Tiña de la Cabeza
English Version

Definición
La tiña de la cabeza es una infección del cuero cabelludo. La provoca un tipo de hongo llamado dermatofito. Ocurre más comúnmente en niños. Es muy rara en adultos.

Tiña del Cuero Cabelludo

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Causas
El hongo prospera en ambientes cálidos y húmedos. Los factores que pueden contribuir a la tiña de la cabeza incluyen:
  • Calor
  • Clima húmedo
  • Sudoración excesiva

Factores de riesgo
Los factores que pueden aumentar su probabilidad de tener tiña de la cabeza incluyen:
  • Edad: menos de 10 años
  • Raza: africana
  • Guarderías
  • Exposición a mascotas con la infección
  • Falta de higiene
  • Compartir peines, cepillos o sombreros
  • Diabetes
  • Trastorno del sistema inmune, como el virus de inmunodeficiencia humano (VIH) infección

Síntomas
Los síntomas de la tiña de la cabeza incluyen:
  • Picazón en el cuero cabelludo (no siempre está presente)
  • Porciones calvas
  • Posiblemente áreas con inflamación, úlceras o piel irritada

Si no se trata correctamente, puede causar pérdida permanente del cabello y cicatrices.

Diagnóstico
Su médico le preguntará acerca de los síntomas e historial clínico de su hijo. Se le realizará un examen físico. Usted podría ser derivado con un especialista. Los dermatólogos se especializan en problemas de la piel.

El diagnóstico se realiza con una inspección detallada del cuero cabelludo. Si el diagnóstico es incierto, el médico puede rozar el cuero cabelludo de su hijo o arrancar algunos cabellos para que sean examinados.

Las pruebas a la muestra pueden incluir:
  • Examinación microscópica
  • Cultivo micótico

Tratamiento
El principal tratamiento para la tiña de la cabeza son los medicamentos antimicóticos. Se toma oralmente.

(Nota: algunas personas no pueden tomar medicamentos antimicóticos. Dígale a su médico acerca de cualquier otro medicamento que su hijo esté tomando y cualquier problema médico que tenga.)

Los champús con medicación no son efectivos. Pueden ayudar a evitar la propagación de la infección a otra gente.

La tiña de la cabeza puede ser difícil de tratar. Puede volver a aparecer después del tratamiento. Algunas veces desaparece por sí misma en la pubertad.

Prevención
Para ayudar a reducir las probabilidades de su hijo de tener tiña de la cabeza, tome los siguientes pasos:
  • Lave con shampoo el cabello de su hijo regularmente.
  • No deje que su hijo comparta artículos para la cabeza, cepillos o peines.
  • Lave las toallas, prendas y cualquier artículo compartido usado por una persona infectada para prevenir el contagio a otras personas en el hogar.
  • Lleve a sus mascotas al veterinario para que reciban tratamiento si desarrollan sarpullido en la piel.




RESOURCES:
American Academy of Dermatology

Centers for Disease Control and Prevention

CANADIAN RESOURCES:
Canadian Dermatology Association


References:
American Academy of Dermatology. Tinea (dermatophyte) infections. American Academy of Dermatology website. Available at: http://www.aad.org/professionals/Residents/MedStudCoreCurr/DCTineaInfections.htm . Accessed September 27, 2005.

American Academy of Family Physicians. Diagnosis and management of common tinea infections. American Academy of Family Physicians website. http://www.aafp.org/afp/980700ap/noble.html . Accessed September 27, 2005.

American Academy of Family Physicians. Tinea infections: athlete’s foot, jock itch, and ringworm. American Academy of Family Physicians website. http://www.aafp.org/afp/980700ap/980700b.html . Accessed September 27, 2005.

DynaMed Editorial Team. Tinea capitis. EBSCO DynaMed website. Available at: http://www.ebscohost.com/dynamed/what.php . Updated June 28, 2010. Accessed November 11, 2010.

Last Reviewed septiembre 2012



Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

 

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

 

To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.