Fractura por sobrecarga
English Version

Definición
Una fractura por sobrecarga es una grieta pequeña en el hueso. La mayoría de las fracturas por sobrecarga ocurren en la parte inferior de la pierna y de los pies. Además, pueden manifestarse en la cadera y otras áreas. La mayoría de las fracturas por sobrecarga cicatrizan de manera espontánea. Sin embargo, algunas pueden provocar fracturas completas o requerir cirugía.

Fracturas por sobrecarga de la tibia y el peroné

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Causas
Un golpe en el hueso no provoca una fractura por sobrecarga. Más bien, generalmente la provoca la sobrecarga repetida o el uso excesivo. Algunas las causas son:
  • El aumento demasiado rápido de la cantidad o intensidad de una actividad física (es la más común)
  • Cambiar de una actividad o superficie deportiva a otra
  • El uso de calzado viejo o inapropiado

Las fracturas por sobrecarga pueden empeorar con la sobrecarga física permanente. Además, el tabaquismo puede empeorar las fracturas por sobrecarga porque interfiere con la cicatrización ósea.

Factores de riesgo
Un factor de riesgo es aquello que aumenta la posibilidad de contraer una enfermedad o afección. Los factores de riesgo para una fractura por sobrecarga incluyen:
  • Sexo: femenino
  • Determinados deportes, especialmente los que incluyen saltos o carreras:
    • Tenis
    • Deportes de pista, especialmente carrera de distancia
    • Gimnasia
    • Baile
    • Baloncesto
  • Amenorrea (en las mujeres únicamente)
  • Reducción del espesor o la densidad ósea
  • Fuerza o flexibilidad muscular deficiente
  • Sobrepeso o peso por debajo de lo normal
  • Estado físico deficiente

Síntomas
Los síntomas incluyen:
  • Dolor ubicado en el hueso
  • Dolor cuando se aplica presión directamente sobre la fractura y el área que la rodea
  • Dolor cuando se aplica presión sobre la pierna afectada
  • Hinchazón y calor en el lugar de la lesión

Diagnóstico
El médico le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes clínicos, y examinará el área lesionada para buscar el dolor y la inflamación.

Las pruebas pueden incluir:
  • Radiografías : una prueba que usa radiación para obtener imágenes de las estructuras internas del cuerpo, especialmente los huesos
    • Las fracturas por sobrecarga son muy pequeñas y, normalmente, no se observan en una radiografía hasta al menos dos semanas después de que comienzan los síntomas.
  • Resonancia magnética (RM) : una prueba que usa ondas magnéticas para mostrar la hinchazón e inflamación en el interior del hueso
  • Gammagrafía ósea : una prueba que usa una sustancia radioactiva pasajera para mostrar una fractura por sobrecarga

Tratamiento
El tratamiento incluye:

Medicamentos
Los antiinflamatorios no esteroideos (AINE) pueden aliviar el dolor pero existe controversia sobre su uso para las fracturas por sobrecarga. Es posible que los AINE afecten de manera adversa la cicatrización de la fractura por sobrecarga.

Reposo
El reposo es lo más importante que puede hacer cuando se presenta una fractura por sobrecarga . Esto incluye evitar la actividad que causó la fractura y otras actividades que causen dolor. El tiempo de reposo necesario es por lo menos de 6 a 8 semanas.

Muletas o un bastón
Es posible que necesite muletas o un bastón para evitar ejercer presión sobre la pierna.

Actividad
Hable con el médico acerca de cuándo puede retomar las actividades y cómo progresar con la cantidad y tipo de actividad.

Una evolución frecuente:
  • Comience con actividades que no impliquen levantar peso, tales como nadar o andar en bicicleta.
  • Luego, puede empezar a hacer ejercicios que involucren peso pero sin impacto, como la máquina escaladora.
  • De a poco, podrá agregar actividades de bajo impacto, como una caminata.
  • Una vez que pueda hacer una caminata rápida sin sentir dolor, podrá realizar actividades con mayor impacto, como un trote ligero.
  • Esta evolución gradual continúa hasta alcanzar el mismo nivel de actividad que tenía antes de la lesión. Puede retomar las actividades por completo cuando no sienta más dolor con la palpación en el hueso.

Prevención
Para reducir la probabilidad de padecer una fractura por sobrecarga:
  • Use el calzado apropiado
  • Corra sobre superficies suaves tales como césped, tierra o ciertos caminos al aire libre.
  • Aumente gradualmente la cantidad e intensidad de una actividad.
  • No se exceda en ninguna actividad.
  • Lleve una dieta saludable que incluya alimentos con alto contenido de calcio y vitamina D .
  • Evite fumar.




RESOURCES:
American Academy of Orthopaedic Surgeons

American Orthopaedic Society for Sports Medicine

American Podiatric Medical Association

CANADIAN RESOURCES:
Canadian Orthopaedic Association

Canadian Orthopaedic Foundation

References:
Marx RG, Saint-Phard D, Callahan LR, Chu J, Hannafin JA. Stress fracture sites related to underlying bone health in athletic females. Clin J Sport Med . 2001;11:73-76.

Sanderlin BW, Raspa RF. Common stress fractures. Am Fam Physician . 2003;68(8).

Stress fractures. American Academy of Orthopaedic Surgeons website. Available at: http://www.aaos.org . Updated October 2007. Accessed June 25, 2008.

Stress fractures. Mayo Foundation for Medical Education and Research website. Available at: http://www.mayoclinic.com/health/stress-fractures/DS00556 . Updated November 3, 2006. Accessed June 25, 2008.

Wells CL. Women, Sport & Performance: A Physiological Perspective . Champaign, IL: Human Kinetics; 1991.

Wheeler P, Batt ME. Do nonsteroidal anti-inflammatory drugs adversely affect stress fracture healing? A short review. Br J Sports Med . 2005;39:65-69.

Last Reviewed septiembre 2012



Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

 

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

 

To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.