Consejos para evitar traumatismos en el tenis
English Version


El tenis puede ser un deporte demandante y provocador de lesiones. Usted lanza sus codos y hombros en los servicios y los golpes. Va y viene constantemente y muchos jugadores amateur juegan en superficies duras en lugar de barro o pasto. Si incurre en una lesión de tenis arriesga más que perder unos cuantos juegos. Puede apartarse del tenis y de otros deportes por meses. Afortunadamente, los jugadores aficionados que no golpean la pelota con tanta fuerza o tan seguido como los jugadores avanzados o de élite tienen un menor riesgo de lesionarse. Pero algunos jugadores de tenis, no importa cual sea su nivel, son propensos a lesionarse. Así que, ya sea que visite las canchas locales de manera ocasional o que se encamine hacia el juego profesional, aquí está lo que necesita saber acerca de las lesiones más comunes del tenis.

Codo de Tenista
Según Robert Leach, MD, editor emérito del American Journal of Sports Medicine, el término usado comúnmente para referirse a la degeneración (no inflamación) de los tendones extensores de la muñeca, donde se unen al codo, es codo de tenista. Usar la mecánica correcta cuando golpea la pelota, especialmente de reversa, es importante para la prevención del codo de tenis.

"Asegúrese de golpear la pelota de frente", dice Leach. Para aprender la técnica adecuada, tome una clase, puede que mejore su juego.

Dolor de hombro
El dolor de hombro puede deberse a una variedad de achaques, pero la causa más común es la disfunción del manguito de los rotadores. Los servicios son los responsables del dolor de hombro; es menos probable que un movimiento de servicio sencillo provoque problemas de hombro. Sin embargo, si está decidido a devolverle la pelota con fuerza a su oponente, asegúrese de hacer un buen calentamiento y de mantener fuertes los músculos del manguito de los rotadores. Eddie Vargas, un profesional certificado del acondicionamiento físico APEX y director del fitness for the Columbia Basin Racquet Club en Richland, Washington, recomienda mover sus músculos del manguito rotator a su nivel máximo de movimiento utilizando mancuernas o cuerdas de estiramiento.

Dolor de espalda
Más a menudo los jugadores de tenis experimentan dolor de espalda. Según el Dr. Leach, generalmente no es grave. Aunque son posibles las lesiones del disco, las lesiones relacionadas con la espalda son más comunes en el tenis. El Dr. Leach aconseja trabajar en la flexibilidad de su espalda y construir músculos abdominales fuertes. Vargas recomienda usar una máquina de cable fijo para reforzar los músculos de la espalda baja.

Esguince de tobillo
Los esguinces de tobillo ocurren cuando se gira el tobillo hacia dentro. Son bastante impredecibles, y es difícil prevenirlos. Si se tuerce un tobillo, dice el Dr. Leach, obtenga el tratamiento adecuado, hielo y eleve el tobillo inmediatamente y véndelo para que tenga apoyo. Aplique hielo sobre el tobillo, elévelo de inmediato y véndelo para darle soporte.

Músculos isquiotibiales
Muchos atletas experimentan problemas en los músculos isquiotibiales, y los tenistas no son la excepción. Los músculos isquiotibiales necesitan ser flexibles. Vargas recomienda estirarlos totalmente antes de jugar, pero advierte "No estirarlos en frío". Vargas dice que se puede trabajar el estiramiento de los isquiotibiales haciendo curls o usando una máquina de curls de pierna invertida. Cuando haga el trabajo de fortalecimiento de isquiotibiales, dice, primero caliente y luego estírese, y "siempre estírese entre cada serie".

Desgarre del cartílago de rodilla
Según el Dr. Leach, la lesión de rodilla más frecuente en el tenis es el desgarro de los meniscos. Se puede trabajar en el fortalecimiento general de los músculos isquiotibiales y cuádriceps, pero no se puede hacer mucho para prevenir este tipo de lesión. Simplemente tenga en cuenta que es algo que puede ocurrir y, si se lesiona la rodilla jugando al tenis, consulte a un cirujano ortopédico para someterse al tratamiento adecuado.

