Cambios en el Estilo de Vida para Controlar Arritmias (Alteraciones del Ritmo Cardiaco)
English Version

Algunas alteraciones del ritmo cardiaco son inofensivas y usted podría no estar consciente de ellas. Algunas limitan la efectividad de su corazón y podrían causar falta de aliento o fatiga. Otras podrían hacerlo sentir mareado periódicamente o hacerlo desmayarse y podrían ser advertencias de eventos más serios por venir.

Indicaciones Generales para Controlar las ArritmiasControlando la Fatiga
Si su arritma causa que usted se canse fácilmente, podría tener que limitar sus actividades físicas. Hable con su médico acerca de qué tanta actividad física es adecuada para usted. Si usted está siendo tratado para insuficiencia cardiaca crónica (la cual causa que usted se canse fácilmente), una arritmia puede empeorar la condición, y corregir la arritmia podría mejorar sus síntomas.

Controlando la Pérdida Repentina de Control
Si su arritmia pudiera causar que usted pierda el control sin advertencia, evite situaciones que requieran alerta constante, como manejar. Por su bien y por la seguridad de otras personas, no opere vehículos motorizados o equipo peligroso hasta que se haya resuelto el riesgo de perder el control. Evite trabajar o incluso estar en lugares peligrosos, como escaleras, azoteas, árboles, acantilados, etc.

Cuándo Contactar a Su Médico
Familiarícese con los síntomas de las arritmias y repórtelos a su médico inmediatamente.




Referencias:
Harrison's Principles of Internal Medicine. 14th ed. McGraw-Hill; 1998.

National Heart, Lung, and Blood Institute website. Disponible en: http://www.nhlbi.nih.gov/ .

Last Reviewed septiembre 2012



Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

 

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

 

To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.