Una Guía para Cortejar y Tener Citas
English Version


Fue un desastre aguardando a suceder.

Después de 20 años de matrimonio, George K. regresó al frenesí de las citas en Los Ángeles. Él se puso algunas cadenas de oro alrededor del cuello y se salpicó de una colonia fuerte. Él se volcó hacia una morena atractiva y le guiñó el ojo exageradamente para captar su atención.

"Hola, muñeca," él anunció. "George es mi nombre y el seguro es mi juego". ¡Wow! Tú debes entrenar 20 horas al día para tener un cuerpo como ése. Digamos, ¿cuál es tu signo de cualquier modo?

Está de más decirlo, George obtuvo poco interés por parte de la morena, o en realidad, por parte de cualquier mujer esa noche. Aunque la mayoría de los hombres no están tan fuera de la realidad como George, muchos están desconcertados acerca de cómo expresar interés y atención de manera que obtengan una respuesta positiva de las mujeres. Y otros podrían estar preocupados sobre acciones que pudieran ser interpretadas como acoso.

Tres Errores Comunes
Expertos en relaciones humanas están de acuerdo en que cortejar puede acercarse al acoso si:
  • Empieza demasiado fuerte
  • Hace cumplidos poco sinceros
  • Si es muy personal al hacer comentarios sexuales

  • Mark Stevens, PhD, un profesor de psicología en the University of Southern California, con frecuencia dirige talleres para hombres para enseñarles a expresar interés en una mujer sin parecer demasiado agresivo o acosador.

    "Con demasiada frecuencia, los hombres adoptan un enfoque que hace enojar o que humilla a las mujeres," dice Dr. Stevens. "Uno de los mitos más populares es que las mujeres generalmente dicen "no" varias veces antes de decir "sí." Los hombres en nuestra cultura han aprendido que el "no" de una mujer realmente es un "tal vez" y, que con un poco de esfuerzo, el "tal vez" podría volverse un "sí."

    Separando la Conducta Diaria de la Ficción
    Tal vez usted recuerde la escena de Gone With the Wind donde Scarlet O'Hara protestaba ante las persistentes insinuaciones de Rhett Butler golpeándolo con sus puños en el pecho. Pero mientras sigue la historia, unos cuantos besos forzados pero ardientes provocaron que nuestra heroína se derritiera en sus varoniles brazos.

    Desafortunadamente, demasiadas personas confunden la ficción con la vida real. En épocas más recientes, la persistencia de Butler podría haber terminado, no en una dicha romántica, sino en cargos de acoso sexual.

    El Dr. Stevens dice, "Los hombres están increíblemente confundidos sobre lo que se les está permitido hacer cuando conocen a mujeres. En mis talleres, los chicos siempre preguntan, "¿está permitido que yo le pida a una mujer atractiva que salga conmigo? ¿Está permitido que halague a una mujer sobre su aspecto? ¿Está permitido que coquetee en absoluto?" Y las mujeres tienen muchas de las mismas preguntas, así como algunas respuestas."

    Lo Que Buscan las Mujeres
    El Dr. Stevens dice que muchas mujeres en sus talleres sienten que los hombres que son sensibles a los problemas de acoso dan la impresión de ser sensuales. "A las mujeres les gustan los hombres que puedan ser vulnerables, fuertes y sensibles, dependiendo de la situación," dice Dr. Stevens.

    "Les sugiero a los hombres que deberían usar más su voz y pedir permiso," dice Dr. Stevens. "Si usted quiere sostener su mano, pregunte "¿Está bien?" "¿Esto te ofende?" Lo peor que podría suceder al usar este enfoque es que usted sea rechazado." Él cree que las mujeres también deberían cambiar. "Ellas deberían tener más iniciativa para acercarse, invitar a salir, y dar el primer paso hacia la intimidad."

