Impétigo
English Version

Definición
El impétigo es una infección de la piel altamente contagiosa causada por una bacteria.

Impétigo: llagas en el labio superior

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Causas
El impétigo es causado por uno o dos de los siguientes tipos de bacterias:
  • Estreptococos de grupo A
  • Estafilococo

Normalmente estas bacterias se encuentran en la piel y en la nariz. Se pueden esconder bajo la piel cuando se producen pequeños cortes o picaduras de insectos o cuando la persona se rasca. Allí pueden causar una infección. A menudo, el impétigo se extiende de persona a persona.

Factores de riesgo
Los factores que pueden incrementar la probabilidad de padecer impétigo son:
  • Edad: niños en edad preescolar y escolar
  • Tocar a una persona con impétigo
  • El contacto con ropa, toallas, sábanas u otros artículos de una persona con impétigo
  • Poca higiene, particularmente cuando no nos lavamos las manos o tenemos las uñas sucias
  • Lugares concurridos donde exista contacto de persona a persona, tales como escuelas y el ejército
  • El calor y la humedad del ambiente
  • Estacional: verano
  • Falta de salud o debilidad del sistema inmunológico
  • Tendencia a tener problemas en la piel como eczema , hiedra venenosa o alergias de la piel
  • Cortes, rasguños, picaduras de insectos u otras lesiones o traumatismos de la piel
  • Varicela
  • Infecciones por insectos (como sarna , piojos o ladillas ), que causan picazón

Síntomas
Los síntomas del impétigo aparecen de 4 a 10 días después del contagio.

Los síntomas pueden incluir:
  • Granos rojos, llagas o ampollas presentes en la piel de la cara, brazos, piernas y otras partes del cuerpo que:
    • Presenten y se cubran con una costra lisa, seca y de color miel
    • Comezón
    • Incremento de tamaño
    • Extenderse, especialmente si se rascan
  • Nódulos linfáticos inflamados, en muchos casos graves

Normalmente, el impétigo es una condición bastante leve. Sin embargo, si no se trata, pueden generarse más problemas, como dolor, inflamación, diseminación de la infección, secreción de pus o fiebre. En ocasiones poco frecuentes, las personas cuyo impétigo está causado por el estreptococo del grupo A pueden tener:
  • Glomerulonefritis
  • Fiebre escarlatina
  • Enfermedad estreptocócica invasiva potencialmente mortal

Diagnóstico
El doctor examinará las lesiones de la piel y le preguntará acerca de sus síntomas e historial clínico. Un diagnóstico inicial está basado en la apariencia de las lesiones de la piel.

Si tiene impétigo, se puede realizar un cultivo de la lesión cutánea. Esta prueba revelará las bacterias específicas involucradas.

Tratamiento
El fin del tratamiento es el alivio de los síntomas y la cura de la infección.

El tratamiento puede incluir:

Antibióticos
Para una infección leve:
  • Antibióticos tópicos recetados (p. ej., mupirocina , retapamulina )
  • Antibióticos tópicos de venta libre (bastante menos efectivos), como neomicina, bacitracina o polimixina

El médico puede recetarle antibióticos orales, como:
  • Cefalosporina
  • Penicilina

En algunos casos, las infecciones por estafilococo (p. ej., MRSA ) pueden ser resistentes a estos antibióticos. En tal caso, puede ser necesario evaluar otras opciones.

Cuidado de la Piel
No toque o rasque las lesiones. Se debe lavar la piel varias veces por día. Use agua y jabón, o un jabón antibiótico. Las costras deberán ser removidas remojando el área infectada con agua caliente por alrededor de 15 minutos. Las lesiones pueden ser cubiertas ligeramente con una gaza, un vendaje o ropa.

Evitar que la Infección se Extienda
Para ayudar a evitar que se extienda la infección:
  • Lave sus bien sus manos, especialmente después de tocar alguna área del cuerpo infectada.
  • Evite el contacto con bebés recién nacidos.
  • Permanezca en casa hasta 24 horas después de iniciado el tratamiento.
  • No maneje comida en casa por lo menos durante las primeras 24 horas tras haber iniciado el tratamiento.
  • Si usted trabaja en la industria alimenticia, pregunte a su doctor cuándo es el mejor momento para regresar al trabajo.

Prevención
La prevención del impétigo involucra una buena higiene personal. Los siguientes consejos le pueden ayudar:
  • Báñese diariamente con agua y jabón.
  • Lave sus manos, cara y cabello regularmente.
  • Si tiene a su cuidado alguien con impétigo, asegúrese de lavar sus manos cada vez que toque a la persona.
  • No comparta toallas, ropa ni sábanas, especialmente con una persona que tiene impétigo.
  • Mantenga sus uñas cortas y limpias.
  • Cámbiese y lave su ropa frecuentemente.
  • No deje que sus hijos jueguen o estén en contacto cercano con alguien que tenga impétigo.
  • Lave rápidamente las heridas, como cortes, raspaduras o picaduras de insectos, con agua y jabón. Considere la aplicación de una pequeña cantidad de pomada antibiótica y cubra la herida con una venda.




RESOURCES:
American Academy of Dermatology

Kid's Health for Parents (Nemours Foundation)

CANADIAN RESOURCES
Canadian Dermatology Association


References:
American Osteopathic Association website. Available at: http://www.osteopathic.org/ .

Koning S, van der Wouden JC, Chosidow O, Twynholm M, Singh KP, Scangarella N, Oranje AP. Efficacy and safety of retapamulin ointment as treatment of impetigo: randomized double-blind multicentre placebo-controlled trial. Br J Dermatol . 2008;158(5):1077-82.

Maryland Department of Health and Mental Hygiene website. Available at: http://www.dhmh.state.md.us/ .

Nebraska Health and Human Services System website. Available at: http://www.hhs.state.ne.us/ .

Last Reviewed septiembre 2012



Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

 

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

 

To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.