Factores de Riesgo para Tumores Cerebrales
English Version

Un factor de riesgo es aquello que incrementa sus probabilidades de contraer una enfermedad o condición.

Es posible desarrollar tumores cerebrales con o sin los factores de riesgo listados a continuación. Sin embargo, mientras más factores de riesgo tenga, será mayor su probabilidad de desarrollar tumores cerebrales. Si usted tiene numerosos factores de riesgo, pregunte a su médico lo que puede hacer para reducir su riesgo.

Existen pocos factores de riesgo conocidos para tumores cerebrales, principalmente porque se conoce poco acerca de las causas de los tumores cerebrales. Algunos cánceres metastásicos que se trasladan al cerebro desde el pulmón, seno, piel (melanoma), y algunos otros sitios tienen factores de riesgo que se pueden identificar.

Exposiciones Ambientales
  • Radiación ionizante
  • Posiblemente toxinas ambientales y/o industriales
    • Refinamiento de petróleo
    • Fabricación de caucho
Edad
Los niños adquieren relativamente más tumores cerebrales primarios que las personas mayores. Las personas mayores adquieren tumores cerebrales más metastásicos, los cuales comienzan en cualquier otra parte en el cuerpo y después se propagan al cerebro.

Factores Genéticos
Varias enfermedades hereditarias poco comunes pueden predisponer a una persona a tumores cerebrales.

Factores del Estilo de Vida Relacionados con Tumores Cerebrales Secundarios
  • Fumar incrementa el riesgo de numerosos tipos de cáncer, incluyendo pulmonar y renal, que con frecuencia sufren metástasis hacia el cerebro.
  • La exposición al sol incrementa el riesgo de melanoma.



Referencias:
Harrison's Principles of Internal Medicine . 14th ed. McGraw-Hill; 1998.

Textbook of Clinical Neurology . WB Saunders; 1999.

Last Reviewed septiembre 2012



Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

 

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

 

To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.