Síntomas de Cataratas
English Version

A medida que se desarrolla una catarata, usted podría no percibir cambios en su visión. Las cataratas tienden a desarrollarse lentamente, así que la visión empeora gradualmente. Debido a que el cambio es gradual, muchas personas no se dan cuenta que están perdiendo visión. Algunas personas con una catarata descubren que su visión de primer plano mejora a medida que la catarata madura, pero esto sólo es temporal. La visión empeora a medida que la catarata madura.

Los síntomas podrían incluir:
  • Visión nublada o borrosa
  • Los colores parecen descoloridos o las imágenes parecen con un matiz amarillo
  • Mal contraste
  • Mala visión nocturna
  • Dificultad para leer
  • Visión doble o múltiple (este síntoma con frecuencia desaparece a medida que la catarata madura)
  • Miopía incrementada, requiriendo cambios frecuentes en prescripción de gafas o lentes de contacto
  • Problemas con la luz, incluyendo
    • Faros que parecen demasiado brillantes por la noche
    • Deslumbrarse por lámparas o luz solar muy brillante
    • Un halo alrededor de las luces
    • Tratar de leer en luz brillante
    • Problemas al trasladarse de un área oscura a un área iluminada
  • En casos poco comunes, una catarata podría causar un ataque agudo de glaucoma.

Estos síntomas también pueden ser señales de otros problemas oculares. Si usted tiene alguno de estos síntomas, consulte inmediatamente a su oftalmólogo.




Referencias:
Mayo Foundation for Medical Education and Researchwebsite. Disponible en: http://www.mayo.edu/ .

The Merck Manual of Medical Information. 17th ed. Simon and Schuster, Inc; 2000.

National Eye Institute website. Disponible en: http://www.nei.nih.gov/ .

Last Reviewed septiembre 2011



Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

 

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

 

To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.