    Leyendo Importantes Señales Preliminares
    Antes que alguien tenga algún contacto, los expertos dicen que los hombres necesitan reconocer las señales de cortejo que dan las mujeres con frecuencia de manera inconsciente cuando están interesadas. Podría ser un hecho lamentable para algunos, pero como en la mayor parte de la naturaleza, las hembras son las que con frecuencia atraen a los machos.

    Una Mirada y una Sonrisa

    La señal más importante es básica pero con frecuencia pasa desapercibida. La señal número uno es el contacto visual, acompañado por una sonrisa.

    Cuando una mujer quiere conocer a un hombre, con frecuencia le lanza una mirada prolongada, dirige la mirada a otra parte, y después regresa la mirada de nuevo. Si el objeto masculino de estas miradas es astuto, él cerrará la distancia y dirá algo que no ponga a la mujer en aprietos. Incluso un hombre que sea tímido y distante puede establecerse a sí mismo como fuerte y confiado únicamente al acercarse y hacer una insinuación apropiada. Y olvide esas líneas tan ingeniosas para captar su atención. Una encuesta universitaria reveló que la frase más exitosa para empezar una conversación es "Hola. ¿Cómo te llamas?"

    Buena Conversación

    Los hombres que han llegado a dominar el arte del cortejo hacen conversaciones pequeñas que no incluyen la palabra "tú." Ellos comentan sobre la comida, el color de la alfombra, los muebles, o la música. La idea es que dos personas hablen de algo que compartan en su entorno. Si las cosas salen bien, es probable que la mujer muestre una palma de la mano abierta, pase la lengua por sus labios, voltee su cabeza para estar de frente al chico, juegue con su cabello, o juguetee con su dedo alrededor del borde de su vaso.

    De Cerca

    Los chicos que quieren mostrar que son fuertes y confiados entonces pueden dar un marcado paso hacia adelante. Cuando los estadounidenses hablan casualmente entre sí, por lo general se colocan aproximadamente a dos pies de distancia. Pero un hombre puede hacer una declaración de interés al aproximarse y colocarse sólo a seis pulgadas de distancia. Muchos hombres también entran en un modo de preparación; enderezan su corbata, juegan con sus mancuernas, o se acomodan el cabello hacia atrás. Todo esto muestra interés y confianza.

    Haciendo Contacto

    Por lo general es seguro en el primer encuentro para tocar a una mujer sea en un punto entre los hombros y la muñeca. Así que aunque técnicamente es seguro darle a una interesante mujer un apretón varonil en los bíceps, un ligero toque en el antebrazo probablemente sea más atractivo. Pero recuerde que prácticamente a todas las mujeres les gusta que la fuerza masculina sea suavizada con inteligencia y sinceridad. Así que los cumplidos deben ser sinceros.

    Consejo por parte de los Profesionales
    El autor Rich Grosse ha escrito ocho libros sobre el cortejo, ha hablado ante escuelas y universidades, y ha organizado varias convenciones sobre el cortejo.

    "La manera más fácil y más segura para que los hombres demuestren su fuerza y sensibilidad es tomar la delantera y planear toda la primera cita," dice Grosse. Susan Grosberg de Boston, quien también dirige talleres sobre el cortejo, lleva este enfoque un paso más lejos. "Haga de la cita algo seguro yendo a un lugar público y bien iluminado donde no haya oportunidad para ningún tipo de malentendido o idea equivocada. Si usted quiere darle el beso de despedida, hágalo afuera en la puerta frontal y prepárese para irse directo a casa. Una primera cita no es necesariamente una invitación para una sesión de besos hasta altas horas de la noche. Las mujeres aprecian a los hombres que no invaden su espacio personal demasiado pronto o demasiado rápido."

    En resumen, la clave para el éxito en el mundo de las citas y las relaciones es estar conscientes de los mensajes y sugerencias que las mujeres están enviando, y saber cómo transmitir algunos de los suyos de manera que sea clara y directa, pero no muy fuerte.




    Fuentes Adicionales:

    Social Issues Research Center

    FUENTES ADICIONALES CANADIENSES:


    Last Reviewed abril 2011



    Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

     

    This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

     

    To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.