Reduciendo Su Riesgo de Insuficiencia Cardiaca Congestiva (CHF)
English Version

Si usted está en riesgo de desarrollar insuficiencia cardiaca congestiva (CHF), puede tomar medidas para prevenirla al adherirse a las siguientes indicaciones recomendadas en el estilo de vida:
  • Pierda el Exceso de Peso
  • Discontinúe o Evite Fumar
  • Consuma una Dieta Baja en Sodio
  • Limite las Grasas y el Colesterol
  • Mantenga una Presión Arterial Normal
  • Disminuya o Discontinúe el Consumo de Alcohol
  • Haga Ejercicio Regularmente

Pierda el Exceso de Peso
El exceso de peso puede ejercer un esfuerzo sobre el músculo cardiaco, lo cual puede conllevar eventualmente a CHF. Si usted tiene sobrepeso, adopte un plan alimenticio razonable que le permita perder peso gradualmente y mantenga su peso en el nivel deseado.

Discontinúe o Evite Fumar
Fumar daña sus vasos sanguíneos, reduce la cantidad de oxígeno en su sangre, y fuerza a su corazón para trabajar más fuerte. Discuta con su médico la mejor manera para ayudarle a dejar de fumar.

Consuma una Dieta Baja en Sodio
Los alimentos que son altos en sodio (sal) causan que su cuerpo retenga líquidos. Esto provoca una carga de trabajo incrementada para su corazón, y puede empeorar síntomas de falta de aliento e inflamación en los tobillos, piernas, y pies. Trate de restringir su consumo de sodio a 2,000 mg diariamente. Usted también podría consultar con un dietista para conocer acerca de fuentes "ocultas" de sodio en los alimentos.

Limite las Grasas y el Colesterol
Las dietas que son altas en grasas saturadas y colesterol incrementan su riesgo de desarrollar enfermedad de las arterias coronarias , lo cual puede conllevar a CHF. Usted podría consultar con un dietista para conocer cuáles alimentos debería restringir o evitar para ayudar a reducir las grasas saturadas y el colesterol. Algunos alimentos que contienen colesterol y/o grasa saturada incluyen:
  • Carnes procesadas altas en grasa, como boloña, salchichas, hot dogs
  • Grasas sólidas, como manteca vegetal, mantequilla en barra, o manteca de cerdo
  • Leche entera, crema, helado, y queso
  • Productos horneados que contengan yemas de huevo y mantequilla
  • Alimentos fritos, como pollo frito, papas a la francesa, y papas fritas
  • Carnes rojas grasosas o carnes de órganos (como hígado)
  • Aceites saturados como aceite de coco, aceite de palma, y aceite de nuez de palma

Mantenga una Presión Arterial Normal
La presión arterial elevada (hipertensión) es un factor de riesgo crucial para CHF. Los pacientes con presión arterial mal controlada tienen dos veces mayor riesgo de desarrollar insuficiencia cardiaca, en comparación con aquellos que tienen presión arterial normal. La hipertensión causa que el músculo cardiaco trabaje más fuerte de lo normal. En respuesta a esta carga de trabajo incrementada, el músculo cardiaco podría engrosarse, y eventualmente dilatarse. Este esfuerzo incrementado sobre el corazón, y los cambios en el músculo a raíz del esfuerzo, eventualmente podrían provocar un músculo cardiaco debilitado, y finalmente insuficiencia cardiaca. Discuta con su médico la mejor manera para alcanzar y mantener una presión arterial saludable.

Reduzca o Discontinúe el Consumo de Alcohol
El consumo excesivo de alcohol puede debilitar al corazón, y predisponerlo a ritmos anormales. El alcohol también podría reaccionar con ciertos medicamentos para el corazón. Usted debería reducir el consumo de alcohol si está en riesgo de desarrollar CHF; usted necesitará discontinuar definitivamente el consumo de alcohol si desarrolla CHF. Hable con su médico acerca de cómo lograr mejor este objetivo.

Haga Ejercicio Regularmente
Para personas que no han desarrollado CHF, se recomienda el ejercicio aeróbico regular (como caminar vigorosamente o usar una bicicleta estacionaria o caminadora). El ejercicio reforzará al músculo cardiaco y reducirá la presión arterial, y se recomienda con moderación (al menos 3-4 veces a la semana durante 30 minutos). Las personas con CHF deberían discutir el ejercicio con su médico. Dependiendo de sus síntomas, la severidad de su CHF, y el grado de ejercicio que quiera hacer, su médico decidirá si usted necesita una prueba de ejercicio antes de emprender un programa de ejercicio. Su médico podría darle una "prescripción de ejercicio." En general, no se recomienda levantar objetos pesados y el agotamiento excesivo para personas con CHF severa.




Referencias:
American Heart Association website. Disponible en: http://www.americanheart.org/presenter.jhtml?identifier=1200000 .

National Heart, Lung, and Blood Institute website. Disponible en: http://www.nhlbi.nih.gov/ .

Last Reviewed septiembre 2012



Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

 

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

 

To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.