Peligros de Hacerlo Usted Mismo
English Version


A pesar de las incontables etiquetas de advertencia en herramientas y los abundantes consejos de seguridad proporcionados a las personas que realizan trabajos por sí solos, muchos aún se lesionan. Intente el siguiente enfoque de cuatro pasos para la seguridad de proyectos en casa para ayudarle a mantener todos sus dedos y evitar viajes no planeados al hospital.

Todos hemos escuchado muchos consejos sobre cómo hacer con seguridad proyectos en casa, ya sea que fueran sabiduría patriarcal impartida por un padre o el consejo amistoso ofrecido en discusiones con amigos mecánicos. Y todos hemos visto esas advertencias que vienen con las herramientas y equipo cientos de veces: "Asegúrese que la energía esté desconectada antes: (llene el espacio en blanco)" O bien: "Fije la escalera adecuadamente para reducir peligros de resbalarse o sobrecarga." E incluso: "No use este producto sin ventilación adecuada."

¿Lesiones? ¿Cuáles Lesiones?
La mayoría de nosotros recitaríamos estas advertencias en nuestros sueños. Así que, ¿por qué se lesionan tantas personas (y algunas incluso quedan lisiadas de por vida) trabajando en proyectos que hacen por sí mismas?

¿No lo cree? Entonces considere esto. Un estudio de casi 300 trabajadores de la madera aficionados y profesionales encontró que más de dos tercios habían sufrido lesiones usando herramientas comunes para trabajar la madera. Casi un tercio de aquellos encuestados tuvieron lesiones lo suficientemente serias para requerir atención médica y una quinta parte tuvo que someterse a amputación parcial de los dedos o de una mano. Los aparatos perjudiciales incluyeron herramientas manuales tales como martillos y cinceles y herramientas eléctricas como sierras eléctricas, alisadoras y taladros. ¡Y esas son lesiones provocadas sólo por las herramientas de carpintería!

Otros culpables potenciales incluyen cualquier tipo de equipo eléctrico para cortar, escaleras, andamios, y gatos hidráulicos. La variedad de lesiones y trauma sufrido por comerciantes aficionados es tan amplia como la variedad de herramientas y equipo que las causan: torceduras, quemaduras, fracturas, aberturas, perforaciones, cortaduras, laceraciones, descarga eléctrica, envenenamiento, aplastamiento, e incluso la muerte.

Los Cuatro Elementos de la Seguridad de Hacerlo Usted Mismo
Así que, ¿cómo se protege a sí mismo (y a sus miembros)? Bueno, ciertamente un buen comienzo es leer y seguir todas las instrucciones y etiquetas de advertencia en herramientas y productos de tiendas. Pero en lugar de sólo memorizar una letanía de lo que debe y no debe hacer y de las frases gastadas como "mida dos veces, corte una vez," ¿por qué no intentar un enfoque diferente para la seguridad de hacerlo usted mismo? Ésta es una manera sencilla para evaluar proyectos que le ayudarán a prever peligros potenciales y a evitarlos. Éstos son los cuatro elementos para la seguridad de hacerlo por sí mismo: fuego, aire, agua, y tierra.

No, esto no es nada raro que tenga que ver con el arte Zen. Pero ésta es una fácil manera para identificar, y por lo tanto evitar, al menos algunos de los mecanismos generales que pueden alcanzarlo y lastimarlo mientras está afinando su auto, remodelando la cocina, o arreglando el jardín. Cada uno de los cuatro elementos representa uno o más tipos de peligro. Analice su próximo proyecto en términos de estos elementos y vea si no reconoce peligros familiares y tal vez descubra algunos nuevos.

