Síntomas de la Enfermedad Pulmonar Obstructora Crónica (COPD)
English Version

Los síntomas de COPD son leves al principio pero se vuelven más severos y debilitantes a medida que la enfermedad avanza.

Pulmón Normal y Pulmón Enfisémico

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Síntomas Tempranos de COPDTos Matutina
La tos diaria por la mañana, lo cual generalmente comienza a notarse en los meses invernales, con esputo (mucosidad proveniente de los pulmones) transparente es el síntoma más temprano de COPD. La tos puede empeorar durante un resfriado o infección respiratoria y la mucosidad puede tornarse amarillenta o verdosa.

Sibilancia
Un sonido de sibilancia o de susurro quizás se escuche cuando exhala, lo cual se prolonga. Con frecuencia la sibilancia empeora con un resfriado o infección respiratoria.

Falta de Aliento
Este síntoma se desarrolla a medida que la COPD empeora progresivamente. Al principio, la falta de aliento quizás sólo ocurra con el esfuerzo físico, pero a medida que la enfermedad se vuelve más avanzada, puede ocurrir después de una actividad muy modesta. Cuando la enfermedad se vuelve severa, la falta de aliento ocurre incluso cuando se está en reposo.

Síntomas de COPD Más AvanzadaFalta de Aliento Severo y Tos Crónica, Persistente y Productiva
Incluso actividades muy leves producen una falta de aliento significativa. Los ataques repetidos de tos con producción de esputo pueden volverse discapacitantes. La tos nocturna puede interferir con el sueño y quizás le ocasione la sensación de asfixia cuando esté recostado. La dificultad para respirar puede ocasionar que quienes la padezcan respiren a través de la boca o que se inclinen hacia adelante cuando estén sentados o de pie para poder respirar con mayor comodidad.

Fatiga y Cambios Mentales
Los ataques repetidos de tos y el intercambio deficiente de oxígeno dentro de los pulmones conlleva a fatiga, dolor de cabeza y cambios mentales, tales como irritabilidad, ansiedad o dificultad para dormir y concentrarse.

Problemas Cardiacos
La COPD hace que el corazón trabaje más, especialmente el lado derecho del corazón, el cual bombea sangre a los pulmones. Las paredes del corazón se vuelven gruesas debido al trabajo extra necesario para bombear sangre dentro de los pulmones que se resisten. El ritmo normal del corazón también puede verse alterado. La falta de oxígeno en su sangre puede producir una coloración azulada en la piel, en la uñas, y en los labios, a lo cual se le llama cianosis.

Acumulación de Líquido
El esfuerzo extra en el lado derecho del corazón podría ocasionar una reducción en la circulación de la sangre. Esto, a su vez, puede ocasionar una saturación de las venas mayores y del hígado, y eventualmente una fuga de líquido en el abdomen, las piernas y en los tobillos (edema). Esta insuficiencia del lado derecho del corazón se denomina cor pulmonale.

Tamaño Crecido del Pecho
Debido a que la COPD destruye la estructura pulmonar normal, usted no puede exhalar completamente. El aire queda atrapado en los pulmones, los cuales se vuelven hiperinflados, ocasionando que el pecho se expanda, lo cual conlleva a una condición permanente que se denomina "pecho de barril."

Riesgo Incrementado de Serias Infecciones Pulmonares
La acumulación de mucosidad y de líquido en los pulmones provee un ambiente ideal para que las bacterias y virus crezcan. Estas infecciones pulmonares podrían volverse bastante serias, posteriormente comprometiendo la capacidad respiratoria.




Referencias:
American Lung Associationwebsite. Disponible en: http://www.lungusa.org/site/pp.asp?c=dvLUK9O0E&b=22542 .

National Heart, Lung, and Blood Institutewebsite. Disponible en: http://www.nhlbi.nih.gov/ .

Last Reviewed octubre 2012



Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

 

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

 

To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.