Factores de Riesgo para Cáncer de Seno
English Version

Un factor de riesgo es aquello que incrementa su probabilidad de contraer una enfermedad o condición.

Es posible desarrollar cáncer de seno con o sin los factores de riesgo listados a continuación. Sin embargo, mientras más factores de riesgo tenga, será mayor su probabilidad de desarrollar cáncer de seno. Si usted tiene numerosos factores de riesgo, pregunte a su médico lo que puede hacer para reducir su riesgo.

Sexo
El cáncer de seno se encuentra predominantemente en mujeres y es la forma más común de cáncer en mujeres estadounidenses. Sin embargo, los hombres también pueden desarrollar cáncer de seno; se estima que aproximadamente 2,100 hombres desarrollarán cáncer de seno en los Estados Unidos en el 2007. Y aunque existe gran énfasis sobre los factores de riesgo para el desarrollo de cáncer de seno, muchos casos ocurren en pacientes sin factores de riesgo conocidos. Tener senos lo hace estar en riesgo de tener cáncer de seno.

Factores Genéticos
Las mujeres que tienen un historial familiar de cáncer de seno (madre, hermana, o hija) tienen un factor de riesgo más alto de desarrollar cáncer de seno. Sin embargo, no tener un historial familiar no la protege de desarrollar cáncer de seno; aproximadamente del 90% al 95% de mujeres que desarrollan cáncer de seno no tienen historial familiar de esta enfermedad.

Además, tener una mutación en el gen del cáncer de seno BRCA1 o BRCA2 incrementa su riesgo.

Edad
El cáncer de seno se puede desarrollar a cualquier edad en la adultez. Sin embargo, es bastante raro en mujeres menores de 35 años. La probabilidad de desarrollar cáncer de seno incrementa con la edad, y tres de cada cuatro casos ocurren en mujeres mayores de 50 años de edad. Sin embargo, nunca es seguro decir que "usted es demasiado joven para tener cáncer de seno".

Condición Médica
Se ha encontrado que las siguientes condiciones médicas incrementan el riesgo de desarrollar cáncer de seno:
  • Previo historial personal de cáncer de seno, u otras anormalidades en el tejido del seno
  • Senos que tienen una proporción alta de tejido lobular y ductal en lugar de tejido adiposo (es decir, senos densos)
  • Previa exposición del seno a radioterapia antes de los 30 años de edad
  • Embarazo después de los 30 años, o ningún embarazo en absoluto
  • Tener sobrepeso, particularmente después de la menopausia
  • Exposición incrementada a estrógeno, la cual incluye:
    • Primer periodo menstrual antes de los 13 años de edad
    • Menopausia después de los 51 años de edad
    • Uso prolongado de terapia de reemplazo de estrógeno, especialmente sin oposición por progesterona
  • Exposición a grandes cantidades de radiación (rayos X o tratamiento para el cáncer), como tratamiento para escoliosis o tratamiento para enfermedad de Hodgkin
  • Previos resultados de biopsia que indiquen hiperplasia atípica o formación de cicatriz radial

Factores Específicos del Estilo de Vida
Los factores del estilo de vida que incrementan el riesgo de cáncer de seno incluyen:
  • Tomar tres o más bebidas alcohólicas diariamente
  • Estilo de vida sedentario
  • Fumar

Origen Étnico
En los Estados Unidos, las mujeres caucásicas, hawaianas, y afroamericanas tienen los índices más altos de cáncer de seno. Los índices más bajos ocurren entre mujeres coreanas, indias americanas, y vietnamitas.




Referencias:
National Breast and Cervical Cancer Early Detection Program, Centers for Disease Control and Prevention website. Disponible en: http://www.cdc.gov/cancer/nbccedp/ . Accedido enero 31, 2006.

National Cancer Institute website. Disponible en: http://www.cancer.gov . Accedido enero 31, 2006.

National Center for Women's Health website. Disponible en: http://www.4woman.gov/ . Accedido enero 31, 2006.

Last Reviewed septiembre 2012



Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

 

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

 

To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.