Procedimientos Quirúrgicos para Endometriosis
English Version

La intervención quirúrgica es el tratamiento más agresivo para la endometriosis. La cirugía se puede llevar a cabo si usted:
  • No responde a otro tratamiento
  • Tiene edad más avanzada y siente que necesita quedar embarazada más rápido
  • Tiene cambios físicos severos debido a la enfermedad

Los dos principales procedimientos quirúrgicos usados son la laparoscopía e histerectomía con o sin salpingo-ooforectomía bilateral (extirpación de las trompas de falopio y ovarios).

Laparoscopía
La laparoscopía es un procedimiento quirúrgico menor que se realiza a través de pequeñas incisiones en forma de "ojo de cerradura" en el abdomen. Se insertan una cámara muy pequeña e instrumentos quirúrgicos a través de estas pequeñas aberturas. Esta cámara proyecta una imagen del interior del abdomen en una pantalla de video. Esto permite que el cirujano vea cualquier tejido endometrial que pudiera estar en el útero, trompas de falopio, ovarios, revestimiento de la pelvis, y otras estructuras. Se insertan instrumentos quirúrgicos a través de otros pequeños cortes y se usan para cortar o quemar crecimientos endometriales y para dividir el tejido cicatrizante.

Para una laparoscopía, es más probable que usted sea puesta a dormir con anestesia general. Normalmente, este procedimiento tarda aproximadamente 1-2 horas, pero podría tardar más tiempo dependiendo de la cantidad de crecimientos endometriales que se necesitan extirpar.

La laparoscopía es una buena opción si usted desea quedar embarazada o no puede tomar medicamentos hormonales.

Histerectomía
Generalmente considerada la opción de último recurso, una histerectomía es la extirpación quirúrgica del útero. Los ovarios y trompas de falopio se podrían extirpar al mismo tiempo; a esto se le llama salpingo-ooforectomía bilateral. Durante el procedimiento, también se extirpan crecimientos endometriales en otros órganos.

Generalmente, a éste se le considera el tratamiento más efectivo para endometriosis severa. Debido a que los ovarios están desempeñando una función crucial en la estimulación hormonal de la endometriosis y debido a que por lo general éstos están involucrados en los implantes reales de la enfermedad, la histerectomía sin extirpación de los ovarios con frecuencia no logra ser un tratamiento efectivo para la paciente.

Aproximadamente el 50% de mujeres tratadas con histerectomía sola, necesitaron posteriormente otra operación a causa de problemas continuos con la endometriosis. Después que usted se ha sometido a esta cirugía, ya no puede quedar embarazada y tendrá todos los efectos secundarios de la menopausia si se le extirpan los ovarios.

Para una histerectomía, usted será puesta a dormir con anestesia general. El procedimiento por lo general tarda varias horas, dependiendo de la extensión de la endometriosis.




Referencias:
American College of Obstetrics and Gynecologywebsite. Disponible en: http://www.acog.org/ . Accedido marzo 2, 2006.

American Medical Association website. Disponible en: http://www.ama-assn.org/ . Accedido marzo 2, 2006.

Kistner's Gynecology and Women's Health . 7th ed. Mosby-Year Book; 1999.

National Institute of Child Health and Human Development website. Disponible en: http://www.nichd.nih.gov/ . Accedido marzo 1, 2006.

The Society of American Gastrointestinal and Endoscopic Surgeons website. Disponible en: http://www.sages.org/ . Accedido marzo 2, 2006.

Farquhar C, Sutton C. The evidence for the management of endometriosis. Curr Opinion in Obstet & Gynecol. 1998;10(4):321-332.

Jacobson TZ, Barlow DH, Garry R, Koninckx P. Laparoscopic surgery for pelvic pain associated with endometriosis. Cochrane Database of Systematic Reviews. 2001;(4):CD001300.

Last Reviewed septiembre 2012



Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

 

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

 

To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.