de peso
  • Fatiga
  • Fiebre
  • Nuevo dolor en la espalda o en los huesos
  • Nueva incapacidad para controlar la vejiga o los intestinos
  • Actividad de ataques, debilidad específica, o adormecimiento
  • Problemas de coagulación inexplicables que dan como resultado ataque cardiaco o apoplejía

Nota: Estos síntomas también pueden ser ocasionados por otras condiciones de salud menos serias. Si usted está experimentando estos síntomas, acuda a su médico.

Rara vez, el cáncer pulmonar puede causar problemas sistémicos aparentemente sin relación. Estos problemas pueden incluir coagulación anormal, dedos en palillo de tambor, incremento de calcio en la sangre o reducción de sodio en la sangre, e incremento en la densidad ósea en las terminaciones de la muñeca (osteopatía hipertrófica).




Referencias:
American Cancer Societywebsite. Disponible en: http://www.cancer.org/docroot/home/index.asp .

American Lung Associationwebsite. Disponible en: http://www.lungusa.org/site/pp.asp?c=dvLUK9O0E&b=22542 .

National Cancer Institutewebsite. Disponible en: http://www.cancer.gov/ .

Last Reviewed septiembre 2012



Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

 

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

 

To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.