Trastornos Alimenticios: Cuando los Alimentos y el Peso Toman el Control
English Version


Jane y Elizabeth están siguiendo dietas estrictas y bajas en calorías aunque las dos tienen peligroso bajo peso. Angela y Hank comen a escondidas grandes cantidades de alimentos en una ocasión y después se provocan el vómito y pasan horas haciendo ejercicio. Evelyn y Fred comen grandes cantidades de comida y en ocasiones tratan de hacer dieta, pero casi siempre se sienten culpables y deprimidos. ¿Qué tienen en común estas seis personas? Todas ellas tienen algún tipo de trastorno alimenticio.

¿Qué Son Exactamente los Trastornos Alimenticios?
En un esfuerzo por permanecer saludables, muchas personas tratan de controlar las cantidades de alimentos que comen, así como su peso y figura corporal. Algunas personas experimentan alteraciones a corto plazo en sus patrones alimenticios como una reacción a una situación estresante de la vida o cuando hacen dietas para mejorar su apariencia y/o salud. Sin embargo, las personas con un trastorno alimenticio, piensan en comida, peso, e imagen corporal constantemente y por lo general tienen problemas médicos y psicológicos relacionados con la alimentación.

En caso de complicaciones médicas serias como desnutrición severa, deshidratación , o irregularidades cardiacas, podría necesitarse hospitalización.

Existen tres tipos principales de trastornos alimenticios: anorexia nerviosa , bulimia nerviosa , y trastorno del atracón compulsivo. Éstos pueden alterar la escuela, trabajo, y las relaciones y causan serios problemas de salud que podrían requerir someterse a cuidado médico e incluso a hospitalización. En casos severos, pueden causar discapacidad permanente e incluso la muerte.

¿Qué Tan Comunes Son los Trastornos Alimenticios?
De acuerdo con the National Association of Anorexia Nervosa and Associated Disorders, aproximadamente 8 millones de estadounidenses tienen un trastorno alimenticio. Las mujeres entre 13 y 30 años de edad representan el 90% de los casos. Sin embargo, los trastornos alimenticios también pueden ocurrir en hombres y en personas más jóvenes y mayores. Aproximadamente el 86% de todos los pacientes desarrollan síntomas a los 20 años de edad. Los trastornos alimenticios pueden durar desde varios meses hasta muchos años.

Aunque los trastornos alimenticios son más comunes entre las personas de raza blanca en clases superiores y medias, éstos ocurren en personas de todos los orígenes raciales, étnicos, y socioeconómicos. El índice de trastornos alimenticios es más alto en ciertas ocupaciones, como la danza, gimnasia, y modelaje, en las que se presiona excesivamente para mantener un peso y apariencia específicos.

¿Cuáles Son los Síntomas de los Trastornos Alimenticios?
Anorexia Nerviosa
  • Pérdida de peso excesiva o falta de aumento normal de peso, con frecuencia al punto de inanición
  • Temor intenso por aumentar de peso
  • Imagen corporal distorsionada: por ejemplo, verse a sí misma como demasiado gorda incluso cuando tenga bajo peso
  • Control obsesivo de las calorías y grasa incluso cuando tenga bajo peso
  • Hábitos alimenticios inusuales, como cortar los alimentos en diminutos pedazos
  • Hacer ejercicio excesivo o compulsivo
  • Ausencia de al menos tres periodos menstruales consecutivos

Algunas personas con anorexia nerviosa también comen compulsivamente y después se provocan el vómito (se purgan) para mantener su peso bajo.

Bulimia Nerviosa
  • Episodios frecuentes de comer compulsivamente (comer una cantidad anormalmente grande de alimentos en un lapso de dos horas o menos)
  • Salirse de control al comer compulsivamente
  • Preocuparse excesivamente con el peso y figura corporal
  • Hábitos alimenticios inusuales, como acumular los alimentos y comerlos a escondidas
  • Episodios frecuentes de vómito auto-inducido o abuso de laxantes o diuréticos para prevenir el aumento de peso
  • Intentos por controlar el peso al hacer ejercicio excesivamente, abusar de pastillas de dieta, o ayunar

Las personas con bulimia nerviosa con frecuencia mantienen un peso bastante normal al purgarse y/o hacer dietas, ejercicio, o ayuno excesivos.

