Procedimientos Quirúrgicos para Hipertiroidismo
English Version

Aunque alguna vez fue popular en el pasado, el tratamiento quirúrgico para el hipertiroidismo se lleva a cabo rara vez hoy en día. Las siguientes son situaciones en las cuales puede ser adecuado considerar tratamiento quirúrgico:
  • Usted tiene enfermedad de Graves y no puede tolerar medicamentos o no es un buen candidato para el tratamiento con yodo radioactivo .
  • Usted tiene una glándula tiroides muy grande, la cual interfiere con la respiración o deglución.
  • Usted tiene un hijo con hipertiroidismo.
  • Usted está embarazada y tiene hipertiroidismo.

Aunque la cirugía es una cura permanente para el hipertiroidismo en el 90% de los casos, la cirugía provoca tiroidismo , una condición que requiere someterse a tratamiento médico y medicamentos. Otras complicaciones poco comunes incluyen parálisis de las cuerdas vocales lo cual causa voz ronca, sangrado, sitio de la herida infectado, y bajo nivel de calcio en suero.

Tiroidectomía
Tiroidectomía es la extirpación total o parcial de la glándula tiroides. A la extirpación de sólo un lóbulo de la tiroides se le llama lobectomía tiroidal, tiroidectomía parcial, o tiroidectomía subtotal.




Referencias:
Alexander's Care of the Patient During Surgery. 11th ed. Mosby; 1999.

American Association of Clinical Endocrinologists website. Disponible en: http://www.aace.com/.

Current Surgical Diagnosis and Treatment. 10th ed. Appleton & Lange; 1994.

Palit TK, Miller CC, Miltenburg DM. The efficacy of thyoridectomy for Grave's disease. A meta-analysis. J Surg Res. 2000;90:161-165.

Last Reviewed noviembre 2012



Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

 

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

 

To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.