La Disputa sobre el Trabajo de Parto: ¿Epidural o Alumbramiento Natural?
English Version


Pocas mujeres que están embarazadas por primera vez escapan a los consejos no solicitados de amigos bien intencionados. Para hacer las cosas aun más confusas, parece haber dos hermandades: "Recibe una Epidural Lo Más Pronto Posible" contra "El Nacimiento Natural Es La Única Forma de Tener un Bebé."

Resolver esto puede ser intimidante. Quizás implique un poco de búsqueda espiritual para reconciliar sus propias actitudes respecto al dolor y su filosofía sobre qué tipo de alumbramiento experimentar y no el que quiera su pareja, doctor o su madre. Sin embargo, mientras toma estas decisiones, asegúrese de que un doctor, una enfermera o una partera la vigile durante el alumbramiento y que entienda sus instintos y opciones.

Una Epidural Más Nueva y Mejor
En estos días, los analgésicos durante el alumbramiento usualmente implican una epidural . En una epidural se inyecta anestesia a través de un catéter en un espacio entre la vértebra de su espalda baja y justo afuera del canal espinal, provocando la sensación de entumecimiento de la cintura hacia abajo.

Algunas variaciones, conocidas como epidurales ambulantes , combinan analgésicos para permitir mayor sensación y entumecimiento sólo en los nervios abdominales. Debido a que la epidural ambulante permite más movimiento y la sensación de contracciones, las mujeres son capaces de sentir cuándo pujar y ayudar durante el trabajo de parto. También funciona rápidamente. El dolor disminuye dentro de un lapso de dos minutos después del procedimiento de dos inyecciones.

Las epidurales tradicionales, también llamadas bloqueos espinales, toman 20 minutos para funcionar, y anestesian toda la mitad inferior de su cuerpo.

La epidural es una mejora significativa con respecto a los métodos anteriores, debido a que permite aliviar el dolor de manera segura y efectiva, lo que permite que el trabajo de parto progrese casi naturalmente. Usted permanece consciente, y un poco del medicamento le llega al bebé. En épocas anteriores, el medicamento con frecuencia dormía a la mujer o la lastimaba enormemente y ponía en peligro la respiración u otras funciones vitales del bebé.

Otras Opciones Analgésicas
Usted puede recibir analgésicos opiatos a través de una VI que minimiza el dolor pero no lo elimina. De hecho, la mayoría de las mujeres todavía sienten dolor y las contracciones con bastante intensidad utilizando este método. Para algunas mujeres, esto es suficiente para dar a luz. Para otras, sólo una epidural les provee el alivio que buscan.

El Caso Contra las Epidurales
Las epidurales cuentan con sus propias consecuencias y controversias. En raros casos, las complicaciones ocurren debido a la administración incorrecta del medicamento. También hay raros efectos secundarios como serios dolores de cabeza o caída de la presión arterial. Como con cualquier forma de medicación, existe el riesgo de una reacción alérgica a la medicina.

Estudios han demostrado que el uso de epidurales puede conllevar a un trabajo de parto más largo, fiebre en la madre o al uso incrementado de fórceps para ayudar durante el alumbramiento. Los investigadores también están forcejeando con la idea de que el uso de epidural causa o no un índice incrementado de operaciones cesáreas. Uno estudio reciente concluye que no existe una conexión. Pero una crítica de este análisis realizado por Ellice Lieberman, MD, DrPH, una científica del Brigham and Women's Hospital en Boston, dice que demasiado difícil dar una conclusión.

"Creo que hay un conflicto de datos. Mi postura es que no tenemos una respuesta a la cuestión de la operación cesárea," dice Lieberman.

Separando los Problemas
Cada experiencia con el trabajo de parto es diferente para cada mujer. El progreso del parto, la forma en que la madre lidia con el dolor y cómo ella valora la experiencia. Los cuerpos, mentes y valores difieren incluso entre amigos cercanos. Cuando se trata del parto, ellos contribuyen a diferentes versiones del resultado exitoso.

