Entender la ciclotimia
English Version


La ciclotimia es un trastorno caracterizado por numerosos períodos de humores elevados o irritables que alternan con la depresión leve. A veces esos cambios perjudican la vida social o laboral. Otras veces, los buenos humores pueden ayudar a la productividad y la creatividad.

Comportamiento excesivo
Las personas con ciclotimia pueden limpiar la casa sin detenerse durante horas. A menudo no duermen. No se sienten cansados. Durante los buenos estados de ánimo, pueden tener sentimientos de euforia, irritabilidad o enojo. Las relaciones están forzadas. La toma de decisiones tiene defectos. Pueden gastar dinero a lo loco o hacer inversiones insensatas.

“Hay mucho comportamiento dirigido al objetivo que es excesivo”, dice Lyn Abramson, PhD, investigadora de ciclotimia. Es profesora de psicología clínica en la Universidad de Wisconsin, Madison. “Muchas veces comienzan proyectos cuando no tienen dinero para terminarlos”.

Dos formas del trastorno
Por lo general, se divide a los pacientes en dos grupos. Algunos encuentran que el trastorno los ayuda a funcionar. Durante los buenos estados de ánimo, pueden trabajar más horas, y las ideas llegan con más facilidad. “No los perjudica el estado de ánimo agitado”, explica la Dra. Abramson. “Lo encuentran facilitante. Si la depresión no es demasiado debilitante, funcionan mejor que el promedio”.

Hay otro subgrupo de personas con ciclotimia cuya vida laboral realmente se ve perjudicada durante las etapas elevadas de ciclotimia. Estas personas se distraen. O toman malas decisiones.

Ciertos sucesos pueden desencadenar un ciclo. Por ejemplo, una entrevista de trabajo puede cargar demasiado a una persona. Esto lleva a síntomas de estado de ánimo agitado. También pueden reaccionar de forma exagerada que lleva a la depresión.

La mayoría de las personas con la condición enfrentan cambios de ánimo cada tantos días y algunos viven el ciclo con más rapidez. Los períodos sin síntomas raramente superan los dos meses.

El trastorno es una forma leve del trastorno bipolar. Para los que tienen ciclotimia, estos síntomas son menos intensos y no duran tanto.

Los altibajos no son tan extremos como en el trastorno bipolar completo. Sin embargo, algunas personas con ciclotimia pueden desarrollar los síntomas de la enfermedad bipolar más seria.

La enfermedad bipolar y la ciclotimia tienden a ser hereditarias. Puede haber una relación genética entre ambas. Las diferencias en el temperamento también pueden desempeñar un papel.

Cuándo ocurre
La ciclotimia a menudo se manifiesta durante la adolescencia o la adultez temprana. Afecta a hombres y a mujeres por igual. Thomas L. Schwenk, MD, miembro del consejo de la National Depressive and Manic-Depressive Association informa que los pacientes rara vez buscan tratamiento de su médico por ciclos leves de cambios de humor. El Dr. Schwenk también es profesor y presidente del Departamento de Medicina Familiar en la Universidad de Michigan.

“La ciclotimia es un diagnóstico muy raro que se suele ignorar, ya sea porque no tiene un impacto funcional importante o porque otra comorbilidad médica o psiquiátrica (condiciones) la reemplaza”, explica el Dr. Schwenk. “En la atención primaria, otros problemas médicos y psiquiátricos a menudo tienen prioridad”.

Los pacientes quizás expresen su preocupación sobre la depresión. Sin embargo, los estados de ánimo bajos no duran lo suficiente para que los antidepresivos sean útiles. Y los medicamentos pueden desencadenar un episodio de estado de ánimo agitado o euforia grave.

Ayuda para los cambios de humor
Algunos pacientes intentan automedicarse con alcohol. Pero consumir alcohol o fármacos empeora el riesgo de suicidio.

Los pacientes que buscan atención psiquiátrica pueden recibir medicamentos que normalmente se usan para tratar el trastorno bipolar. Por lo general, se recomiendan otros medicamentos, como estabilizadores del estado de ánimo, en lugar de antidepresivos. Lo anterior se debe a que los antidepresivos pueden desencadenar episodios maníacos. Si no necesita tomar antidepresivos, a menudo se combina con otro medicamento.

Los pacientes a menudo no quieren perder el mejor funcionamiento que experimentan durante un estado de ánimo agitado. “A algunas personas les gusta el período de ánimo agitado”, explica el Dr. Schwenk. “Tienen un montón de problemas con el tratamiento porque no están seguros de si quieren recibirlo, ni quieren ser etiquetados como que tienen una enfermedad”.

Aun cuando los medicamentos no tienen mucho atractivo, la terapia puede ayudar a regular los altibajos. Los terapeutas quizás sugieran mantener un cronograma regular: despertarse, comer y acostarse a la misma hora. Otras técnicas incluyen evitar las situaciones que puedan desencadenar los episodios de ciclotimia y el desarrollo de estrategias para controlar la respuesta a los eventos. De cualquier manera, otras terapias se enfocan en mejorar las relaciones.

Para cualquiera que nota un patrón de estados de ánimo cíclicos: “Consulte a un psiquiatra y enfatice que no está experimentando depresión, sino tiene períodos de euforia”, aconseja el Dr. Abramson. “Si los pacientes cumplen el tratamiento, a menudo puede ayudar”.




RESOURCES:
Depression and Bipolar Support Alliance

National Institute of Mental Health

CANADIAN RESOURCES:
Canadian Psychiatric Association

Mood Disorder Association of Canada

References:
Cyclothymia: treatment and drugs. MayoClinic.com website. Available at: http://www.mayoclinic.com/health/cyclothymia/DS00729/DSECTION=treatments%2Dand%2Ddrugs. Updated April 2008. Accessed August 4, 2008.

DynaMed Editors. Cyclothymia. EBSCO DynaMed website. Available at: http://www.ebscohost.com/dynamed/what.php. Published date. Updated February 22, 2010. Accessed June 3, 2010.

Factsheet: mood disorders. Mental Health America website. Available at: http://www.mentalhealthamerica.net/index.cfm?objectid=C7DF96B5-1372-4D20-C868380DE081DCAB. Updated November 2007. Accessed August 4, 2008.

4/29/2011 DynaMed's Systematic Literature Surveillance http://www.ebscohost.com/dynamed/: Nivoli AM, Colom F, Murru A, et al. New treatment guidelines for acute bipolar depression: a systematic review. J Affect Disord. 2011;129(1-3):14-26.

Last Reviewed June 2010



Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

 

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

 

To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.