Trastorno de identidad disociativa
English Version


El trastorno de personalidad múltiple (TPM), ahora denominado trastorno de identidad disociativa (TID), sigue siento un diagnóstico controvertido.

De acuerdo con el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM-IV, por sus siglas en inglés) de la Asociación Psiquiátrica Americana, el TID se define por estas características principales:
  • Al menos dos o más personalidades distintas que existen en una persona, con cada personalidad siendo dominante (en control) en diferentes momentos
  • El comportamiento de la persona se determina por la personalidad que sea dominante en algún momento dado
  • La persona no puede recordar información personal, que va más allá de los olvidos típicos

Además de los criterios indicados arriba, los terapeutas y los psiquiatras también buscan situaciones en las que el trastorno de personalidad que sugiere un TID no se puede explicar por abuso de sustancias u otra condición.

¿Qué es lo que causa el TID?
En la mayoría de los casos, el TID se debe a un trauma extremo y prolongado en la niñez, como abuso físico y/o sexual en la niñez. Algunos psiquiatras creen que otro trauma extremo y prolongado como participar en combates, desastres naturales o abuso emocional severo puede causar esta condición. La teoría es que para lidiar con tal trauma extremo y prolongado, un niño creará personalidades alternativas para separarse y de esa manera lidiar con el trauma presente.

De acuerdo con expertos en el campo, la personalidad original de una persona con TID con frecuencia no está consciente de las otras personalidades distintas alternativas. El control del individuo cambia a una personalidad alternativa mediante factores desencadenantes que con frecuencia están relacionados de alguna manera, al menos en la mente del paciente, con el trauma subyacente que provocó el trastorno. Cuando el control regresa a la personalidad original, algunos pacientes no recuerdan nada del momento en el que estaban bajo el control de una de las personalidades alternativas, mientras que otros sí lo recuerdan. Básicamente, el TID es la incapacidad de integrar juntas la función de la memoria de la persona, su conciencia, y su identidad.

¿Cuáles son los factores de riesgo para el TID?
Tener antecedentes familiares de TID (especialmente, si se trata de un familiar en primer grado) y experimentar abusos serios durante la infancia aumentan el riesgo de desarrollar esta condición.

¿Cuál es el tratamiento?
Aunque diferentes terapeutas usan diferentes técnicas para tratar el TID, existen cuatro elementos para el tratamiento de TID que parecen ser ampliamente aceptados por expertos en el campo:
  • Primero, el terapeuta debe diagnosticar la condición y comunicar la condición al paciente. Su tarea se considera bastante difícil, debido a que el paciente con frecuencia podría reaccionar con temor e incredulidad.
  • Segundo, el terapeuta debe ganar la confianza de la persona. Esto también se considera bastante difícil, debido a que la confianza debe ganarse de cada una de las distintas personalidades del paciente.
  • Tercero, el terapeuta debe ayudar al paciente a enfrentar y trabajar con el trauma original que hay debajo del TID. Según la severidad de la condición del paciente, esta parte del proceso puede tardar meses o años.
  • Y finalmente, el terapeuta trata de ayudar a que el paciente una, o integre, la personalidad (o personalidades) alternativa diversa y distinta de vuelta a la personalidad original del paciente.

Además de terapia, pueden recetarse medicamentos ansiolíticos o antidepresivos.

¿Cuál es la controversia?
La controversia se refiere a si el TID es una condición muy poco diagnosticada o una condición que en muchas ocasiones se diagnostica por equivocación (y por lo tanto demasiado diagnosticada). Los profesionales de la salud mental continúan discrepando al respecto. Algunos escépticos incluso creen que el TID puede ser creado por el terapeuta en un paciente susceptible. O que el mismo paciente puede simular tener esta condición para llamar la atención. Al tener esto en cuenta, ¿qué puede concluir el público lego sobre el TID?

Aunque es imposible de probar con claridad debido a la complejidad de la condición y del diagnóstico, la mayoría de los profesionales parece creer que la manifestación clínica del TID es una condición real, pero extremadamente rara.

De acuerdo con Dr. Jeffrey Miner, psicólogo clínico y forense en el área de Boston, quien ha evaluado a acusados de crímenes que afirman padecer TID: "Estoy convencido de que el TID existe, pero igualmente estoy seguro de que los casos genuinos son bastante raros". El Dr. Miner agrega que aunque pensó que podría haberse diagnosticado en exceso durante unos años, la mayoría de los profesionales tienen mucho cuidado antes de hacer un diagnóstico de TID. El Dr. Miner también acota que solo debe hacerse ese diagnóstico después de un período de tiempo significativo, no sobre la base de pocas entrevistas con un cliente.

Buscar ayuda
Finalmente, Miner apunta que si usted cree que sufre de TID, o está preocupado porque está padeciendo períodos de amnesia de varios eventos, no trate de diagnosticar la condición. En lugar de eso, enfatiza Miner, usted debería encontrar un psicólogo o psiquiatra y discutir sus preocupaciones abierta y honestamente.




RESOURCES:
American Psychological Association

International Society for the Study of Trauma and Dissociation

CANADIAN RESOURCES:
Canadian Mental Health Association

Canadian Psychiatric Association

References:
Cherry A. Multiple personality disorder: fact or fiction? Great Ideas in Personality website. Available at: http://www.personalityresearch.org/papers/cherry2.html. Updated March 2005. Accesssed November 8, 2010.

DynaMed Editorial Team. Dissociative identity disorder. EBSCO DynaMed website. Available at: http://www.ebscohost.com/dynamed/what.php. Updated November 30, 2009. Accessed November 9, 2010.

Foote B, Park J. Dissociative identity disorder and schizophrenia: differential diagnosis and theoretical issues. Current Psychiatry Reports. 2008;10:217-222.

Last Reviewed November 2010



Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

 

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

 

To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.