He aquí una guía para ayudarle a resolver los problemas por sí misma:

  • Razones por las cuales quizás quiera una epidural:
  • Tengo una baja resistencia al dolor.
  • Por lo que he oído, el trabajo de parte es el peor dolor que existe.
  • Es seguro para mí y para mi bebé.
  • Le sirvió a la mayoría de personas que conozco.
  • ¿Por qué pasar por el dolor?
  • No estoy en esto por la experiencia del trabajo de parto, sino para tener un bebé.
  • Razones por las que no quiero una epidural:
  • Manejo el dolor bien y creo que puedo hacerlo sin el medicamento.
  • Creo que los ejercicios de respiración, relajación y otros del tipo mente/cuerpo pueden ayudarme a controlar el dolor.
  • Existen otras medicinas analgésicas que prefiero probar primero.
  • No me gustan los riesgos asociados con las epidurales.
  • Aunque no sé nada acerca del dolor del trabajo de parto, no le temo.
  • Me agrada la idea de experimentar todo el alumbramiento y la experiencia del nacimiento de manera intensa, sin ninguna droga.
La mayoría de las mujeres tienen sentimientos encontrados sobre el asunto, pero eventualmente usted descubrirá que tiende más hacia un lado que hacia el otro.

Desarrollando Su Plan de Alumbramiento
Muchos hospitales ahora le alientan a que llene un plan de alumbramiento, para que el equipo de enfermeras, parteras y doctores esté consciente de sus preferencias. Si las enfermeras que participan en el trabajo de parto y en el alumbramiento saben que usted quiere una epidural tan pronto como lo pida, se realizará cada esfuerzo para complacer sus deseos si es posible y en el momento oportuno. Sin embargo, finalmente, la decisión sobre si una epidural debe o no iniciarse está basado en sus signos vitales, el progreso del trabajo de parto, el estado del bebé y la disponibilidad del personal de anestesia. Por otro lado, si usted dice que quiere aguantar por el mayor tiempo posible, su equipo de apoyo durante el alumbramiento trabajará arduamente para darle apoyo en los ejercicios alternativos o con los medicamentos que usted haya elegido.

Piense en su plan de alumbramiento como un ejercicio mental para sí misma y en información para las personas que están tratando de apoyarla, en vez de verlo como un contrato que no puede romper. Dependiendo de cómo vayan las cosas, quizás quiera (o necesite) cambiar de opinión. Es importante darse cuenta de ello, especialmente si éste es su primer bebé, y si no es posible predecir con anticipación cómo se sentirá o cómo procederá el trabajo de parto.

Dolor, Analgésicos y la Sociedad
Si a veces parece que usted está enfrentándose a presiones sociales que son más grandes que usted, está en lo cierto. Donald Caton, MD, es un ginecólogo/anestesiólogo y el autor de What a Blessing She Had Chloroform: The Medical and Social Response to the Pain of Childbirth From 1800 to the Present . Él explica que las actitudes acerca del trabajo de parto y el dolor se han reflejado en las actitudes sociales por siglos.

Por ejemplo, a finales del siglo XVIII y a principios del XIX, las mujeres de la aristocracia inglesa escribieron sobre sus experiencias con el dolor del trabajo de parto en sus diarios y cartas. "Esto fue mucho antes que la anestesia. Está claro para los historiadores que el dolor les daba cierto estatus social a estas mujeres," dice Caton. "El dolor y el sacrificio tiene valor, similar a la heridas que los hombres reciben en la batalla."

Aunque muchas mujeres hoy en día optan por un medicamento analgésico, la idea de que el dolor del trabajo de parte tiene un valor no ha desaparecido completamente. Las mujeres que valoran el dolor a veces aseguran firmemente que el nacimiento natural es la única forma de tener un bebé.

Tomando Su Propia Decisión
"Cada tratamiento en la medicina tiene efectos secundarios. Yo les recomendaría estar informadas sobre la epidural y ponderar sus riesgos y beneficios," dice el Dr. Lieberman. "No es cuestión de estar bien o mal. Sólo depende de quién eres."

También recuerde que sus amigos lo hacen por su bien. Pero sólo porque ellas han "estado ahí" no significa que saben lo que es mejor para usted. La hermandad puede encontrarse en la maternidad sin importar cómo lleguen sus bebés.




Fuentes Adicionales:
The American College of Obstetrics and Gynecology


FUENTES CANADIENSES DE INFORMACIÓN:
The Society of Obstetricians and Gynaecologists of Canada


Referencias:
Anesthesia Options for Labor and Delivery: What Every Expectant Mother Should Know. American Association of Nurse Anesthetists. Disponible en: http://www.aana.com/patients/options.asp .

Epidural Anesthesia, an excerpt from Do You Have Any Questions: A Woman Doctor Answers the 100 Most Asked Questions about Pregnancy . Disponible en: http://www.mjbovo.com/Epidural.htm. .

Planning Your Childbirth. American Society of Anesthesiologists. (Detailed information on a variety of childbirth pain options.) Disponible en: http://www.asahq.org/ .

Last Reviewed REVIEW IN PROGRESS



Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

 

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

 

To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.