Dispareunia
English Version

Definición
La dispareunia hace referencia al dolor en el área pélvica que se siente durante las relaciones sexuales o después de ellas. Puede afectar tanto a hombres como a mujeres, aunque es más frecuente entre las mujeres.

Causas
Mujeres
Se cree que entre 75 y 80% de los casos se deben a factores físicos.

Al principio, el dolor ocurre durante la penetración por la vagina pero disminuye con el tiempo. A menudo, esto sucede por no tener lubricación suficiente debido a la falta de excitación y estimulación sexual. También puede ser causada por algunos medicamentos. Los antihistamínicos pueden provocar sequedad. El uso de duchas vaginales frecuentes también puede ocasionar problemas.

En las mujeres, puede haber otras causas:

En general, los factores psicológicos no están involucrados pero pueden estar asociados con:
  • Traumas sexuales previos (violación o abuso)
  • Sentimientos de culpa
  • Actitudes negativas hacia el sexo

Estos factores pueden provocar una condición denominada vaginismo , que consiste en contracciones involuntarias y dolorosas de los músculos vaginales. Por lo general, esto es una respuesta a un trauma sexual anterior u otras circunstancias dolorosas.

Hombres
Las causas más comunes de dolor en los hombres son:

El dolor ocurre en el momento de la eyaculación.

El dolor que se siente mientras se produce una erección puede estar asociado con:
  • Inflamación del prepucio
  • Pérdida de elasticidad del prepucio
  • Traumatismo en el pene
  • Herpes o verrugas genitales
  • Alergias locales o irritación
  • Curvatura del pene debido a la enfermedad de Peyronie

Factores de riesgo
Los factores de riesgo que incrementan su probabilidad de padecer dispareunia son:

En mujeres:
  • Síntomas postmenopáusicos
  • Tomar medicamentos que producen sequedad vaginal

En hombres y mujeres, las infecciones virales o bacterianas pueden ser la causa.

Síntomas
El dolor asociado con la dispareunia puede:
  • Sentirse durante la relación sexual o después
  • Incluir picazón, ardor, dolor punzante
  • Sentirse en las siguientes regiones:
    • Vagina
    • La uretra
    • La vejiga
    • Pelvis
    • El pene
    • Testículos
  • Ocurrir durante todas las fases del contacto sexual o sólo durante la penetración profunda
  • También puede sentirse al usar un tampón (la tela absorbe el lubricante natural de la vagina)

Sistema Reproductor Femenino

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Diagnóstico
En general, el diagnóstico se basa en los síntomas. El médico le preguntará sobre sus antecedentes médicos y sexuales. Se le realizará un examen físico.

Para las mujeres:
  • El médico controlará la pared vaginal en busca de:
    • Señales de sequedad
    • Inflamación
    • Infección
    • Verrugas genitales
    • Cicatrización
  • El médico también realizará un examen pélvico interno en busca de:
    • Masas pélvicas anormales
    • Sensibilidad
    • Señales de endometriosis

Para hombres y mujeres:
  • El médico podría ordenar más exámenes, por ejemplo, cultivos para detectar infecciones. También se pueden utilizar estudios por imágenes, como ultrasonidos.
  • Podría ser derivado a un consejero para ayudar a determinar si hay causas psicológicas.

Tratamiento
Mujeres
  • Es posible que su médico le recomiende usar cremas o lubricantes solubles en agua que contengan estrógeno. También se pueden indicar otros medicamentos.
  • Las infecciones pueden tratarse con antibióticos o medicamentos antimicóticos.
  • También se deben tratar las infecciones virales, como herpes o verrugas genitales.
  • La endometriosis se puede tratar con medicamentos, aunque en algunos casos puede necesitarse cirugía.
Hombres
Para tratar la prostatitis y la uretritis, es posible que su médico recomiende:
  • Tratamiento con antibióticos
  • Baños de asiento (remojar la zona de la cadera y las nalgas en agua tibia)
  • Evitar el consumo de alcohol y cafeína (en caso de prostatitis)

En algunos casos, se puede realizar una cirugía para tratar el prepucio y otros problemas de erección.

Hombres y mujeres
Si no se encuentra una causa física para el dolor, la terapia sexual podría ser de ayuda. Algunas preocupaciones deben tratarse en terapia. Éstos podrían incluir:
  • Culpa
  • Conflicto interno
  • Problemas sin resolver sobre abusos del pasado
  • Necesidad de autocastigo

Prevención
  • Después del parto, se debe tener delicadez y paciencia. Espere al menos seis semanas antes de tener relaciones sexuales.
  • Utilice la higiene adecuada y reciba asistencia médica de rutina.
  • Practique sexo seguro a fin de prevenir enfermedades de transmisión sexual .
  • Una adecuada excitación y estimulación ayudan a asegurar una lubricación apropiada de la vagina.
  • Use un lubricante soluble al agua. La vaselina no se debe usar como lubricante. No es soluble en agua y puede causar infecciones vaginales.



RESOURCES:
American Academy of Family Physicians

American Congress of Obstetricians and Gynecologists

CANADIAN RESOURCES:
Sex Information and Education Council of Canada

Sexuality and U
The Society of Obstetricians and Gynaecologists of Canada

References:
Dambro M. Griffith's 5-Minute Clinical Consult . Philadelphia, PA: Lippincott Williams & Wilkins; 2001.

Female sexual dysfunction. The American Congress of Obstetricians and Gynecologists, Practice Bulletin No. 119 . April 2011.

Heim LJ. Evaluation and differential diagnosis of dyspareunia. Am Fam Physician . 2001;63(8):1535-1544.

Lightner DJ. Female sexual dysfunction [review]. Mayo Clin Proc . 2002;77:698-702.

Painful intercourse (dyspareunia). Mayo Clinic website. Available at: http://www.mayoclinic.com/health/painful-intercourse/DS01044 . Updated December 2009. Accessed January 13, 2010.

Ryan K, Kistner R. Kistner's Gynecology & Women's Health . 7th ed. St. Louis, MO: Mosby, Inc; 1999.

Last Reviewed marzo 2013



Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

 

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

 

To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.