Cepille Sus Dientes: Es Bueno para Su Corazón
English Version


Los constantes recordatorios de su mamá para cepillar sus dientes podrían estar ayudando a su corazón. La buena higiene oral ayuda a prevenir la acumulación de placa que caracteriza tanto a las enfermedades del corazón como de las encías.

En años recientes, existe evidencia creciente que indica que el endurecimiento de la arteria o aterosclerosis se relaciona de algún modo con la infección e inflamación.

"Existe un fuerte indicio de que la enfermedad periodontal (enfermedad de las encías) es un factor de alto riesgo para la formación de placas ateroscleróticas en las arterias coronarias," dice Jack Caton, DDS, presidente de The American Academy of Periodontology y profesor de periodontología en the University of Rochester Eastman Dental Center en New York. Caton considera la enfermedad de las encías un problema de nivel mundial, que aflige a casi todas las personas.

Enfermedad de las Encías
La forma primaria de la enfermedad periodontal ocurre cuando las bacterias invaden las encías, huesos y tejido que dan soporte a los dientes. Más del 75% de los adultos mayores de 35 años de edad sufren de enfermedad periodontal, pero la mayoría no se da cuenta de ello hasta que ya se presenta un daño considerable. Con frecuencia la enfermedad de las encías indolora progresa implacablemente: las encías se separan de los dientes, se forman cavidades y se profundizan y las toxinas producidas por bacterias destruyen el tejido. Aunque en su etapa más temprana, conocida como gingivitis , el cuidado dental profesional y la buena higiene oral puede revertir el asedio periodontal.

Durante cientos de años, las personas han reconocido una relación entre las infecciones orales y los padecimientos sistémicos. En investigaciones más recientes se ha encontrado una relación entre la enfermedad de las encías y enfermedad cardiovascular, bebés con bajo peso de nacimiento, infecciones respiratorias y diabetes. En un estudio se encontró que las personas con pérdida ósea periodontal tuvieron el doble de probabilidad de sufrir enfermedad cardiaca mortal. El mecanismo exacto que incrementa el riesgo cardiovascular sigue sin comprenderse, pero expertos creen que las bacterias de la infección crónica de las encías entran al torrente sanguíneo y causan que los glóbulos blancos (los cuales combaten infecciones) liberen químicos inflamatorios que crean un acumulación de depósitos grasosos y coágulos en las arterias. Estudios han mostrado que las infecciones crónicas en otras partes del cuerpo pueden provocar una respuesta similar.

"Una parte general de tener un cuerpo y corazón saludable es asegurándose de que no existan infecciones en el cuerpo, incluyendo periodontitis y gingivitis," explica Caton.

Prevención
"Prevenir la enfermedad periodontal o disminuir su propagación o gravedad también podría reducir el riesgo de desarrollar enfermedad de las arterias coronarias," dice Caton. "La mejora de la higiene oral y las frecuentes limpiezas dentales se relacionan con la salud periodontal. La salud periodontal se relaciona con una menor incidencia de la enfermedad de las arterias coronarias y apoplejía ."

Para disminuir su riesgo tome las siguientes medidas:

  • Cepille las superficies internas, externas y áreas de masticación al menos dos veces al día con un cepillo de cerdas suaves sosteniéndolo en un ángulo de 45°. Algunas personas encuentran que los cepillos eléctricos son más fáciles de usar.
  • Use el hilo dental una vez al día, guiando cuidadosamente el hilo entre los dientes. Mientras mantiene tenso el hilo dental cúrvelo alrededor de cada diente, después deslice el hilo dental hacia arriba y hacia abajo. Continúe la limpieza, usando una sección limpia de hilo en cada diente.
  • Obtenga limpieza dental profesional cada seis meses, con más frecuencia si es propenso a desarrollar placa o gingivitis. "Es probable que sea la mejor inversión que un adulto puede hacer con respecto a la prevención de la enfermedad periodontal y caries," dice Caton.
  • Pida que se le realice una revisión periodontal anual y evaluación del grado al cual el tejido de las encías se ha alejado de los dientes.

Factores de Riesgo
Varios factores pueden ponerlo en riesgo elevado de sufrir enfermedad periodontal.

  • Hormonas
    Las pastillas de control de natalidad, la terapia de reemplazo hormonal, el embarazo, la pubertad y los ciclos menstruales aumentan los niveles de estrógeno. "Las células receptoras en los tejidos periodontales son sensibles al estrógeno, lo que causa una reacción exagerada a las bacterias que permanecen después del cepillado," explica Caton. Lo que significa que debe ser escrupulosamente atento con el cepillado de dientes y uso del hilo dental bajo estas condiciones.

  • Medicamentos
    Algunos medicamentos para la presión arterial y epilepsia crean un crecimiento excesivo del tejido de las encías, especialmente en personas con un padecimiento de las encías ya existente. Las bacterias pueden acumularse fácilmente en las encías dilatadas y comenzar a destruir los tejidos que dan soporte a los dientes.

  • Fumar
    Científicos han reunido evidencia abrumadora que indica que fumar aumenta el riesgo de desarrollar enfermedad periodontal. Además, en un reciente estudio en the University en Buffalo School of Dental Medicine se encontró que la exposición pasiva y casera al humo del cigarro aumentó el riesgo de sufrir desprendimiento y sangrado en las encías así como también enfermedad periodontal severa en un 70%.

