Reduciendo Su Riesgo de Enfermedad Renal en Etapa Terminal (ESRD)
English Version

Para ayudar a reducir su riesgo de ESRD, siga estas indicaciones:

Disminuya la Presión Arterial Elevada
Mantener una presión arterial normal podría prevenir la insuficiencia renal. Revise regularmente su presión arterial. Si usted tiene presión arterial elevada, tome sus medicamentos para la presión arterial como se lo indique su médico y dele seguimiento regularmente.

Mantenga los Niveles de Azúcar Sanguínea Bajo Control
Mantener los niveles de azúcar sanguínea lo más cerca posible de lo normal ayuda a prevenir enfermedades renales. Revise regularmente su nivel de azúcar sanguínea si usted está en riesgo de diabetes . Si usted tiene diabetes, siga el medicamento, dieta, y plan de ejercicio recomendados por su médico.

Disminuya el Colesterol Elevado y los Triglicéridos
Disminuir los niveles de colesterol y de triglicéridos al rango normal puede desacelerar el avance de la insuficiencia renal. Los medicamentos de estatinas se usan comúnmente para este propósito.

Tratamiento Agresivo de Proteinuria
El tratamiento agresivo de proteinuria (filtración de proteínas en la orina) con medicamentos, como inhibidores ACE y bloqueadores del receptor de angiotensina, ha sido efectivo para desacelerar el deterioro de la función renal en pacientes con insuficiencia renal crónica.

No Abuse de Medicamentos o Drogas Ilegales
El abuso de medicamentos de venta libre para el dolor y de drogas ilegales puede dañar a los riñones. Tome medicamentos sólo como se lo indiquen.




Referencias:
National Institute of Diabetes & Digestive & Kidney Diseases website. Disponible en: http://www2.niddk.nih.gov/ .

National Kidney Foundation website. Disponible en: http://www.kidney.org/ .

Yu HT. Progression of chronic renal failure. Arch Int Med. 2003;163:1417-1429

Last Reviewed octubre 2012



Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

 

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

 

To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.