Lesiones del voleibol: Bloquéelas antes que empeoren
English Version

El voleibol, un ejercicio favorito tanto para los jugadores por recreación como para los jugadores de competencia, es una actividad relativamente segura pero, al igual que con otros deportes, pueden ocurrir lesiones. Aquí esta lo que puede hacer si le ocurren:

Las lesiones serias son raras

"Las lesiones serias como las de cabeza son muy raras y las colisiones fuertes no son comunes" en el voleibol, de acuerdo a Mark Schoen, un entrenador atlético certificado que trabaja con los equipos varonil y femenil de la UCLA.

Aun así, los jugadores de la UCLA pasan tiempo en el cuarto de cuidado de lesiones. Y jugar voleibol puede llevar a las lesiones, incluso si no está en uno de los mejores equipos colegiales de la nación.

De acuerdo a William Briner Jr., MD, el presidente del equipo consejero de recursos médicos del voleibol de USA, la mayoría de las lesiones están relacionadas al bloqueo y al remate, ambos de los cuales tiene que ver con saltar y aterrizar.

Tendinitis rotular
La tendinitis rotular, también conocida como "rodilla de los saltadores" es el tipo más común de lesión en el voleibol. Para evitarla, debe fortalecer sus cuádriceps y asegurarse que sus tendones sean flexibles.

Y "asegúrese que sus zapatos estén en buena forma" dice Schoen. Si tiene tendinitis rotular, siente dolor justo por debajo de su rótula. Probablemente sentirá más el dolor cuando salte que cuando aterrice. Trate este dolor con descanso y hielo y medicamentos antiinflamatorios después de jugar. Si continúa el dolor, vea a un doctor en medicina deportiva para una evaluación y tratamiento.

Esguinces de tobillo
Elevarse para hacer un bloqueo y descender de manera fuerte algunas veces puede provocar que se tuerza el tobillo. Con tratamiento y rehabilitación puede tomarle de tres a seis semanas para regresar a una actividad completa y a veces hasta 10 semanas para que el tobillo alcance la fuerza normal.

Trabaje en el fortalecimiento de los músculos que llevan al pie hacia arriba y gire el pie hacia afuera antes de regresar a jugar. Intente ejercicios de equilibrio para aumentar la propriocepción del tobillo (saber dónde está la posición de la articulación). Un fisioterapeuta o un entrenador atlético pueden enseñarle algunos ejercicios de equilibrio. Si es propenso a las lesiones del tobillo, puede considerar el utilizar un aparato ortopédico.

"No prevendrá un esguince, pero puede hacerlo menos grave" dice Schoen.

Lesiones del hombro
Las lesiones del hombro resultantes de jugar voleibol tienden a ser lesiones por uso excesivo, como la tendinitis, bursitis o un pequeño desgarre del manguito rotador.

"Las lesiones a las unidades músculo-tendón del manguito rotador son comunes" dice Schoen. El recomienda empezar con un tratamiento conservador: Descanso, medicinas antiinflamatorias y hielo posterior a la actividad.

Si persiste el dolor, vea a un doctor en medicina deportiva. Debido a que el dolor de hombro puede ser provocado por distintos tipos de lesiones, es importante determinar la causa de su dolor y tratarlo adecuadamente.

"Hacer el ejercicio incorrecto para tratar de arreglar su lesión puede empeorar las cosas", dice el Dr. Briner.

Lesiones de mano
Las fracturas, esguinces y dislocación de los dedos y muñecas pueden ser comunes en el voleibol. En muchos casos, esas lesiones son menores y no significan pasar mucho tiempo fuera de las canchas.

"La mayoría de los esguinces de dedo y fracturas cercanas a ellos puede controlarse al poner una férula o vendar", dice el Dr Briner. Vea a un doctor si piensa que puede tener una fractura o dislocación.

Todo está en la técnica
Con las lesiones por el uso excesivo, "hay alguna falla en la biomecánica de su juego", dice el Dr. Briner. Es importante afrontar sus problemas de forma y técnica antes de volver a la cancha.

Esté en forma
Para evitar las lesiones, los jugadores deben tener una buena base de referencia del nivel de acondicionamiento antes de jugar. "Especialmente para un deporte que es tan anaeróbico y basado en el poder, necesita tener sus músculos en forma", dice el Dr. Briner. Concéntrese en fortalecer los músculos de la cadera y hacer reforzamiento del manguito rotador. Trabaje en la flexibilidad, especialmente en el área del tendón de la corva.

Cada vez que juegue, caliente antes de jugar al máximo. Empiece con un trote y con saltos y haga algunos ejercicios específicos tales como el servicio y la posición.

Vaya a la playa
Cuando llega el verano y tenga la opción de jugar en la arena en lugar del duro piso del gimnasio, hágalo.

"Las lesiones de rodilla y tobillo son menos probables en la arena porque es más suave", dice el Dr. Briner. Su pie no está anclado y hay menos presión que se pueda transferir hacia otras articulaciones. Pero debido a que los saltos vigorosos para hacer el servicio son más comunes en la arena, de hecho las lesiones de hombro son más comunes en el voleibol de playa que en el voleibol de salón. Asegúrese de calentar su servicio de saque antes de sacar.




RESOURCES:
American College of Sports Medicine


Canadian Resources:

Volleyball Canada

Last Reviewed febrero 2011



Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

 

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

 

To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.