  • Alcohol
    La misma universidad encontró que el consumo excesivo de alcohol elevó las probabilidades. La profesora investigadora Sara G. Grossi, DDS, dice que el riesgo de desarrollar enfermedad periodontal aumentó desde un 10% hasta un 20%, 30% y después un 40% a medida que el consumo de alcohol aumentaba desde cinco bebidas hasta 10, 15 y 20 a la semana.

  • Dieta
    Sin los nutrientes apropiados el cuerpo pasa por más dificultades para combatir la infección. Recientemente investigadores de the University en Buffalo descubrieron que los niveles bajos de vitaminas antioxidantes aumentaron el riesgo periodontal, atribuyendo los hallazgos a la necesidad del cuerpo por antioxidantes para mantener la homeóstasis y controlar el daño bacteriano.

  • Estrés
    También ayuda mantener la emociones estables. Las personas que confrontan las situaciones estresantes con frecuencia se vuelven distraídos y reducen los esfuerzos en los hábitos de higiene. Además, no sobrellevar el estrés reduce el funcionamiento normal del sistema inmunológico.


Síntomas
Aunque es insidiosa al principio, la enfermedad de las encías empeorará constantemente sin tratamiento. The American Academy of Periodontology dice que los síntomas incluyen:

  • Separación de las encías con los dientes
  • Inflamación, enrojecimiento o sensibilidad de las encías
  • Encías que sangran sin el cepillado o uso del hilo dental
  • Mal aliento
  • Pérdida o falta de dientes
  • Cambio en la mordida o ajuste de las dentaduras postizas parciales
  • Pus entre el diente y la encía

Si usted nota cualquiera de estos cambios, consulte a su dentista para una canalización o llame directamente a un periodoncista.

Tratamiento
Con frecuencia en sus etapas más tempranas, la buena higiene oral y la frecuente limpieza profesional curarán el padecimiento. Si no es así. Un periodoncista puede retirar la placa de la parte inferior de la línea de la encías o cepillar la raíz del diente para permitir que se vuelva a adherir la encía. Con respecto a casos más avanzados, se podría requerir cirugía para limpiar el área infectada y reconstruir el hueso dañado.

Con frecuencia los periodoncistas agregarán un curso de terapia antimicrobiano: pastas, geles o polímeros aplicados de manera tópica o pastillas antibióticas para eliminar más bacterias agresivas. También los especialistas podrían ordenar Periostat , una pastilla que disminuye la concentración de enzimas destructivas llamadas colagenasas alrededor de los dientes y protege el tejido de daño adicional. El tratamiento puede prevenir mayor deterioro relacionado con la enfermedad periodontal.

"Lo que no sabemos es que si usted se cura de la enfermedad periodontal, disminuirá el riesgo de padecer enfermedad de las arterias coronarias," dice Caton, explicando que se están llevando a cabo estudios de intervención adicionales. Estudios preliminares sugieren que el tratamiento periodontal puede disminuir la "proteína C-reactiva de alta sensibilidad" (hsCRP) en la sangre. Los niveles elevados de hsCRP en la sangre se consideran un factor de riesgo importante para la enfermedad de las arterias coronarias. Mientras investigadores determinan si el tratamiento puede disminuir el riesgo cardiaco, el cuidado profesional minimizará la pérdida de dientes. La pérdida de dientes se relaciona claramente con el riesgo de enfermedad cardiaca. La mejor opción para la salud oral sigue siendo la prevención y la disminución de los factores de riesgo periodontales.




FUENTES DE INFORMACIÓN
American Academy of Periodontology

American Dental Association

National Institute of Dental and Craniofacial Research:
National Institutes of Health

FUENTES DE INFORMACIÓN CANADIENSES:
Healthy Living Unit (Public Health Canada)


Referencias:
D'Aiuto F, Parkar M, Andreou G, Brett PM, Ready D, Tonetti MS. Periodontitis and atherogenesis: causal association or simple coincidence? J Clin Periodontol . 2004;31(5):402-411.

Hung HC, Joshipura KJ, Colditz G, Manson JE, Rimm EB, Speizer FE, Willett WC. The association between tooth loss and coronary heart disease in men and women. J Public Health Dent . 2004;64(4):209-215.

Does the mouth put the heart at risk? National Institute of Dental and Craniofacial Research website. Disponible en: http://www.nidcr.nih.gov/ .

Large scale study looks at link between periodontal and heart disease. National Institute of Dental and Craniofacial Research website. http://www.nidcr.nih.gov/ .

Oral opportunistic infections: Links to systemic diseases. National Institute of Dental and Craniofacial Research website. Disponible en: http://www.nidcr.nih.gov/spectrum/nidcr2/2grasec3.htm .

First evidence found of link between gum disease and high alcohol consumption, low dietary antioxidants. University at Buffalo School of Dental Medicine website. Disponible en: http://www.buffalo.edu/scripts/newnews/index.cgi?article=firstevide .

Ford PJ, Yamazaki K, Seymour GJ:Cardiovascular and oral disease interactions: what is the evidence? Prim Dent Care. 2007;14:59-66.

UB researchers identify specific oral bacteria most likely to increase risk of heart attack. University at Buffalo School of Dental Medicine website. Disponible en: http://www.buffalo.edu/scripts/newnews/index.cgi?article=ubresear13 .

Yeh ET: High-sensitivity C-reactive protein as a risk assessment tool for cardiovascular disease. Clin Cardiol. 2005; 28:408-12.

Last Reviewed October 2010



Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

 

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

 

To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.