Fuego
Obviamente, el fuego es calor, y cualquier fuente de calor puede ser peligrosa. Fuentes típicas de calor incluyen soldadoras, varias antorchas, vaporizadores de papel tapiz, pistolas de pegamento, y todos los motores de combustión interna. Pero, ¿qué hay de otras fuentes de calor, como el sol, el cual puede calentar materiales de metal para techar a temperaturas que queman la piel en sólo unos minutos? Las hojas de los serruchos también pueden estar calientes, especialmente las que están trabadas. Y quemar sus dedos no es la única manera en la que el fuego lo desfigurará. El reflejo de soltarse de un tragaluz demasiado caliente en el techo mientras está tratando de retirarlo puede ser tan peligroso como poner demasiado líquido en la parrilla. Más aún si usted está en una escalera. Y no olvide la siempre presente forma de fuego: la electricidad, la cual puede quemarlo tan fácil e incluso más rápido que una llama. Incluso una sacudida no letal de una corriente en casa puede provocar quemaduras o hacerlo saltar. Y ¿qué tipo de fiesta será si eso sucede mientras está en el techo colocando las luces de Navidad? ¿Cómo va a asar castañas "a fuego abierto" desde una cama de hospital?

Aire
Usted tiene que respirar, así que asegúrese que el aire esté limpio. Las cosas en el aire que pueden lesionarlo incluyen humo, polvo, y gases químicos. Usted puede ver y oler muchos de estos nocivos sub-productos de proyectos. Pero el monóxido de carbono, el cual es inodoro, incoloro, y mortífero, es un sub-producto de casi todas las formas de combustión. Con frecuencia, los ingredientes de muchos solventes, pegamentos, pinturas, y agentes limpiadores también son muy peligrosos. Incluso el aire fresco, perfectamente saludable, puede ser peligroso si está en forma de viento que sopla arenilla en su ojo, o si lo hace caer del techo. Y el aire no es lo único que anda por hi. También están todas esas hojas de herramientas, correas, y pequeños trozos que giran, dan vueltas, oscilan, y zumban. Piense en limpio y tranquilo cuando piense en aire.

Agua
No muchas personas que hacen trabajos por sí mismas se ahogan en el intento, así que las clases de natación probablemente no sean esenciales antes de remodelar la cocina. El peligro del agua proviene de su capacidad para entrar casi en cualquier parte, su tendencia para volver las cosas resbalosas, y su capacidad para transportar energía en forma de presión, calor, o electricidad. Tener agua no deseada alrededor de un proyecto es como tener un grupo de niños alrededor de él; imposible de controlar y unido para hacer travesuras. Y justo como los niños, el agua no le hace saber su presencia hasta que es demasiado tarde. Piense en seco y drenado cuando piense en agua.

Tierra
La Tierra, o tierra firme como la llamaron Isaac Newton y sus colegas, es el elemento que hay que tener en mente para cualquier proyecto que requiera escaleras, andamios, movimiento sobre superficies inclinadas, o cualquier otro reto para la gravedad y las leyes de la física. Todo lo que sube tiene que bajar, y si usted no está sobre sus dos pies al nivel del suelo, sus probabilidades de caer involuntariamente incrementan de manera sustancial con cada incremento dado en la altitud. Así que, por supuesto, también incrementan sus probabilidades de lesiones. Si usted quiere, puede calcular el coeficiente de fricción para sus zapatos sobre un techo inclinado para asegurarse que estará bien mientras coloca esa antena parabólica. Así que antes de arrastrarse debajo de su Suburban para apretar esas abrazaderas sueltas del mofle, asegúrese que su auto esté sujeto sobre bloques, no únicamente apoyado por un gato hidráulico.

Estar seguro significa estar informado y estar consciente. Las etiquetas y consejos lo protegen con información. Use los cuatro elementos para la seguridad de hacerlo usted mismo para valorar a los proyectos de posibles peligros y evitar las lesiones por hacerlos usted mismo.




Fuentes Adicionales:

US Consumer Product Safety Commission

FUENTES ADICIONALES CANADIENSES:


Referencias:
Becker T, Trinkaus K, Buckely D. Tool-related injuries among amateur and professional woodworkers. Journal of Occupational and Environmental Medicine . 1996;38:1032-1035.

Occupational safety. Office or Radiation, Chemical, and Biological Safety. Michigan State University website. Disponible en: http://www.orcbs.msu.edu .

Last Reviewed mayo 2011



Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

 

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

 

To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.