Trastorno temporomandibular
English Version
Más información en profundidad sobre esta condición

Definición
El trastorno temporomandibular (TTM) es una afección dolorosa que afecta la articulación que abre y cierra la boca. Las articulaciones temporomandibulares son las pequeñas articulaciones que están a la altura de las orejas y unen la quijada inferior (mandíbula) con el cráneo. La enfermedad puede afectar la articulación de la mandíbula o a los músculos que la rodean.

La Articulación Temporomandibular

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.
Causas
Muchas veces la causa exacta del síndrome de TTM no es clara. Las causas posibles incluyen:
  • Tensión excesiva en los músculos mandibulares
  • Alineamiento defectuoso entre los dientes inferiores y superiores y la mandíbula
  • Movimiento desequilibrado de la articulación mandibular
  • Posición o desplazamiento anormal de la articulación mandibular o del disco de cartílago dentro de la articulación
  • Artritis o un proceso inflamatorio similar en la articulación
  • Movimiento excesivo o limitado de la articulación
  • Lesión en la mandíbula o cara

Factores de riesgo
Los factores que incrementan la probabilidad de padecer TTM son:
  • Sexo: femenino
  • Edad: entre 30 y 50 años
  • Apretón o rechinido de dientes
  • Dentadura o coronas que no se sujetan adecuadamente
  • Fibromialgia
  • Estrés
  • Artritis

Síntomas
Los síntomas incluyen:
  • Dolor en la articulación temporomandibular, la mandíbula o la cara
  • Dolor que puede empeorar al masticar, bostezar o abrir la boca
  • Sonidos chillantes, rechinantes o fuertes con el movimiento de la mandíbula
  • Una sensación de cierre o enganche breve de la mandíbula mientras intenta abrirla o cerrarla o al masticar
  • Dificultad al abrir completamente la boca
  • Una mordida que se siente mal alineada, incómoda o como si estuviera cambiando frecuentemente
  • Hinchazón en la parte afectada de la cara o boca
  • Espasmo muscular doloroso en la región de la articulación temporomandibular
  • Dolor de cabeza
  • Dolor de oído
  • Dolor de cuello, hombros o espalda

Diagnóstico
El médico le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes clínicos. Se le realizará un examen físico. El examen físico puede incluir:
  • Diferentes pruebas de movimiento
  • Detección de sonidos, como clics o chasquidos, producidos por las articulaciones temporomandibulares
  • Inspección visual de la dentadura, las articulaciones temporomandibulares y los músculos de la cara y la cabeza
  • Palpación de las articulaciones y los músculos de la cara y la cabeza

Otras pruebas pueden incluir:

  • Radiografías : radiografías comunes o radiografías dentales panorámicas de la mandíbula y sus articulaciones
  • Artrografía: se registran en radiografías los movimientos de la mandíbula después de inyectar un líquido de contraste en la articulación
  • Imagen de resonancia magnética : un examen que usa ondas magnéticas para tomar imágenes detalladas de la articulación
Tratamiento
El tratamiento puede incluir:

Control del estilo de vida
  • Reposo de la mandíbula con una dieta blanda
  • Restricción del movimiento con mordidas más pequeñas
  • Aplicación de calor para aliviar el dolor
  • La terapia cognitiva conductual puede ayudar a aprender cómo evitar apretar o rechinar los dientes
Medicamentos
Los medicamentos más comúnmente usados son:

  • Paracetamol
  • Medicamentos antiinflamatorios no esteroidales
  • Miorrelajantes
  • Antidepresivos en dosis bajas
Se puede inyectar medicación en la mandíbula, por ejemplo:
  • Analgésicos (p. ej., cortisona o lidocaína)
  • Toxina botulínica (Botox): puede proporcionar alivio temporal si el dolor o los chasquidos son los síntomas principales

Fisioterapia
Para ayudar a reducir el dolor y permitir la relajación de los músculos:
  • Ejercicios de estiramiento o masajes suaves
  • Estimulación nerviosa eléctrica transcutánea (ENET)

Reducción del estrés
  • Para algunas personas puede resultar beneficioso aprender técnicas de relajación y manejo del estrés, por ejemplo:
Procedimientos dentales
Se puede confeccionar una férula o un protector bucal para relajar los músculos de la mandíbula, lo que evita apretar o rechinar los dientes. Este protector se suele usar por las noches. A veces es necesario que un dentista u ortodoncista corrija la anomalía de la mordida.

Procedimientos quirúrgicos
La cirugía es el último recurso. La efectividad de varios de los procedimientos disponibles no ha sido estudiada a fondo.

Prevención
No existen pautas para prevenir el TTM. Si tiene TTM, estos consejos pueden ayudarle a prevenir los síntomas:
  • Pregunte a su dentista si necesita una protección dental para no rechinar los dientes por la noche.
  • Trate de limitar los movimientos mandibulares y aprenda a relajar la mandíbula. Limite los bostezos poniendo el puño bajo su barbilla.
  • Evite realizar movimientos amplios de la mandíbula.
  • No mastique chicles.
  • Aprenda técnicas de relajación. Desarrolle formas efectivas de lidiar con el estrés.




RESOURCES:
American Dental Association

The TMJ Association

CANADIAN RESOURCES:
Canadian Dental Association

Canadian Society of Otolaryngology—Head & Neck Surgery

References:
Borodic GE, Acquadro MA. The use of botulinum toxin for the treatment of chronic facial pain. J Pain . 2002 Feb;3(1):21-7.

Haley DP, Schiffman EL, Lindgren BR, Anderson Q, Andreasen K. The relationship between clinical and MRI findings in patients with unilateral temporomandibular joint pain. J Am Dent Assoc . 2001;132(4):476-81.

National Institute of Dental and Craniofacial Research website. Available at: http://www.nidcr.nih.gov/ .

*Updated section on Stress Reduction on 6/29/06 according to the following study, as cited by http://www.epnet.com/dynamed/what.php : Turner JA, Mancl L, Aaron LA. Short- and long-term efficacy of brief cognitive-behavioral therapy for patients with chronic temporomandibular disorder pain: a randomized, controlled trial Pain. 2006;121(3):171-2.

Last Reviewed septiembre 2012



Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

 

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

 

To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.