Preste atención a sus intestinos: Cuando un dolor de estómago es algo más...
English Version


Ya que todos experimentamos malestar abdominal o dolor en algún momento, decidir si es necesario ir al médico por estos síntomas puede ser desconcertante. Si los síntomas son intermitentes y no están presentes durante una exploración física en el consultorio, pueden ser también difíciles de describir. Afortunadamente, hay algunas reglas prácticas que pueden ser de utilidad.

Barbara O'Brien, MD, profesora asistente de medicina en la Universidad de Alabama del Sur (Mobile) y miembro del American College of Gastroenterology afirma que, en general, las personas más jóvenes pueden experimentar dolores abdominales más graves que las personas de edad avanzada pero, con excepciones, el dolor suele ser de una naturaleza menos grave en los más jóvenes. Algunas causas comunes de dolor o malestar abdominal periódico, agrega, incluyen el síndrome de intestino irritable ("colon espástico"), el reflujo gastroesofágico, la enfermedad de úlcera péptica y los cálculos biliares. Otras causas posibles, aunque menos frecuentes, incluyen la enfermedad inflamatoria del intestino, el cáncer colorrectal y la hepatitis. A veces los síntomas del dolor abdominal, en especial los relacionados con el esfuerzo, pueden indicar problemas cardíacos, en lugar de problemas gastrointestinales.

¿Cuándo debe buscar una opinión profesional?
Usted tiene malestar estomacal. Tal vez comió demasiado. O tal vez tenga una intoxicación alimenticia. ¿Cómo puede estar seguro de que no pasa nada grave?

O'Brien dice que se debe consultar a un médico si se experimentan síntomas abdominales Y cualquiera de las siguientes situaciones:

  • Dolor constante, intenso o recurrente
  • Incapacidad para desempeñar actividades rutinarias
  • Pérdida de peso o pérdida del apetito
  • Náuseas y vómitos
  • Fiebre
  • Cambios en los hábitos intestinales, sangre en las heces o heces negras y alquitranadas
  • Dificultad para tragar
  • Despertarse durante la noche debido al dolor
  • Antecedentes de trastornos estomacales o cirugías intestinales
  • Una condición médica que requiere el uso de aspirina o antiinflamatorios
Es posible que los episodios aislados de dolor leve que desaparece en el término de 24 a 48 horas no requieran mayor tratamiento médico. Sin embargo, si esto le preocupa, asegúrese de comunicarse o consultar a su médico.

El examen: Qué esperar
Antecedentes
Primero, el médico revisará sus antecedentes en detalle. Se interesará especialmente por cualquier problema gastrointestinal o problemas cardíacos previos, ya que determinados síntomas pueden coincidir. Esté preparado para contarle a su médico sobre cualquier medicamento que esté tomando, particularmente los antiinflamatorios no esteroideos, como ibuprofeno. También es importante ser honesto acerca de cualquier remedio herbal que tome, ya que algunos medicamentos herbales pueden afectar el hígado y el tracto gastrointestinal. Se le preguntará si ha sido tratado anteriormente por los mismos síntomas o si el dolor es nuevo. Asegúrese de informar al médico si existen antecedentes de enfermedades gastrointestinales en su familia.

Temas ginecológicos
Para determinar si los síntomas pueden ser de naturaleza ginecológica, probablemente el médico le pregunte acerca de su actividad sexual, sobre qué tipo de método anticonceptivo utiliza, sobre la frecuencia de sus períodos y sobre la posibilidad de que esté embarazada.

Descripción de los síntomas

Luego, le harán preguntas acerca de la naturaleza del dolor, como:
  • ¿Es constante?
  • ¿Se va y luego regresa, hay retortijones?
  • ¿Cuánto tiempo dura?
  • ¿En qué momento del día ocurre, es aleatorio, aparece después de comer, etc.?
  • ¿Dónde se localiza el dolor?
  • ¿Hay algunas medidas que provoquen el dolor o que lo alivien?
  • ¿Experimenta algún otro síntoma?

Haga su mejor esfuerzo describir el dolor en detalle con sus propias palabras. Con frecuencia es muy útil escribir lo que ha estado experimentando antes de ver al médico, ya que puede olvidar detalles importantes si se pone nervioso durante la exploración.

Examen físico
Luego, el médico realizará un examen general, incluido un examen abdominal en el que escuchará los sonidos del intestino, observará el aspecto general del abdomen y realizará diferentes maniobras para examinar el tipo de dolor. La mayoría de las veces, agrega O'Brien, esta exploración incluye un examen rectal y la toma de una muestra fecal. También puede realizarse un examen pélvico. En algunos casos, en especial si el dolor abdominal es en la parte superior, o si está relacionado con el esfuerzo, el médico realizará pruebas para revisar el estado de su corazón.

¿Qué sigue?
La mayoría de los trastornos gastrointestinales pueden ser tratados fácilmente por el médico de cabecera. Algunos problemas recurrentes o más graves pueden requerir la atención de un gastroenterólogo, que está capacitado especialmente para tratar tales trastornos.

"Debe salir del consultorio médico con un plan de acción," señala O'Brien. "Pregunte al médico, '¿Y después qué hacemos?'". Solicite al médico que describa sus impresiones y diseñe un plan de acción para su tratamiento, ya sea una evaluación posterior, cambios en la dieta, medicamentos o derivación a un especialista.




RESOURCES:
American College of Gastroenterology

National Institutes of Health

South Denver Gastroenterology

CANADIAN RESOURCES:
The College of Family Physicians


Last Reviewed June 2010



Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

 

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

 

To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.