Demencia Vascular
English Version

Definición
La demencia vascular es la tercera causa más frecuente de demencia . Es causada por enfermedad de los vasos sanguíneos pequeños del cerebro. Las partes del cerebro llamadas materia blanca (así como la materia gris subcortical) se lesionan, con frecuencia debido a pequeñas apoplejías múltiples.

Vasos sanguíneos cerebrales saludables y lesionados

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.
Causas
La demencia vascular se manifiesta cuando las células debajo de la superficie del cerebro (la corteza) reciben una provisión inadecuada de oxígeno y de nutrientes y, una tras otra, mueren. Este proceso se debe al endurecimiento de los vasos sanguíneos dentro de la materia blanca del cerebro, lo que afecta la provisión de sangre. En consecuencia, el suministro de oxígeno y de nutrientes a las neuronas y las células de respaldo también se ven afectadas.

Se desconoce la causa exacta. Sin embargo, los factores que desempeñan una función en la causa de la enfermedad incluyen:

Factores de riesgo
La demencia vascular usualmente afecta a personas mayores. La demencia vascular y la demencia por Alzheimer pueden presentarse juntas y hacer que el diagnóstico de una sobre la otra sea difícil. Otros factores que aumentan el riesgo de la enfermedad incluyen:
  • Presión arterial alta (el factor de riesgo que más se asocia)
  • Enfermedades cardiovasculares
  • Endurecimiento de los vasos sanguíneos (aterosclerosis y lipohialinosis)
  • Diabetes
  • Tabaquismo
  • Afecciones que hacen que se formen coágulos en la sangre
  • Trastornos Genéticos

Síntomas
En algunos pacientes, los síntomas aparecen de repente con cambios neurológicos como los causados por una apoplejía. A veces, las pequeñas apoplejías que generan demencia vascular pueden presentarse sin otros síntomas. Esto hace que la afección sea difícil de detectar.

En ciertos casos, los síntomas pueden estabilizarse o incluso mejorar. A pesar de esto, en la mayoría de los pacientes, la enfermedad continua avanzando.

Los síntomas principales de la demencia vascular incluyen:
  • Inicio abrupto
  • Deterioro progresivo de:
    • Las habilidades intelectuales
    • La velocidad de procesamiento
    • Habilidades cognoscitivas y motoras
  • Pérdida progresiva de la memoria
  • Manera de caminar más lenta e inestable
  • Síntomas neurológicos focales

Otros síntomas que se pueden presentar en las personas que padecen esta enfermedad incluyen:
  • Incontinencia
  • Risa, llanto o sonrisas en momentos inapropiados
  • Dificultad para hablar
  • Dificultades para deglutir
  • Parálisis de uno de los lados del cuerpo
  • Apatía (pérdida de interés en las actividades normales)
  • Inactividad
  • Depresión
  • Síntomas similares al Parkinson , que incluyen:
    • Temblor
    • Pérdida de la coordinación
    • Pérdida de la movilidad del tronco
  • Convulsiones
  • Apoplejías
  • Confusión nocturna
  • Paranoia
  • Desorientación

Diagnóstico
Los síntomas de la demencia vascular pueden ser similares a otras causas de demencia, como por ejemplo enfermedad de Alzheimer .

El médico le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes clínicos, y le realizará un examen físico. Las pruebas pueden incluir:
  • Resonancia magnética : un examen que usa ondas magnéticas para tomar imágenes del cerebro
  • Tomografía computarizada : un tipo de radiografía que usa una computadora para tomar imágenes del cerebro
  • Tomografía computarizada por emisión de fotones simples (SPECT, por sus siglas en inglés): una prueba que busca la degeneración funcional de la materia blanca del cerebro
  • Prueba neuropsicológica
  • Ecografía de las arterias carótidas
  • Ecocardiograma : una prueba que utiliza ondas sonoras de alta frecuencia para examinar el tamaño, la forma y el movimiento del corazón; para examinar las causas de las apoplejías
  • Electrocardiograma (ECG, EKG): una prueba que registra la actividad cardíaca al medir las corrientes eléctricas a través del músculo cardíaco; para examinar las causas de las apoplejías
  • Análisis de sangre para comprobar la existencia de problemas relacionados con la coagulación de la sangre
  • Electroencefalograma (EEG): un examen de las anomalías en los patrones de ondas cerebrales

Tratamiento
No existe una cura conocida de la demencia vascular. La mayoría de los pacientes mueren en un lapso de 5-10 años que se detectó la enfermedad. La reducción de los factores de riesgo y el alivio de los síntomas son importantes para intentar retrasar el progreso de la enfermedad y de mejorar la calidad de vida.

Se pueden dar medicamentos para ayudar a limitar o controlar los síntomas y posiblemente para aminorar la evolución de la enfermedad. Éstos incluyen:
  • Medicamentos para controlar:
  • Medicamentos antidepresivos
  • Nimodipina: puede ayudar a mejorar la función cognitiva a corto plazo
  • Medicamentos utilizados para tratar la enfermedad de Alzheimer, como donepezilo (por ejemplo, Aricept) y memantina (por ejemplo, Namenda)

Prevención
No existen pautas definitivas para la prevención de la demencia vascular. Sin embargo, lo siguiente puede ayudar a reducir los riesgos:
  • No fume. Si fuma, deje de hacerlo.
  • Ingiera una dieta que es baja en grasa y baja en sal .
  • Si toma alcohol, hágalo con moderación. El consumo moderado de alcohol es dos copas al día para los hombres y una copa al día en el caso de las mujeres.
  • Revise su presión arterial y sus niveles de colesterol regularmente (por lo menos una vez al año).
  • Evite la presión arterial baja. Si se marea cuando se pone de pie o tiene antecedentes de desmayo , hable con su médico.




RESOURCES:
Alzheimer’s Association

National Institute of Neurological Disorders and Stroke

CANADIAN RESOURCES:
Alzheimer Society of Canada

Heart and Stroke Foundation of Canada

References:
Aminoff MJ, Greenberg DA, Simon RP. Disorders of cognitive function. Clinical Neurology, Access Medicine website. Available at: http://www.accessmedicine.com/content.aspx?aID=2079000 . Accessed February 4, 2009.

American Academy of Family Physicians website. Available at: http://www.aafp.org/online/en/home.html .

Binswanger’s disease—revisited. Neurology . 1995;45: 626-633.

Bowler JV, Hachinski V. Vascular Dementia. In: Gilman S, ed. MedLink Neurology website. Available at http://www.medlink.com . Accessed February 4, 2009.

National Institute of Neurological Disorders and Stroke website. Available at: http://www.ninds.nih.gov .

Roman GC. Brain hypoperfusion: a critical factor in vascular dementia. Neurol Res . 2004;26:454-458.

Roman GC, Erkinjuntti T, Wallin A, et al. Subcortical ischaemic vascular dementia. Lancet Neurology . 2002;1:426-436.

Ropper AH, Brown RH. Degenerative diseases of the nervous system. Adams and Victor's Principles of Neurology, Access Medicine website. Available at: http://www.accessmedicine.com/content.aspx?aID=976498 . Accessed February 4, 2009.

Vascular dementia. EBSCO DynaMed website. Available at: http://www.ebscohost.com/dynamed/what.php Updated January 24, 2009. Accessed February 4, 2009.

Last Reviewed marzo 2013



Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

 

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

 

To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.