Caminatas para el cuerpo y la mente: Medicina para el cuerpo y el espíritu
English Version


El estrés lo sigue a todos lados, incluso cuando hace ejercicio, y tiene una voz potente. Le recuerda todo lo que tiene que hacer y todo aquello que viene postergando. Hace que sienta el cuerpo cansado y aletargado, y lo convence de que ejercitarse es difícil. ¿Qué no daría por dejar a un lado el estrés y tomarse un descanso? Pero tiene demasiadas cosas para hacer. El tiempo es oro. Sin embargo, puede combinar un ejercicio para el cuerpo con uno para la mente a través de una caminata que beneficia a ambos.

Nada nuevo bajo el sol
Henry David Thoreau ya sabía de las caminatas para el cuerpo y la mente cuando, hace más de 100 años, escribió: “Me asusta cuando me doy cuenta de que me adentré en el bosque con el cuerpo sin hacerlo con el espíritu”.

Caminar con el cuerpo y la mente es un ejercicio con un componente interno. Esto puede implicar concentrarse en la respiración durante el entrenamiento de fortalecimiento muscular o escuchar el ritmo del agua durante la natación. Resulta que una caminata ofrece una de las mejores formas de fusionar cuerpo y mente.

¿Qué es caminar con el cuerpo y la mente?
Es probable que no esté acostumbrado a caminar con el cuerpo y la mente. Si es como la mayoría de las personas, su mente nunca deja de hacer tareas, incluso cuando hace ejercicio. Sabe muy bien que tiene demasiadas cosas para hacer, por eso los pensamientos no dejan de resonarle en la cabeza cuando hace ejercicio. Caminar con el cuerpo y la mente implica ser consciente de estos pensamientos y elegir detenerlos.

¿Qué beneficios puede obtener al caminar con el cuerpo y la mente?
  • Mejorar la salud: caminar ofrece muchos beneficios físicos, por ejemplo, mejorar la circulación y controlar el peso.
  • Reducir el estrés: al caminar con el cuerpo y la mente, los beneficios mentales aumentan. El más evidente es la reducción del estrés y, por lo tanto, de las enfermedades relacionadas con este.
  • Ayuda a lograr objetivos: las caminatas vigorosas le permiten lograr cosas que nunca creyó posibles. Por ejemplo, mantener un ritmo de 5 km/h al caminar puede ser difícil. Sin embargo, si se repite la frase “Soy fuerte y estoy en forma”, caminar a ese ritmo puede parecer más fácil.
  • Aumentar el crecimiento personal: caminar con el cuerpo y la mente también puede mejorar su autoestima, estimular la creatividad y evitar que el ejercicio se torne aburrido, y permite apreciar el presente.
Aprenda a concentrarse
Entonces, ¿cómo se camina con vigor? Se debe apagar el parloteo sin sentido en la cabeza para poder concentrarse. No obstante, concentrarse al caminar requiere práctica. Cuando la mente se desvía, debe volver a encauzarla.

Puede establecer el objetivo de concentrarse durante 5 a 10 minutos por vez. No tiene que hacerlo cada vez que haga ejercicio. Si camina con amigos, hagan un pacto para caminar en silencio durante un tramo corto.

Actividades para sincronizar el cuerpo y la mente
Para poder caminar con el cuerpo y la mente, intente agregar estas actividades a las caminatas:

  • Respiración: concéntrese en respirar con el abdomen para sentir cómo se expande el estómago. Luego, establezca un ritmo con los pasos. Pruebe decir “Inhalo, dos, tres” al inhalar y “Exhalo, dos, tres” al exhalar, o cuente de a cuatro si le parece más natural.
  • Visualización: piense en un objetivo importante por el que esté trabajando. Tal vez está escribiendo un libro o intenta bajar nueve kilos. De ser así, camine como si hubiera alcanzado estos objetivos. En su mente, felicítese por haber cumplido con el objetivo o dígase qué bien se siente.
  • Repetición de afirmaciones: para dejar el diálogo interno, cree una frase positiva y piense en ella al caminar. Si lo desea, rece. Que sea algo simple, con palabras de pocas sílabas. Por ejemplo, puede recitar “Estoy aquí, respiro” de a una sílaba o de a una palabra por paso. Al hacerlo, se ubica en el presente. También comenzará a respirar más profundamente, lo que aumenta su energía. Y, lo más importante, es que cuando regresa a su casa, lo hace renovado y animado.



RESOURCES:


CANADIAN RESOURCES:


References:
The benefits of walking. American Heart Association website. Available at: http://www.startwalkingnow.org/whystart_benefits_walking.jsp. Accessed December 23, 2013.

Research points to more health benefits from walking. Harvard Medical School website. Available at: http://www.health.harvard.edu/press_releases/research-points-to-even-more-health-benefits-of-walking. Published March 2011. Accessed December 23, 2013.

Walk this way. Mindful website. Available at: http://www.mindful.org/mindful-magazine/walk-this-way. Accessed December 23, 2013.

Walking as meditation. Every Body Walk! website. Available at: http://www.everybodywalk.org/read/inspiration/909-walking-as-meditation-quiet-your-mind-as-you-improve-your-health.html. Accessed December 23, 2013.

Walking reduces heart disease in people at risk. NHS Choices website. Available at: http://www.nhs.uk/news/2013/12December/Pages/Walking-reduces-heart-disease-in-people-at-risk.aspx. Accessed December 23, 2013.

Walking for good health. Better Health Channel website. Available at: http://www.betterhealth.vic.gov.au/bhcv2/bhcarticles.nsf/pages/Walking_for_good_health. Updated December 2012. Accessed December 23, 2013.

Walking mindfully. RMIT University website. Available at: http://mams.rmit.edu.au/qdqjdwrpw3wm1.pdf. Accessed December 23, 2013.

What is walking meditation? Wildmind Buddhist Meditation website. Available at: http://www.wildmind.org/walking/overview. Accessed December 23, 2013.

Last Reviewed December 2013



Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

 

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

 

To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.