Envenenamiento de la sangre
English Version

Definición
El envenenamiento de la sangre es una enfermedad causada por una infección o la propagación de su toxina a través del torrente sanguíneo. La presencia de bacterias en la sangre se llama bacteriemia.

En general, los pequeños brotes de niveles bajos de bacterias en la sangre no causan problemas. Si las bacterias persisten, pueden provocar septicemia, una afección grave que puede causar la muerte.

Causas
La septicemia se produce cuando existe una gran cantidad de agentes infecciosos en la sangre. Las infecciones por hongos y parásitos también pueden provocar esta afección. La infección inicial con frecuencia proviene de:

Flujo de sangre cerca de la herida por quemadura

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.
Las bacterias también pueden ingresar al torrente sanguíneo directamente desde una fuente exterior. Una aguja sucia utilizada por un consumidor de drogas intravenosas (i.v.) puede causar este tipo de infección. En algunos casos, se desconoce la fuente de la infección.

Pequeñas cantidades de bacterias pueden ingresar a la sangre al recibir atención odontológica o al cepillarse los dientes. El sistema inmunitario del cuerpo debe luchar contra estas bacterias.

Factores de riesgo
Estos factores aumentan la probabilidad de desarrollar septicemia:
  • Enfermedad u hospitalización reciente
  • Salud delicada debido a una edad muy avanzada
  • Sistema inmunitario deficiente debido a:
    • Cáncer o quimioterapia para el tratamiento del cáncer
    • Diabetes
    • SIDA u otra afección inmunodepresora, como una enfermedad autoinmunitaria o una deficiencia inmunitaria
    • Medicamentos inmunodepresores necesarios después de un trasplante
  • Tratamiento médico con un mecanismo invasor
  • Abuso de drogas por vía intravenosa (i.v.)

Síntomas
Los primeros síntomas dependen del sitio de la infección.

Cuando la afección se convierte en septicemia, los síntomas incluyen:
  • Fiebre y escalofríos
  • Temperatura baja
  • Palidez de la piel
  • Apatía
  • Cambios en el estado mental
  • Respiraciones aceleradas
  • Incremento de la frecuencia cardíaca
  • Disminución de la diuresis
  • Baja presión arterial
  • Choque
  • Problemas de sangrado o coagulación

Diagnóstico
El médico le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes clínicos. Se le realizará un examen físico. Si se sospecha de septicemia, el médico intentará localizar la fuente de la infección.

Las pruebas incluyen:
  • Varios hemocultivos para confirmar el diagnóstico de septicemia
  • Análisis de orina y de sangre para verificar los signos de la infección
  • Cultivos de orina , esputo, heces y otras secreciones para verificar la existencia de bacterias o de otros agentes infecciosos
  • Radiografías : una prueba que usa radiación para registrar imágenes de las estructuras internas del cuerpo
  • Tomografía computarizada : un tipo de radiografía que utiliza una computadora para registrar imágenes de las estructuras internas del cuerpo
  • Resonancia magnética : una prueba que utiliza ondas magnéticas para registrar imágenes de las estructuras internas del cuerpo
  • Otras pruebas especiales según la fuente de la infección

Tratamiento
Esta afección necesitará un tratamiento intensivo. El tratamiento hace hincapié en la causa de la infección inicial.

El tratamiento oportuno aumenta las probabilidades de sobrevivir. Puede ser necesario aplicar métodos de reanimación para asistir en la respiración y la función cardíaca. En general, los pacientes necesitan ser observados en una unidad de cuidados intensivos.

Medicamentos
Se administrarán antibióticos por vía intravenosa (i.v.) para combatir la infección inicial y para eliminarla de la sangre. Se le administrarán antibióticos por vía oral cuando reciba el alta del hospital.

Cirugía
Algunas veces, es necesaria una cirugía para extraer o drenar la infección inicial.

Cuidados de apoyo
Es probable que reciba otros medicamentos, líquidos por vía intravenosa (i.v.) y oxígeno. En algunos casos, puede ser necesario realizar transfusiones de sangre y aplicar un respirador (para ayudarlo a respirar). La necesidad de un tratamiento adicional depende de cómo responde el cuerpo. Por ejemplo, puede necesitar diálisis renal si se manifiesta una insuficiencia renal.

Prevención
No siempre es posible prevenir el envenenamiento de la sangre. Al evitar el abuso de drogas intravenosas (i.v.), tiene menos probabilidades·de sufrir septicemia. Los profesionales de la salud también deben implementar medidas para impedir la propagación de estas infecciones. La obtención de atención médica inmediata para tratar las infecciones puede disminuir el riesgo de septicemia.




RESOURCES:
National Center for Infectious Diseases, Centers for Disease Control and Prevention

Society of Critical Care Medicine

CANADIAN RESOURCES:
Communicable Disease Control Unit (Manitoba Health, Public Health Branch)


References:
Bone RC. Pulmonary & Critical Care Medicine . 1998 ed. St. Louis, MO:Mosby-Year Book, Inc.;1998.

Cecil RL, Goldman L, Bennett JC. Cecil Textbook of Medicine . 21st ed. Philadelphia, PA:WB Saunders Company;2000.

Conn HF, Rakel R. Conn's Current Therapy 2001 . 53rd ed. Philadelphia, PA:WB Saunders Company;2001.

Kasper DL, Harrison TR. Harrison’s Principles of Internal Medicine . 17th ed. New York, NY:McGraw Hill;2008.

Mandell GL, Douglas RG, Bennett JE, Dolin R. Principles and Practice of Infectious Diseases . 5th ed. Philadelphia, PA:Churchill Livingstone, Inc.;2000.

Last Reviewed octubre 2012



Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

 

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

 

To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.