Trastorno del Atracón Compulsivo
  • Episodios frecuentes de comer compulsivamente
  • Poco o nulo uso de conductas para controlar el peso, como purgas, ejercicio excesivo o ayuno, aunque podrían intentar hacer dieta
  • Sentirse culpable, deprimido, o asqueado con uno mismo debido al comer compulsivamente y preocupación por tener sobrepeso
  • Comer grandes cantidades cuando no tiene hambre
  • Comer rápidamente y hasta sentirse incómodamente lleno

Hasta hace varios años, a este trastorno se le llamaba "comer en exceso compulsivamente." Muchas personas con trastorno del atracón compulsivo tienen sobrepeso.

¿Qué Es lo Que Causa los Trastornos Alimenticios?
Las combinaciones de ciertos factores hacen que algunas personas sean vulnerables a desarrollar un trastorno alimenticio. Estos factores se encuentran dentro de estas amplias categorías: sociocultural, biológico, ambiental, relacionado con la familia, y psicológico. Este trastorno con frecuencia inicia cuando personas vulnerables están pasando por un cambio o evento difícil en la vida.

"Una vez que se desarrolla un trastorno alimenticio, las conductas y sensaciones siguen reforzándose entre sí y podrían convertirse en maneras para lidiar con otros problemas de la vida. Entonces, se crea un ciclo que se auto-perpetúa," de acuerdo con Laura Weisberg, PhD, directora del programa de trastornos alimenticios en Westwood Lodge Hospital en Westwood, Massachusetts.

Pero, ¿Los Trastornos Alimenticios Pueden Tratarse? ¿Cierto?
Se desarrolla un plan de tratamiento individualizado para personas con trastornos alimenticios, con base en un minucioso examen médico y evaluación psicológica. Por lo general se combinan varios de los siguientes enfoques.

  • Problemas de salud o médicos tratados: Primero, cualquier problema médico es tratado. Después, se exploran los problemas psicológicos relacionados con el trastorno alimenticio. Se proporciona asesoría en nutrición para ayudar a restablecer la alimentación saludable y las prácticas de planeación alimenticia. También podrían prescribirse medicamentos. También pueden ser útiles los grupos de apoyo para personas con trastornos alimenticios y para sus familiares y amigos.
  • Psicoterapia: Podrían usarse varios tipos diferentes de psicoterapia en sesiones individuales, grupales, o familiares. La terapia cognitiva conductual también puede ayudar a desarrollar maneras saludables de pensamiento y patrones de comportamiento, especialmente con los alimentos y las relaciones. Otros tipos de psicoterapia se enfocan en problemas psicológicos subyacentes, como el auto-estima. En algunos casos, una combinación de más de un tipo de psicoterapia es el enfoque más exitoso.
  • Medicamentos: Los medicamentos usados más comúnmente para los trastornos alimenticios son los antidepresivos. Éstos por lo general son útiles con la bulimia y el trastorno del atracón compulsivo debido a que tratan síntomas relacionados con el estado de ánimo y suprimen la ansiedad de comer compulsivamente. En casos de anorexia, éstos podrían ayudar a reducir las obsesiones y la ansiedad relacionados con la alimentación.

Aproximadamente del 70% al 80% de las personas con trastornos alimenticios tienen éxito con el tratamiento. Sin embargo, la extensión y rapidez de la respuesta varían con la persona, y las recaídas son comunes.

"La detección y diagnóstico tempranos son cruciales en el tratamiento de un trastorno alimenticio antes que se vuelva un ciclo. Esto podría prevenir el desarrollo de problemas médicos y psicológicos serios," dice Weisberg.

Así que, si usted cree que podría tener un trastorno alimenticio, haga una cita para hablar con su médico o un profesional en salud mental. Si usted sospecha que alguien a quien conoce podría tener un trastorno alimenticio, anímelo a buscar ayuda profesional.




Fuentes Adicionales:
Anorexia Nervosa and Related Eating Disorders, Inc. (ANRED)

National Association of Anorexia Nervosa and Associated Disorders (ANAD)

National Eating Disorders Organization (NEDO)

Overeaters Anonymous (OA)

FUENTES ADICIONALES CANADIENSES:
Anorexia Nervosa and Bulimia Association (ANAB)


Referencias:
Morris J, Twaddle S. Anorexia nervosa [review]. BMJ. 2007;334:894-898.

Shapiro JR, Berkman ND, Brownley KA, Sedway JA, Lohr KN, Bulik CM. Bulimia nervosa treatment: a systematic review of randomized controlled trials. Int J Eat Disord. 2007;40:321-36.

Last Reviewed mayo 2011



Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

 

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

 

To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.