Taquipnea Transitoria en el Recién Nacido
English Version

Definición
La taquipnea transitoria es un problema respiratorio que se da entre el 1% y el 2% de los recién nacidos. Ocurre cuando el líquido no deja los pulmones tan rápido como debería después de nacer. Los bebés que nacen con esta condición por lo general se recuperan a los tres días de nacidos.

La taquipnea transitoria se puede tratar fácilmente, pero requiere cuidado por parte del médico.

Sistema respiratorio de un bebé

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Causas
Antes de nacer, normalmente, los pulmones del bebé están llenos de líquido amniótico. Durante la labor de parto, señales químicas le dicen a los pulmones que comiencen a retirar el líquido. Cuando el bebé pasa a través del canal de parto, el pecho se aprieta. Esa presión puede ayudar a despejar algo del líquido de los pulmones. Después de nacer, el bebé también puede toser parte del líquido. Una vez que el bebé comienza a respirar, el aire llena los pulmones y ayuda a despejar cualquier líquido remanente. El líquido puede no despejarse lo suficientemente rápido de los pulmones si :
  • El bebé no responde bien a las señales químicas durante la labor de parto.
  • El líquido no es expulsado de los pulmones en el canal de parto.

Factores de riesgo
Un factor de riesgo es aquello que incrementa su probabilidad de contraer una enfermedad o condición. Los siguientes factores incrementan el riesgo de que su hijo desarrolle taquipnea transitoria:

Síntomas
Si su recién nacido experimenta cualquiera de estos síntomas, no asuma que se debe a taquipnea transitoria. Estos síntomas pueden ser causados por otras condiciones de salud. Los síntomas incluyen:
  • Respiración rápida y con dificultad (más de 60 respiraciones por minuto)
  • Sonidos de gruñidos o quejidos al exhalar
  • Ensanchamiento de las fosas nasales
  • Retracciones: con cada respiración, el pecho parece hundirse entre las costillas o debajo de la caja torácica
  • Cianosis: la piel tiene un matiz azulado alrededor de la boca y la nariz

Diagnóstico
El médico observará el historial de su embarazo y labor de parto. Además, examinará a su bebé y realizará pruebas de diagnóstico.

Las pruebas pueden incluir:
  • Análisis de sangre, tales como:
    • Hemograma completo: para detectar signos de infección, como neumonía .
    • Cultivos de sangre: para detectar signos de infección.
    • Una determinación de gas en sangre: para revisar el nivel de oxígeno en la sangre del bebé. El procedimiento se puede repetir mientras se encuentra hospitalizado.
  • Radiografía de tórax : radiografía de los pulmones que se utiliza para encontrar posibles causas de problemas respiratorios.
  • Monitoreo de oximetría de pulso: se coloca una cinta que contiene un sensor de oxígeno en el pie del bebé. Se conecta a un monitor que le dice al médico qué tan bien están funcionando los pulmones.

Con frecuencia, la taquipnea transitoria no se diagnostica hasta que los síntomas desaparecen, por lo general a los tres días después del parto.

Tratamiento
Platique con su doctor sobre el mejor plan de tratamiento para su hijo. El cuidado de apoyo y el monitoreo constante son las bases del tratamiento. Otras opciones de tratamiento incluyen:

  • Oxígeno complementario: se le suministra oxígeno extra al bebé a través de una mascarilla o de cánulas nasales.
  • Presión positiva continua en las vías respiratorias (PPCVR): se coloca una sonda en la nariz del bebé. Una máquina de respiración empuja un flujo continuo de aire u oxígeno dentro de las vías respiratorias para mantenerlas abiertas.
  • Antibióticos: se pueden administrar antibióticos al bebé por vía intravenosa (IV) hasta que los resultados de los análisis indiquen que no hay infección.
  • Alimento complementario: cuando un bebé tiene dificultad para respirar, puede resultarle difícil lactar. En ese caso, se utiliza una sonda IV que transporta líquidos, glucosa y electrólitos.
  • Apoyo ventilatorio: en casos poco frecuentes, se utiliza una máquina para ayudar a respirar al bebé.
Un día o dos después de nacer, la respiración del niño debe mejorar. Al tercer día de vida, todos los síntomas de taquipnea transitoria deben desaparecer.

Prevención
No hay pautas para prevenir la taquipnea transitoria porque se desconoce la causa exacta. Pero hay varias cosas que puede hacer para ayudar a asegurar que dará a luz a un bebé sano:
  • Comer una dieta saludable, una que sea baja en grasas saturadas y rica en granos enteros, frutas y verduras.
  • Sométase a revisiones regulares prenatales.
  • No fume. Si fuma, deje de hacerlo.
  • Evite consumir drogas y alcohol.




RESOURCES:
American Academy of Pediatrics


CANADIAN RESOURCES:
Canadian Pediatrics Society


References:
DynaMed Editorial Team. Transient tachypnea of neonate. EBSCO DynaMed website. Available at: http://www.ebscohost.com/dynamed/what.php. Updated November 2, 2010. Accessed November 11, 2010.

Finberg L, Kleinman RE. Saunders Manual of Pediatric Practice. 2nd ed. Philadelphia PA: Saunders; 2002.

Kleigman RM, Behrman RE, Jenson HB, Stanton BF. Nelson Textbook of Pediatrics. 18th ed. Philadelphia, PA: Saunders; 2007.

Lucille Packard Children’s Hospital. Transient tachypnea of the newborn. Lucille Packard Children’s Hospital website. Available at: http://www.lpch.org/DiseaseHealthInfo/HealthLibrary/hrnewborn/ttn.html. Accessed September 12, 2005.

Penn State Children’s Hospital. Transient tachypnea of the newborn. Penn State Children’s Hospital website. Available at: http://www.hmc.psu.edu/childrens/healthinfo/t/ttn.htm. Accessed September 12, 2005.

Taussig LM, Landau LI. Pediatric Respiratory Medicine. St. Louis, MO: Mosby; 1999.

Last Reviewed septiembre 2012



Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

 

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

 

To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.