Condiciones En Profundidad: Ataque Cardiaco
English Version

Un ataque cardiaco ocurre cuando el flujo sanguíneo al corazón se interrumpe. Esto priva al músculo cardiaco de oxígeno, causando daño al tejido o muerte del tejido. Otros nombres para el ataque cardiaco incluyen ataque coronario, infarto al miocardio, trombosis coronaria, y oclusión coronaria.

Ataque Cardiaco

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Un ataque cardiaco es un resultado de la enfermedad de arterias coronarias (CAD) , también llamada enfermedad cardiaca coronaria. Si se acumula demasiada placa (material adiposo) en las arterias coronarias, esto puede reducir el flujo sanguíneo al corazón. Si la placa se desprende, se formará un coágulo sanguíneo que podría cerrar o estrechar severamente la arteria. Un ataque cardiaco ocurre cuando el coágulo obstruye el flujo sanguíneo al corazón. Las células en el corazón comienzan a morir si están sin sangre rica en oxígeno durante más de unos minutos. También puede ocurrir un ataque cardiaco si una arteria que abastece al corazón comienza a tener espasmos o a contraerse. El espasmo disminuye o puede detener el flujo sanguíneo. Un ataque cardiaco puede ser el resultado de un espasmo severo.

Coágulos Sanguíneos en el Corazón

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Más de 13 millones de personas en los Estados Unidos tienen enfermedad cardiaca coronaria, y cada año aproximadamente 1,200,000 estadounidenses sufren un ataque cardiaco.




Referencias:
American Heart Association website. Disponible en: http://www.americanheart.org .

Harrison's Principles of Internal Medicine . 16th ed. McGraw-Hill; 2004.

Last Reviewed septiembre 2012



Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

 

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

 

To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.