Tratamientos para Leucemia
English Version

El objetivo del tratamiento para la leucemia aguda es destruir toda la evidencia de la enfermedad, con la sangre y médula ósea de vuelta a lo normal. El objetivo del tratamiento para leucemia crónica es controlar los síntomas y avance de la enfermedad, debido a que rara vez se puede curar. Sin embargo, el curso de la leucemia crónica tiende a ser muy prolongado, y los pacientes podrían vivir muchos años con síntomas mínimos, incluso sin tratamiento. Una vez que se necesite tratamiento para leucemia crónica, los pacientes aún pueden tener años de buen control aunque la enfermedad todavía esté presente.

El tratamiento dependerá del tipo de leucemia que tenga, las características celulares, la extensión de la enfermedad, tratamientos previos, sus síntomas, y su salud en general. Se pueden usar varias terapias en combinación. La leucemia aguda requiere cuidado médico inmediato. Sin embargo, si usted tiene leucemia crónica, el médico podría sugerir posponer el inicio del tratamiento y esperar cambios. Esperar a que ocurran cambios parece no incrementar el índice de mortalidad en personas que han sido diagnosticadas con una forma crónica de leucemia.

El tratamiento involucra lo siguiente:




Referencias:
American Cancer Society website. Disponible en: http://www.cancer.org/docroot/home/index.asp .

Cecil Textbook of Medicine . 21st ed. W.B. Saunders Company; 2000.

Conn's Current Therapy 2001 . 53rd ed. W.B. Saunders Company; 2001.

The Leukemia & Lymphoma Societywebsite. Disponible en: http://www.leukemia-lymphoma.org/hm_lls .

National Cancer Institutewebsite. Disponible en: http://www.cancer.gov/ .

Textbook of Primary Care Medicine . 3rd ed. Mosby, Inc.; 2001.

Last Reviewed noviembre 2012



Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

 

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

 

To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.