Reducción de Fractura
English Version

Definición
Es un procedimiento para colocar los fragmentos de hueso en su alineación correcta. Existen de dos tipos:
  • Reducción cerrada: se coloca el hueso sin hacer ninguna incisión en la piel.
  • Reducción abierta: implica cortar a través de la piel para realinear los huesos.

Razones para realizar el procedimiento
Una reducción se hace para regresar un hueso roto a su posición original. Esto se hace debido a las siguientes razones:
  • Para que el hueso pueda sanar más apropiada y rápidamente
  • Para reducir el dolor y prevenir una deformidad posterior
  • Para permitir al paciente recuperar el uso del hueso y de la extremidad

Factores de riesgo de complicaciones durante el procedimiento
  • Edad avanzada
  • Afección clínica preexistente
  • Una fractura abierta (herida a través de la piel hasta el hueso)
Qué esperar
Antes del procedimiento
Probablemente, el médico hará lo siguiente:
  • Examen físico
  • Una radiografía del hueso fracturado
  • Proveer de una tablilla al hueso roto para disminuir el riesgo de lesiones adicionales

En los días previos al procedimiento:
  • No tome aspirina ni otros antiinflamatorios durante una semana antes de la cirugía, a menos que el médico indique lo contrario. Es posible que también tenga que dejar de tomar anticoagulantes. Por ejemplo, clopidogrel (Plavix), warfarina (Coumadin) o ticlopidina (Ticlid). Consulte con el médico.
  • Consiga que alguien lo transporte de su casa al lugar donde se practica el procedimiento y viceversa.
  • Consiga que alguien lo ayude en el hogar al regresar del hospital.
  • La noche anterior, coma una comida liviana y no ingiera ni beba nada a partir de la medianoche.

Durante el procedimiento
Líquidos intravenosos, anestesia, posiblemente un sedante

Anestesia
Para la reducción abierta: anestesia local o general, posiblemente con un sedante

Descripción del procedimiento
Se puede reducir un hueso mediante el método abierto o cerrado. El método de tratamiento depende del tipo y de la ubicación de la fractura.

Reducción abierta : este método se utiliza si el hueso está fragmentado o si es difícil reducirlo, y puede requerir tornillos y una placa para sostener los fragmentos en su lugar. El doctor hará un corte en la piel que cubre la ruptura con el objeto de exponer los fragmentos. Los fragmentos de hueso son removidos a su posición original y se atornillan con la placa o se puede utilizar un rodillo para realinear los huesos a su lugar. Para fracturas extremadamente graves se requiere el reemplazo con un implante de hueso natural o artificial. El doctor cierra la incisión con suturas y la cubre con una tablilla, además, se puede usar férula o yeso para proteger el área afectada.

Reducción abierta de tibia

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Reducción cerrada : el médico manipula los fragmentos de hueso, los vuelve a colocar en la posición normal mediante tracción y aplica un yeso o una tablilla para mantenerlos en su lugar. No se hace incisión.

Después del procedimiento
El médico inmovilizará el hueso con un yeso, una tablilla o una férula, y probablemente ordene otra radiografía para asegurarse de que el hueso se encuentra en la posición correcta.

¿Cuánto durará?
Esto depende del hueso y de la gravedad de la lesión.

¿Dolerá?
La anestesia impide sentir dolor durante el procedimiento. Si siente dolor durante la recuperación se le puede suministrar medicamento contra éste.

Posibles complicaciones
  • Partículas de grasa de la médula ósea o coágulos sanguíneos se pueden desprender y viajar hasta el pulmón.
  • Problemas relacionados con la anestesia
  • Daño al nervio que pueda causar pérdida de sensibilidad
  • Necesidad de una cirugía adicional en caso de que el hueso no pueda sanar apropiadamente
  • Infección ósea o de la médula ósea ( osteomielitis )
Hospitalización promedio
En general, no hay hospitalización o ésta dura hasta 3 días, según la gravedad de la fractura y el progreso de la recuperación. A veces, es necesario un tipo de rehabilitación física más intensivo.

Cuidado posoperatorio
  • Repose el brazo o la pierna afectada sobre almohadas para elevarlos por encima del nivel del corazón.
  • Mueva delicadamente las articulaciones sanas y los dedos de los pies.
  • Mantenga el yeso, la tablilla o cualquier clase de soporte limpio y seco.
  • Espere hasta que el "yeso para caminar" este completamente seco antes de empezar a andar en él.
  • No apriete la envoltura del yeso ni desprenda ninguna parte de él.
  • Mantenga fuera del yeso toda clase de objetos, suciedad y polvo.
  • No trate de rascarse bajo el yeso.
  • Siga las instrucciones de su médico en lo relativo a cambios con su vestuario con relación a los clavos ortopédicos.
  • Puede necesitar muletas o cabestrillo.
Resultado
Los huesos pequeños pueden sanar en un período de 3 a 6 semanas, pero a los huesos grandes les puede tomar más tiempo. Se debe recomendar una actividad específica y un programa de rehabilitación para acelerar la recuperación y proteger el funcionamiento del área afectada. Algunos pacientes pueden volver a trabajar o retomar las actividades diarias a los pocos días usando un yeso o una tablilla. Algunos pueden necesitar más rehabilitación física.

Llame a su médico si ocurre lo siguiente
  • Dolor severo o inusual que no se alivie con medicamentos para el dolor
  • Signos·de infección, incluso fiebre y escalofríos
  • Enrojecimiento, inflamación, aumento del dolor, sangrado excesivo o secreción del sitio de la incisión
  • Falta de aire
  • Entumecimiento y/o picazón en la extremidad lesionada o en partes distintas
  • Pérdida de movimiento en lo dedos de las manos o de los pies del brazo o pierna lesionada
  • El yeso se siente muy apretado
  • Sensación de ardor o de punzadas bajo el yeso
  • Enrojecimiento de la piel alrededor del yeso
  • Comezón persistente bajo el yeso
  • Grietas o manchas que se presentan en el yeso
  • Decoloración blanca, azul o negra en los de dedos de la mano y de los pies, el brazo o la pierna



RESOURCES:
American Academy of Orthopaedic Surgeons

American Orthopedic Society

CANADIAN RESOURCES:
Canadian Orthopaedic Association

Canadian Orthopaedic Foundation

References:
American Academy of Orthopaedic Surgeons website. Available at: http://www.aaos.org/ . Accessed October 14, 2005.

Last Reviewed noviembre 2012



Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

 

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

 

To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.