Miopía e Hipermetropía
English Version

Definición
En un ojo con visión normal, la capacidad de enfoque de la córnea y cristalino se empareja con el largo del ojo. Sus ojos por lo tanto son capaces de enfocar una imagen con precisión en la retina.

En la miopía, o vista corta, la visión es mejor de cerca que a la distancia.

En la hipermetropía, con frecuencia la visión es mejor a la distancia que de cerca (aunque puede ser borrosa tanto a la distancia como de cerca).

Miopía

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Causas
Ambas condiciones son causadas por deformaciones estructurales dentro del ojo.

Miopía
En la miopía, sus ojos enfocan la imagen adelante de la retina. Esto ocurre por lo general con un globo ocular que es más largo o una córnea que está más inclinada de lo normal.

Hipermetropía
En la hipermetropía, su ojo enfoca la imagen detrás de la retina. Esto por lo general ocurre si su globo ocular es demasiado corto o la córnea tiene muy poca curvatura. Con el envejecimiento, el cristalino del ojo se vuelve menos flexible y no puede enfocar tan bien los objetos cercanos. Esta condición, llamada presbiopía, explica el desarrollo de la dificultad para ver objetos cercanos en la mayoría de personas después de los 40 años de edad.

Factores de riesgo
Un factor de riesgo es aquello que incrementa su probabilidad de contraer una enfermedad o condición. Los factores de riesgo son ligeramente diferentes para los dos tipos de trastornos de la visión.

Miopía
Tener un miembro de la familia con miopía incrementa su riesgo de este trastorno. Además, aunque las evidencias no son contundentes, algunos especialistas creen que el esfuerzo crónico de la vista, por ejemplo, al leer durante períodos prolongados o usar una computadora diariamente, puede incrementar el riesgo de desarrollar miopía.

Hipermetropía
Existen dos principales factores de riesgo para hipermetropía:
  • Edad: 40 años o mayor (hipermetropía por presbicia )
  • Miembro de la familia con hipermetropía

Síntomas
Los síntomas pueden incluir:

Miopía
  • Visión borrosa de objetos distantes
  • Ojos bizcos
  • Vista cansada
  • Dolores de cabeza
Hipermetropía
  • Visión borrosa de objetos cercanos y con frecuencia a la distancia
  • Necesidad de más luz al trabajar
  • Fatiga de los ojos
  • Dolores de cabeza
Diagnóstico
Un especialista en la visión le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes clínicos. Se le realizará un examen de la vista y se evaluará si las lentes recetadas le ayudarán a mejorar su visión.

Tratamiento
Miopía
El tratamiento puede incluir:
  • Lentes
  • Lentes de contacto blandos
  • : se usa un láser para cambiar permanentemente la forma de la córnea mediante la corrección de las células detrás de la superficie (el tratamiento quirúrgico más frecuente para la miopía)
  • Queratomileusis epitelial con láser (LASEK): procedimiento similar al LASIK, pero con una técnica distinta de remoción de la primera capa de la córnea. Supuestamente, LASEK ofrece beneficios sobre el procedimiento típico LASIK en términos de tiempo de curación más rápido y menor dolor post-quirúrgico. Sin embargo, esos beneficios se han cuestionado en estudios recientes. Se necesita más investigación para aclarar los beneficios del procedimiento LASEK.
  • Procedimiento epi LASIK ( queratomileusis in situ epitelial asistida con láser): un procedimiento híbrido que combina elementos de LASEK y de LASIK
  • Queratectomía fotorrefractaria: se usa un láser para cambiar permanentemente la forma de la córnea mediante la remoción de las células de la superficie (es un procedimiento menos frecuente)
  • Queratotomía radial: se realizan microincisiones para alisar la córnea (se realiza en pocas ocasiones)
  • Cristalino intraocular: en algunas situaciones, retirar su cristalino natal y reemplazarlo con un cristalino intraocular puede ayudar a tratar la miopía

Riesgos y Procedimientos de Procedimientos Quirúrgicos
  • Corrección debajo y encima
  • Astigmatismo
  • Problemas visuales, como deslumbrarse o tener visión doble
  • Ojos secos
  • Problemas post quirúrgicos con la curación y/u otras infecciones
  • Se desconocen en este momento las complicaciones a largo plazo (más de 10 años de seguimiento)
Hipermetropía
La mayoría de los tratamientos para la miopía se pueden aplicar también a la hipermetropía. Otro tratamiento común es el uso de lentes para leer o bifocales, que son particularmente útiles para la presbiopía. También hay técnicas de encogimiento de colágeno (es decir, queratoplastia conductiva). Para personas que se someten a cirugía de cataratas (o cirugía de intercambio de cristalino refractario), ahora hay disponibles cristalinos intraoculares que corrigen la miopía o hipermetropía y presbiopía.

Prevención
No hay indicaciones para la prevención de miopía o hipermetropía.




RESOURCES:
American Academy of Ophthalmology

American Optometric Association

National Eye Institute
National Institutes of Health

CANADIAN RESOURCES:
Canadian Association of Optometrists

Canadian Ophthalmological Society

References:
Durrie DS, Vande Garde TL. LASIK enhancements. Int Ophthalmol Clin . 2000; 40:103.

Gimbel HV, Penno EE, van Westenbrugge JA, et al. Incidence and management of intraoperative and early postoperative complications in 1000 consecutive laser in situ keratomileusis cases. Ophthalmology . 1998;105:1839.

Harrison's Principles of Internal Medicine . 14th ed. McGraw-Hill;1998.

Shortt AJ, Bunce C, Allan BD. Evidence for superior efficacy and safety of LASIK over photorefractive keratectomy for correction of myopia (Review). Ophthalmology . 2006 Nov;113(11):1897-908.

Yoo SH, Azar DT. Laser in situ keratomileusis for the treatment of myopia. Int Ophthalmol Clin .1999;39:37.

Last Reviewed septiembre 2011



Health Information Library content is provided by EBSCO Publishing, fully accredited by URAC. URAC is an independent, nonprofit health care accrediting organization dedicated to promoting health care quality through accreditation, certification and commendation.

 

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

 

To send comments or feedback to EBSCO's Editorial Team regarding the content please e-mail healthlibrarysupport@ebscohost.com.