Reparación de cistocele y rectocele
English Version

Definición
Un cistocele se presenta cuando una parte de la vejiga sobresale dentro de la vagina. La protuberancia aparece por un defecto en el tejido entre la vejiga y la vagina.

Cistocele

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Un rectocele se presenta cuando una parte de la pared del recto sobresale dentro de la vagina. La protuberancia aparece por un defecto en el tejido entre el recto y la vagina.

Rectocele

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Estas formaciones aparecen a causa de un problema de los tejidos conjuntivos pélvicos (fascia, ligamentos y músculos).

Razones para realizar el procedimiento
El procedimiento se realiza para detener los síntomas, como problemas para ir al baño, incontinencia urinaria o dolor durante las relaciones sexuales. Generalmente, este tipo de cirugía no se realiza hasta después de haber intentado otros tratamientos, como ejercicios musculares y la inserción de un pesario (un aparato que se coloca en la vagina para intentar corregir la ubicación de la vejiga o del recto). Si ya se probaron estos tratamientos y no se logró ningún alivio, es posible que el médico le sugiera una reparación quirúrgica.

Posibles complicaciones
Las complicaciones son poco frecuentes, pero ningún procedimiento está completamente libre de riesgos. Si está planificando someterse a este tipo de reparación, el médico revisará una lista de posibles complicaciones, que pueden incluir:
  • Reacción adversa a la anestesia
  • Infección
  • Sangrado
  • Daño accidental a la vagina, el recto y la vejiga
  • Daño accidental a los órganos cercanos

¿Qué esperar?
Antes del procedimiento
  • Hable con su médico acerca de los medicamentos que toma actualmente. Puede ser necesario interrumpir la administración de algunos medicamentos antes de realizar el procedimiento, tales como:
    • Aspirina u otros antiinflamatorios hasta una semana antes de la cirugía.
    • Medicamentos anticoagulantes, como clopidogrel (Plavix) o warfarina (Coumadin)
  • Ingiera una comida ligera el día antes de la cirugía.
  • No coma ni beba nada después de la medianoche o la noche anterior al procedimiento.
  • Si se le practicará una reparación de rectocele, es posible que deba aplicarse un enema la noche anterior a la cirugía.
Anestesia
Por lo general, podrá elegir entre anestesia general o local . Con la anestesia general, estará dormido. La anestesia local adormece la parte inferior del cuerpo, pero usted estará despierto.

Descripción del procedimiento
Se insertará una sonda vesical en la uretra para ayudar a disminuir la presión de la vejiga.

Se realizará un corte en la piel para descubrir el músculo y los tejido involucrados. En algunos casos, los músculos y el tejido se cerrarán sobre sí mismos. Esto los hará más fuertes. En otros casos, se usará un material similar a una malla para fortalecer el tejido. Se extraerá cualquier tejido que esté debilitado a causa de cirugías anteriores, embarazos o el envejecimiento. También se extraerá el revestimiento vaginal sobrante.

En algunos casos, se puede realizar un procedimiento de suspensión o elevación para brindar soporte adicional a la vejiga.

¿Cuánto durará?
De 45 minutos a dos horas o más.

¿Cuánto dolerá?
Es posible que sienta un malestar vaginal por una o dos semanas después de la cirugía. Le administrarán medicamentos para ayudar a aliviar este dolor.

Hospitalización promedio
Habitualmente, la internación dura 1 ó 2 días. El médico puede indicar que permanezca en el hospital por más tiempo si surge alguna complicación.

Cuidados después de la cirugía
En el hospital
  • Por lo general, se deja colocada una compresa medicinal en la vagina durante toda la noche.
  • Si se le practicó una reparación de rectocele, se le retirará la sonda vesical en cuanto pueda ir al baño sin ayuda. Si se le practicó una reparación de cistocele, a menudo se debe dejar la sonda vesical por más tiempo (a veces entre 2 y 6 días). De esta forma, se da tiempo a la vejiga para que vuelva a funcionar normalmente.
  • Puede notar una secreción vaginal olorosa, e incluso con sangre durante una a dos semanas.
En el hogar
Cuando regrese a casa, haga lo siguiente para ayudar a asegurar una recuperación sin problemas:
  • Evite levantar objetos que pesen más de 4,5 kg (10 libras) durante seis semanas aproximadamente.
  • Evite tener relaciones sexuales durante alrededor de seis semanas.
  • Evite insertar cualquier elemento en la vagina (p. ej., tampones) durante seis semanas aproximadamente.
  • Consiga ayuda para las tareas del hogar durante algunos días después de la cirugía.
  • Beba grandes cantidades de líquido y siga una dieta saludable, con alto contenido de fibras para que las heces sean blandas.
  • Asegúrese de seguir las instrucciones del médico.

Llame a su médico
Después de salir del hospital, comuníquese con su médico si se presenta cualquiera de las siguientes situaciones:
  • Signos·de infección, incluso fiebre y escalofríos
  • Sangrado excesivo o cualquier secreción en el lugar de la incisión
  • Sangrado vaginal más intenso que lo normal, o secreción vaginal maloliente
  • Náuseas o vómitos
  • Dolor que no puede controlar con los medicamentos que se le administraron
  • Incapacidad para orinar por el catéter
  • Dolor, ardor, urgencia o frecuencia para orinar o hemorragia persistente en la orina
  • Tos, falta de aliento o dolor en el pecho

En caso de urgencia, llame al servicio de emergencias .




RESOURCES:
American Congress of Obstetricians and Gynecologists

National Kidney and Urologic Diseases Information Clearinghouse

CANADIAN RESOURCES:
Canadian Urological Association

The Society of Obstetricians and Gynaecologists of Canada

References:
ACOG Education Pamphlet. American College of Obstetricians and Gynecologists. Available at: http://www.acog.org/publications/patient_education/bp012.cfm . Accessed July 21, 2008.

Agarwala N, Hasiak N, Shade M. Graft interposition colpocleisis, perineorrhaphy, and tension-free sling for pelvic organ prolapse and stress urinary incontinence in elderly patients. J Minim Invasive Gynecol . 2007;14:740-745.

DeLancey JO. Functional anatomy of the female pelvis. Female Urology . Philadelphia, PA: JB Lippincott;1994:3-16.

Kobashi KC, Leach GE. Pelvic prolapse. Journal of Urology . 2000;164(6):1879-90.

Richardson AC. The anatomic defects in rectocele and enterocele. Journal of Pelvic Surgery . 1995;1:214-221.

Last Reviewed septiembre 2012



Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

 

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

 

To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.