Lesión del tendón de Aquiles
Si juega al tenis, puede sufrir una distensión o un desgarro del tendón de Aquiles. La buena flexibilidad es la mejor medida preventiva que puede tomar. Siempre entre en calor antes de comenzar a jugar. También trabaje en el aumento de la flexibilidad de esa zona en días que no juegue.

Prevención de lesiones generales
Quizá la acción mas importante que puede tomar para prevenir lesionarse en le tenis - como en muchos deportes - es tener un buen calentamiento antes de jugar. "Empiece suavemente y aumente su frecuencia cardíaca", recomienda el Dr. Leach. "El problema más grande es que muchos jugadores recreativos salen y golpean dos pelotas y ya sienten que están listos para empezar".

El Dr. Leach recomienda al menos cinco minutos de calentamiento, tanto dentro como fuera de la cancha. Un calentamiento en la cancha debe involucrar el golpear de manera delicada de forma controlada. Durante el calentamiento, no debe ir de un lado a otro de la chancha para pegarle a todas las pelotas. Si su nivel de juego no permite un calentamiento controlado, aumente la frecuencia cardíaca antes de entrar a la cancha. Trate con la bicicleta, una caminata vigorizante o trotando. Posteriormente cuando pise la cancha, caliente sus saques delicadamente tanto como le sea posible

No olvide también hacer una entrada en calor para el saque. El Dr. Leach, un tenista experto, sostiene: “No haga solo cuatro saques y diga ‘de acuerdo, comencemos’”. En circunstancias normales, el Dr. Leach calcula que hace alrededor de 15 saques como parte de su rutina de calentamiento, que dura entre 10 y 12 minutos.

Una rutina saludable
El siguiente calentamiento para el tenis fue diseñado por Andy Shupe, un profesional de tenis USPTA y entrenador en jefe de tenis varonil y femenil en la Universidad de Massachusetts, Lowell. Este es adecuado para jugadores avanzados y agresivos que se preparan para el juego final. Los jugadores amateur no necesitan un calentamiento así de extenso, pero pueden seguir los pasos mencionados a continuación.

  • Comience con 10 minutos de golpeo ligero (u otra actividad aeróbica ligera).
  • Haga cinco minutos de carrera lenta en la cancha. Corra hacia delante y hacia atrás, y de lado.
  • Continúe con otros cinco minutos de lo que Shupe llama “movimientos de flexibilidad dinámica” (p. ej., una carrera lenta llevando las rodillas al pecho o los pies a los glúteos).
  • Estírese por 5-10 minutos, trabajando los hombros, tríceps, antebrazos, muñecas, pecho, espalda, tendones, cuádriceps, flexores de la cadera y los tobillos.
  • Regrese a la cancha y haga 15 minutos de golpeo. Empiece junto a la red con voleos fáciles, regrese a la línea de servicio para una carrera corta y haga la progresión natural para la línea de base, tomando un ritmo en sus tiros mientras retrocede.
  • Caliente su hombro con tiros ligeros por encima de la cabeza, primero en la línea de servicios y luego unos cuantos en la línea de base.
  • Tómese alrededor de cinco minutos para el calentamiento del saque. Empiece lentamente. "Primero caliente su segundo servicio", dice Shupe. Trabaje hacia un servicio más fuerte. No puede no estar haciendo servicios a un ritmo total sino hasta después de algunos juegos en la cancha.
  • No olvide hacer una rutina de relajación después de un partido intenso de tenis y vuelva a elongar cuando termine.
La cosa más importante que hay que recordar es que usted necesita calentar todos sus tiros y necesita hacerlo gradualmente. "Si veo que los chicos están golpeando duro inmediatamente, voy hacia ellos. No jugarán bien si no hacen correr su sangre y un adecuado trabajo de pies, y el no calentar correctamente es una buena forma para lesionarse", dice Shupe.




RESOURCES:
American Council on Exercise (ACE)

American Orthopedic Society for Sports Medicine

References:
Timely tips for tennis types. The Physician and Sportsmedicine. Available at: http://www.physsportsmed.com/issues/1998/05may/tennis.htm.

Last Reviewed February 2011



Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

 

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

 

To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.