Amniocentesis
English Version

Definición
La extracción de una pequeña cantidad de líquido amniótico (el agua que rodea al feto) del útero.

Amniocentesis

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Razones para realizar el procedimiento
La amniocentesis se realiza más frecuentemente por las siguientes razones:
  • La madre tiene más de 35 años (en el momento del parto)
  • Antecedentes familiares de anomalías cromosómicas
  • Antecedentes familiares de trastornos congénitos
  • Antecedentes familiares de anomalías del tubo neural (problemas de crecimiento de la columna vertebral y el cerebro, como espina bífida o anencefalia)
  • Para determinar si los pulmones del bebé han madurado
  • Resultados anormales de análisis de sangre anteriores, como la alfafetoproteína (AFP) del suero materno.

Las células del líquido amniótico se cultivan en el laboratorio durante 1 a 2 semanas. Se les realizan pruebas para detectar cualquiera de los siguientes problemas, de acuerdo con los factores de riesgo:

Anomalías cromosómicas
La prueba de laboratorio estándar detecta casi el 99% de todas las anomalías cromosómicas. Por lo general, los resultados están listos en 14 días.

Los cromosomas faltantes o adicionales pueden provocar graves anomalías físicas de nacimiento, retraso mental , o ambos. El más frecuente es el síndrome de Down , causado por un cromosoma adicional n.° 21.

Enfermedades genéticas hereditarias
Los ejemplos son:

Por lo general, los resultados de las pruebas de enfermedades genéticas hereditarias están listos en un plazo de 1 a 5 semanas.

Defectos del tubo neural
La prueba estándar mide una proteína llamada alfafetoproteína (AFP). Detecta el 99% de todas las anomalías abiertas de tubo neural. Los resultados están listos en una semana o menos.

Factores de riesgo de complicaciones durante el procedimiento
  • Obesidad
  • Cirugía abdominal previa
  • Infección previa en órganos pélvicos
¿Qué esperar?
Anestesia
Local (opcional).

Descripción del procedimiento
Se lleva a cabo en el consultorio del médico o en la clínica del hospital. Por lo general, se realiza cuando una mujer está en la semana 16 del embarazo.

El médico le realizará una ecografía para elegir un lugar seguro donde se insertará la aguja. Se higieniza el abdomen y se inserta una aguja muy fina en el útero a través del abdomen. Se extraen unas pocas cucharadas de líquido amniótico.

Después de retirar la aguja, el médico se asegurará de que la frecuencia cardíaca del feto sea normal. En la mayoría de los casos, se utilizan imágenes ecográficas durante el procedimiento.

¿Cuánto durará?
La localización del feto y la inserción de la aguja pueden demorar hasta 20 minutos. La extracción del líquido demora cinco minutos. Se le pedirá que permanezca en la camilla durante otros 15 a 20 minutos para relajarse.

¿Dolerá?
Algunas mujeres comentan que el procedimiento no duele en absoluto. Otras mujeres sienten cólicos cuando la aguja ingresa en el útero o presión durante pocos minutos mientras se extrae el líquido.

Posibles complicaciones
Es un procedimiento de rutina. Generalmente, es seguro pero tiene algunos riesgos:
  • Aborto natural : el riesgo promedio de aborto natural es inferior a 1 en 200. La amniocentesis oportuna (antes de las 15 semanas) puede tener un riesgo algo mayor: inferior a 1 en 100.
  • Hemorragia, cólicos y pérdidas de líquido de la vagina: ocurren en aproximadamente el 1% de las mujeres que se someten a una amniocentesis. Por lo general, no provoca un aborto natural. Si presenta estos síntomas, llame a su médico.
  • Infección: poco frecuente. Se toman precauciones importantes para evitarla.
  • Daño al feto: el riesgo de que la aguja toque el feto es sumamente bajo.
  • Problemas de Rh : si tiene un tipo de sangre Rh negativo, y el padre del bebé tiene sangre Rh positiva, debe recibir una inyección de inmunoglobulina de Rh después del procedimiento. Esto ayuda a prevenir la enfermedad del Rh en el bebé.
  • Repetición de la prueba: muy poco frecuente. Es posible que el médico no obtenga la cantidad suficiente de líquido amniótico o que el análisis de laboratorio no se pueda realizar por el mismo motivo. Nada de esto significa que algo esté necesariamente mal con el embarazo, pero la amniocentesis tendrá que repetirse.

La decisión de realizar o no la amniocentesis generalmente depende de los riesgos específicos de cada persona, sus preocupaciones y antecedentes familiares.

Hospitalización promedio
Ninguna

Cuidado posoperatorio
  • Descanse durante 24 horas después del procedimiento
  • Evite hacer esfuerzos físicos en las primeras horas, como levantarse o permanecer de pie
  • Báñese como acostumbra
  • No realice ejercicio pesado ni tenga relaciones sexuales durante 24 horas
Resultado
Los resultados estarán disponibles en un plazo de 10 a 14 días. Aproximadamente el 95% de las mujeres que se someten a una amniocentesis tiene resultados normales. Ninguna prueba prenatal puede garantizar el nacimiento de un bebé saludable. La amniocentesis presenta un índice de precisión del 99,4% al 100% en el diagnóstico de anomalías cromosómicas.

Llame al médico si ocurre lo siguiente
  • Signos·de infección, incluso fiebre y escalofríos
  • Náuseas o vómitos
  • Dolor o calambres en la parte inferior del abdomen u hombro
  • Sangrado o pérdida de flujo vaginal
  • Enrojecimiento, inflamación, dolor en aumento, sangrado excesivo o secreciones en el sitio de la amniocentesis
  • Síntomas nuevos e inexplicables



RESOURCES:
American Congress of Obstetricians and Gynecologists

American Pregnancy Association

CANADIAN RESOURCES:
Canadian Women's Health Network

The Society of Obstetricians and Gynaecologists of Canada

References:
Amniocentesis. March of Dimes website. Available at: http://search.marchofdimes.com/cgi-bin/MsmGo. . Accessed June 5, 2008.

Later Childbearing. American College of Obstetrics and Gynecology website. Available at: http://www.acog.org/publications/patient_education/bp060.cfm . Accessed June 5, 2008.

Last Reviewed octubre 2012



Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

 

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

 

To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.