Dolor de mandíbula: no es solo estrés
English Version


Hace cinco años, Stephen, gerente comercial de 40 años, comenzó a experimentar dolor ocasional en la mandíbula y los músculos del rostro y el cuello. En ocasiones, tenía dificultad para mover la mandíbula y escuchaba chasquidos cuando masticaba. El médico y el odontólogo le recomendaron reducir el estrés en su vida y asegurarse de no apretar los dientes. A pesar de intentarlo, los síntomas empeoraron tanto que se vio perjudicado su rendimiento laboral. Otro médico le recomendó consultar con un odontólogo con experiencia en el tratamiento del dolor orofacial. Este odontólogo diagnosticó el problema de Steve como trastorno temporomandibular (TTM) y le recomendó una combinación de tratamientos que finalmente aliviaron el dolor y la dificultad para masticar.

¿Qué hay en un nombre?
Existe una gran controversia entre médicos e investigadores sobre el nombre, la definición, los síntomas, las causas y el tratamiento de los trastornos temporomandibulares. Como resultado, muchas personas con TTM deben consultar a varios médicos y odontólogos antes de obtener un diagnóstico y un tratamiento correctos.

La articulación temporomandibular (ATM) es la articulación de la mandíbula. Los trastornos temporomandibulares (TTM) se refieren a un grupo de condiciones que afectan la articulación temporomandibular, así como los músculos que controlan la masticación. Aunque los términos ATM y “trastorno de ATM” se suelen usar para describir los trastornos relacionados con esta articulación, el término que se está convirtiendo en el aceptado es TTM.

Debido a que no se logra llegar a un acuerdo con respecto a estos trastornos, no sabemos con certeza cuántas personas padecen TTM. Para la mayoría de las personas, el malestar es temporal y varía con el tiempo. Solo un pequeño porcentaje padece problemas graves a largo plazo. El TTM parece afectar a las mujeres más que a los hombres.

Detalles de la articulación temporomandibular
La articulación temporomandibular conecta el maxilar inferior (mandíbula) al hueso temporal al costado de la cabeza. Puede sentirla a ambos lados de la cabeza si coloca los dedos por delante de las orejas y abre la boca o mueve la mandíbula de lado a lado.

La ATM está compuesta por dos secciones separadas por un disco, que amortigua los movimientos provenientes de la masticación y otros movimientos en la mandíbula. Este sistema, junto con los músculos conectados a la articulación y los que la rodean, permiten que la mandíbula se mueva hacia arriba y hacia abajo, hacia delante y hacia atrás, y hacia los costados. Este movimiento le permite hablar, masticar, y tragar. Cualquier factor que evite que las articulaciones y los músculos funcionen en conjunto correctamente puede contribuir al TTM.

Factores contribuyentes
Los expertos consideran que el TTM surge a causa de varios factores que interactúan. Sin embargo, no existe un consenso con respecto a los factores específicos involucrados y las funciones que desempeña cada uno. Estos factores pueden contribuir a la aparición del TTM:

  • Traumatismo en la mandíbula o en el cuello
  • Artritis de la articulación
  • Hábitos orales, como rechinar los dientes, apretarlos o morderse los labios
  • Problemas de mordida que afectan la forma en que se cierran los dientes
  • Tensión muscular
Las condiciones psicológicas, como la depresión y la ansiedad, también se relacionan con el TTM.

¿Cuáles son los síntomas?
Los síntomas del TTM incluyen lo siguiente:

  • Dolor o malestar en las articulaciones de la mandíbula y alrededor de estas, en los oídos o los músculos de la mandíbula, el rostro, las sienes o el cuello
  • Dolores de cabeza
  • Movimiento limitado o enganche de la mandíbula
  • Problemas para masticar
  • Sonidos dolorosos como chasquidos, ruptura o chirridos cuando mueve la mandíbula
  • Problemas en el oído, como dolor o sensibilidad al ruido o al viento
  • Disminución de la calidad de vida
Afortunadamente, el TTM suele ser temporal. Puede desaparecer solo o con un tratamiento médico. El TTM crónico o debilitante solamente afecta a un grupo reducido de personas.

Un diagnóstico complejo
Diagnosticar el TTM puede ser difícil debido a la falta de evidencia científica y las controversias relacionadas con el trastorno. La mayoría de los casos se diagnostica sobre la base de su propia descripción de los síntomas, su historia clínica y odontológica, y una exploración física de la mandíbula, la cabeza y el cuello.

Tratamiento a medida
El tratamiento se debe adaptar a sus síntomas y a los factores contribuyentes. Puede ser difícil de resolver, por lo que el tratamiento se enfoca en el control de los síntomas y el restablecimiento de las funciones. Por lo general, lo único que se necesita es un tratamiento simple para aliviar el malestar y restaurar el funcionamiento correcto. La mayoría de los médicos e investigadores recomienda un tratamiento médico que no cause cambios permanentes en la estructura o la posición de la mandíbula o los dientes.

Las prácticas de cuidado personal que suelen aliviar los síntomas del TTM incluyen aplicar calor o frío y evitar los movimientos que sobrecargan la mandíbula, como mascar chicle, reírse o bostezar con la boca abierta. Otros tratamientos médicos incluyen el manejo del estrés, fisioterapia con ejercicios que puede hacer en el hogar y medicamentos para aliviar el dolor y la inflamación. Los dispositivos orales, conocidos comúnmente como “férulas” o “protectores nocturnos, se suelen usar para ayudar a disminuir el acto de apretar o rechinar los dientes, así como para aliviar la sobrecarga en las articulaciones y los músculos.

Para las personas que tienen una evolución más crónica, resulta útil agregar terapia cognitivo-conductual (TCC) para aliviar el dolor y la depresión relacionados con el TTM. La TCC es una estrategia de solución de problemas que lo ayuda a modificar lo que piensa de los síntomas del TTM y la forma en que los controla.

Cómo buscar ayuda
Si cree que tiene TTM, hable con su odontólogo o su médico. Si es necesario, lo derivarán a un odontólogo que se especialice en dolor orofacial.




RESOURCES:
American Academy of Craniofacial Pain

TMJ/TMJD - Jaw Joints & Allied Musculo-Skeletal Disorders Foundation

CANADIAN RESOURCES:
Canadian Dental Association


References:
Nilsson IM, Drangsholt M. Incidence and temporal patterns of temporomandibular disorder pain among Swedish adults. J Orofac Pain. 2007:21(2):127-32.

Temporomandibular joint (TMJ) dysfunction. EBSCO DynaMed website. Available at: http://www.ebscohost.com/dynamed. Updated May 31, 2013. Accessed May 6, 2014.

TMJ (temperomandibular joint and muscle disorders). National Institute of Dental and Craniofacial Research website. Available at: http://www.nidcr.nih.gov/OralHealth/Topics/TMJ. Updated April 3, 2013. Accessed May 6, 2014.

Last Reviewed May 2014



Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

 

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

 

To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.