Ciática
English Version
Más información a profundidad sobre esta condición

Definición
El nervio ciático comienza en la parte inferior de la columna a ambos lados. Atraviesa la parte profunda de la pelvis hasta la parte inferior de los glúteos. De ahí pasa por la parte posterior de los muslos y, al llegar a las rodillas, se divide en ramificaciones que llegan hasta los pies. La ciática es una irritación en el nervio ciático.

Dolor del Nervio Ciático

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.
Causas
La ciática es causada por la irritación o presión del nervio ciático. Esto puede ser el resultado de:

  • Hernia de disco: el material blando que se encuentra entre los huesos de la columna se desplaza y presiona el nervio al salir de la columna vertebral.
  • Artritis en la parte inferior de la espalda
  • Estenosis espinal: estrechamiento del canal espinal en el área lumbar
  • Espondilolistesis: desviación de un hueso en la parte baja de la espalda
  • Síndrome de la cola de caballo: las raíces nerviosas en la base de la médula espinal están comprimidas
  • Síndrome piriforme: espasmo del músculo piriforme
Factores de riesgo
La ciática es más común en hombres. Otros factores que pueden incrementar el riesgo de padecer ciática son:

Estilo de vida y factores de salud personal, como:

Factores ocupacionales, como:

  • Labores manuales pesadas
  • Levantar objetos pesados
  • Exposición a las vibraciones
  • Un trabajo que requiera estar de pie durante periodos prolongados e inclinarse hacia adelante
Condiciones médicas, como:

  • Fracturas en la espalda
  • Tumores
  • Infecciones
  • Problemas metabólicos, como diabetes
Síntomas
La ciática ocasiona síntomas que pueden pasar de moderados a severos. En general, la ciática puede causar:

  • Ardor, hormigueo o un fuerte dolor en la parte baja de la pierna
  • El dolor en una pierna o glúteo puede empeorar al:
    • Sentarse
    • Levantarse
    • Toser
    • Estornudar
    • Torcedura
  • Debilidad, o adormecimiento en una pierna o en el pie
Los síntomas más serios asociados con la ciática que pueden requerir atención médica inmediata incluyen:

  • Debilidad continua en una pierna o pie
  • Sensación de adormecimiento en la ingle o los glúteos
  • Dificultad al caminar, estar de pie o moverse
  • Pérdida del control intestinal o de la vejiga
  • Fiebre, pérdida de peso inexplicable u otros signos de enfermedad
Diagnóstico
El médico le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes clínicos. Se le realizará una exploración física. El médico le prestará especial atención a la espalda, las caderas y las piernas. La exploración física incluye pruebas de fuerza, flexibilidad, sensibilidad y reflejos.

Los estudios por imágenes permiten tomar imágenes de las estructuras internas. Estos incluyen lo siguiente:

Es posible que el médico deba analizarle los nervios. Esto puede realizarse con un estudio de conducción nerviosa.

Tratamiento
El objetivo del tratamiento es reducir la irritación del nervio ciático.

Las opciones de tratamiento incluyen:

Actividad
Por lo general, no se recomienda reposo en la cama. Se lo puede aconsejar durante no más de uno o dos días en los casos de dolor intenso. Su médico puede recomendarle que restrinja determinadas actividades por un tiempo y que las retome lo más pronto posible. Si se mantiene activo y hace ejercicio, es probable que se acorte el tiempo de recuperación.

Medicamentos
Los medicamentos que se usan para tratar la ciática incluyen:

  • Analgésicos con receta o de venta libre
  • Relajantes musculares para los espasmos musculares
  • Inyecciones de corticoesteroides en la espalda
  • Antidepresivos o anticonvulsivos para el dolor crónico
Fisioterapia
La fisioterapia puede incluir:

  • Compresas frías o termoterapia
  • Ejercicios de estiramiento y reforzamiento
  • Masaje
  • Tratamientos con ultrasonidos o estimulación eléctrica
  • Ejercicios para la postura e instrucciones para levantar objetos de forma adecuada
Tratamientos·alternativos
No se ha comprobado científicamente que estas terapias tengan algún efecto sobre la ciática. Sin embargo, algunas personas pueden encontrar alivio para el dolor en:

Cirugía
La cirugía puede emplearse para eliminar la presión del nervio ciático. Se realiza en situaciones de emergencia o si fracasan otros tratamientos. Los procedimientos quirúrgicos comunes son la microdiscectomía y la laminectomía lumbar.

Prevención
La ciática tiende a presentarse más de una vez. Para ayudar a reducir la probabilidad de padecer ciática, siga estos pasos:

  • Realice los movimientos corporales adecuados al practicar deportes, hacer ejercicio o levantar objetos pesados.
  • Practique una buena postura y reduzca la presión en su espina
  • Comience un programa seguro de ejercicios con el asesoramiento del médico.
  • En la medida de lo posible, evite estar sentado o de pie en la misma posición durante períodos prolongados.
  • Considere el volverse a entrenar en caso de que su trabajo requiera levantar objetos pesadas o estar sentado por mucho tiempo.



RESOURCES:
American Academy of Orthopaedic Surgeons

National Institute of Neurological Disorders and Stroke

CANADIAN RESOURCES:
Canadian Association of General Surgeons


References:
Allen C, Glasziou P, Del Mar C. Bed rest: a potentially harmful treatment needing more careful evaluation. Lancet. 1999; 354:1229-1233.

Sciatica. American Academy of Orthopaedic Surgeons website. Available at: http://orthoinfo.aaos.org/topic.cfm?topic=A00351. Updated October 2007. Accessed November 26, 2013.

Sciatica. EBSCO DynaMed website. Available at: https://dynamed.ebscohost.com/about/about-us. Updated November 22, 2013. Accessed November 26, 2013.

Sciatica. Postgrad Med. 1997;102.

Waddell G, Feder G, Lewis M. Systematic reviews of bed rest and advice to stay active for acute low back pain. Br J Gen Pract. 1997;47:647-652.

6/7/2007 DynaMed's Systematic Literature Surveillance https://dynamed.ebscohost.com/about/about-us: Peul WC, van Houwelingen HC, van den Hout WB, et al. Surgery versus prolonged conservative treatment for sciatica. N Engl J Med. 2007;356:2245-2256.

Last Reviewed November 2013



Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

 

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

 

To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.